Nuevo buscador de semillas - Descubre tu variedad

By Adam Parsons


El herpes es una enfermedad que todos preferiríamos evitar, pero ¿qué es exactamente? Muchas personas saben que las calenturas también son herpes, pero ¿en qué se diferencian del herpes genital? ¿Y qué consecuencias tienen para la salud? En este artículo analizamos los diferentes tipos de virus del herpes simple, sus síntomas, y los tratamientos actuales. También consideramos el efecto, tanto positivo como negativo, que podría tener la marihuana sobre esta afección.

¿Qué es el herpes simple?

Existen dos tipos de virus del herpes simple: tipo uno y tipo dos (también conocidos como HSV-1 y HSV-2 respectivamente), cuyas diferencias veremos más adelante.

El HSV-1 y el HSV-2 son los responsables del herpes genital y oral, siendo esta última variedad más conocida como calentura. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 3700 millones de personas[1] menores de 50 años (el 67 % de la población mundial) están infectadas por el virus HSV-1, y un 13% tiene el virus HSV-2.

Estas cifras son alarmantes, aunque en la mayoría de los casos las infecciones son asintomáticas. Pero ¿en qué se diferencian las dos variedades?

  • HSV-1 y HSV-2

El HSV-1 y el HSV-2 son parecidos, pero presentan unas diferencias importantes.

El HSV-1 es la variante más frecuente y, afortunadamente, más leve del virus del herpes simple. La mayoría de las personas se contagian durante la infancia, y posteriormente descubren que el virus les produce muy pocos o ningún síntoma. Cuando causa síntomas, estos a menudo se presentan en forma de calenturas cuando la infección es oral, y de llagas leves si es genital. En el caso de la variante HSV-1, casi todas las infecciones son orales y no suelen reaparecer, por lo que apenas plantean problemas.

El HSV-2 es menos habitual y puede ser mucho más grave. Sin embargo, la mayoría de las infecciones son asintomáticas, pero aun así se pueden propagar. Casi todos los casos de HSV-2 causan herpes genital. La mala noticia es que los brotes iniciales pueden ser graves y dolorosos, y la infección dura toda la vida. La buena noticia es que la recurrencia y gravedad de los brotes disminuye con el tiempo.

¿Cómo se propaga el herpes?

La transmisión del herpes, tanto oral como genital, se produce a través del contacto directo de la piel. Se puede contagiar con un beso, las relaciones sexuales, e incluso bebiendo del mismo vaso. Pero hay ciertas cosas que podemos hacer para reducir en gran medida las probabilidades de propagarlo/contraerlo.

En primer lugar, aunque las personas infectadas siempre son posibles agentes portadores de estos virus, resultan mucho más contagiosas cuando son sintomáticas, es decir, cuando desarrollan calenturas o llagas genitales. Así que, si tienes estos síntomas, ¡aléjate de otras personas durante un tiempo!

¿Cómo se propaga el herpes?

En el caso del HSV-1, es la única medida razonable que se puede tomar para evitar propagarlo. Dado que la mayoría de la gente lo tiene (y probablemente tú también), no besar a nadie durante toda tu vida no es una solución viable que merezca la pena. Pero en el caso del HSV-2, es un poco distinto. Aunque no es tan contagioso, los síntomas físicos suelen ser más graves, y además vienen acompañados de estrés psicológico.

El HSV-2 se transmite casi exclusivamente a través del contacto sexual, y la mayoría de los portadores no saben cómo se han contagiado. Los condones reducen las probabilidades de contraerlo, pero no las eliminan por completo. Así que, para empezar, si sabes que tienes herpes, deberás ser honesto/a incluso si no presentas síntomas. En segundo lugar, conviene saber que las mujeres son el doble de propensas que los hombres a contraer el VHS-2.

Para terminar, ambos tipos de virus pueden producir herpes neonatal, que se transmite al recién nacido durante el parto. Aunque esto no ocurre con mucha frecuencia (aproximadamente en 10 de cada 100.000 nacimientos), puede ser muy grave y causar una discapacidad para toda la vida. En la mayoría de los casos, tener herpes no es peligroso, ya que la infecciosidad se reduce de forma notable con el tiempo. Los bebés son quienes corren más peligro cuando la madre se contagia durante el embarazo y la infección está en su etapa más agresiva.

  • Síntomas del herpes

Cuando aparecen, los síntomas del herpes suelen ser desagradables y dolorosos. Cada variante del virus produce unos síntomas ligeramente distintos.

Síntomas del HSV-1

Los síntomas del HSV-1 son muy claros y casi siempre se manifiestan alrededor de la boca; e incluyen:

• Calenturas
• Llagas en la boca
• Picor y hormigueo alrededor de la boca
• Llagas y ampollas genitales/anales (poco frecuentes)

Síntomas del HSV-2

Los síntomas del HSV-2 son un poco más variados y tienden a ser más graves:

• Llagas/ampollas genitales o anales
• Fiebre, dolor corporal, inflamación de los ganglios linfáticos (en infecciones nuevas)
• Sensación de hormigueo o dolor punzante en las piernas, caderas y nalgas (antes de la aparición de nuevas ampollas/llagas)

Tratamientos para el herpes

En la actualidad existen muy pocos tratamientos para el herpes, y además producen muchos efectos secundarios. Estos remedios no curan la infección, sino que solamente alivian los síntomas. Los medicamentos antivirales, como aciclovir, famciclovir y valaciclovir, se suelen recetar para combatir ambos tipos de virus, aunque el HSV-1 se trata con fármacos en muy pocos casos.

El herpes genital, por otro lado, sí se trata con medicamentos, especialmente durante su etapa inicial. Pero, como ya hemos dicho, estas medicinas no curan y pueden tener graves efectos secundarios, como, por ejemplo:

Dolores de cabeza Mareos
Náuseas Sensibilidad a la luz
Vómitos Diarrea

Marihuana y herpes

Se habla mucho sobre el estudio del potencial de la marihuana en relación con el herpes. Esto se debe en gran parte a ciertas investigaciones que empezaron en los 80, y que se han exagerado para indicar que el cannabis podría ser la solución. Sin embargo, también hay un importante conjunto de estudios que afirman que el cannabis podría tener un efecto negativo sobre los síntomas del herpes. A continuación analizamos los resultados de los que disponemos en la actualidad.

THC

El primer estudio que hizo que la gente estableciera un vínculo entre la marihuana y el herpes se llevó a cabo en 1980. Los investigadores comprobaron que tanto el HSV-1 como el HSV-2 no se replicaban[2] en cultivos monocapa de células humanas tras la adición de THC 8 horas antes, en el momento y 8 horas después de la aparición de la infección. En 1991 se obtuvieron unos resultados parecidos[3]. Aunque ambos estudios parecen indicar que el THC podría afectar al virus del herpes, los dos se realizaron in vitro (fuera del cuerpo humano) bajo condiciones muy específicas.

Otros estudios in vivo (con animales) sugieren que el THC no es muy útil para combatir el herpes. Una investigación de 1986[4] analizó el THC en un modelo de HSV-2 en conejillos de indias, que fueron elegidos porque presentan una respuesta similar a la del ser humano frente al HSV-2. Los resultados no fueron nada prometedores. Se comprobó que cuanto mayor era la dosis de THC administrada a las cobayas, más empeoraba el herpes en comparación con el grupo de control; e incluso acabó con la vida de algunas. Un año antes, en 1985, un estudio parecido con ratones obtuvo más o menos los mismos resultados[5].

En un ámbito más amplio y más recientemente, un artículo de 2010 analizó los efectos de los cannabinoides[6] sobre distintas infecciones virales, entre las que se incluía la del HSV-1. Se observó que los cannabinoides mostraban cierto potencial para combatir algunas infecciones víricas persistentes, pero redujeron la capacidad del cuerpo para hacer frente a otras. Y el HSV-1 formaba parte de este último grupo.

CBD

En estos momentos no se está realizando ninguna investigación sobre la relación entre el CBD y el herpes. Sin embargo, un artículo de 2020[7] analizó el vínculo entre el CBD y las infecciones víricas en general. Basándose en trabajos de investigación y testimonios publicados en internet, se llegó a la conclusión de que, aunque es posible que exista una relación, faltan pruebas concretas y la mayoría de las afirmaciones no han sido corroboradas. Como consecuencia, destaca la necesidad de investigar si el CBD podría tener algún efecto sobre las infecciones virales.

¿Es buena idea consumir marihuana para combatir el herpes?

Tal y como están las cosas, no hay motivos para creer que la marihuana es una opción de tratamiento viable para el herpes. Lo mejor es ceñirse a otros remedios más probados, de los cuales el mejor es el paso del tiempo. Lo último que querrás hacer es empeorar la afección.

Dicho esto, aún es demasiado pronto para afirmar con total seguridad que la marihuana tampoco puede ofrecer una solución. El conjunto de investigaciones actuales sobre el cannabis y el herpes todavía no ha alcanzado la fase de los ensayos con humanos, por lo que es difícil llegar a una conclusión en uno u otro sentido.

¿Desaparece el herpes por sí solo?

Ningunos de los dos virus abandona el cuerpo. El HSV-1 se adormece, y a menudo produce muy pocos síntomas. A partir de ese momento, serás su anfitrión, y probablemente no sepas nada más de él (o muy poco). Aparte de usar el sentido común si desarrollas síntomas, no hay mucho más que puedas hacer si tienes HSV-1.

El HSV-2, por otro lado, puede ser más problemático a largo plazo, pero también puedes hacer ciertas cosas para controlarlo. Los síntomas suelen resurgir cuando tu sistema inmunológico se debilita. Por lo tanto, llevar un estilo de vida saludable es la mejor forma de mantener a raya al herpes. Hacer ejercicio, tomar una dieta sana y tener un buen patrón de sueño fortalecen el sistema inmunológico y frenan las infecciones por herpes, reduciendo sus síntomas e infecciosidad. Con el paso del tiempo el virus se debilitará. Pero, como siempre en estos casos, ¡más vale prevenir que curar!

Fuentes Externas
  1. Herpes simplex virus https://www.who.int
  2. The Effect of Δ-9-Tetrahydrocannabinol on Herpes Simplex Virus Replication | Microbiology Society https://www.microbiologyresearch.org
  3. Suppressive effect of delta-9-tetrahydrocannabinol on herpes simplex virus infectivity in vitro - PubMed https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov
  4. Effect of delta 9-tetrahydrocannabinol on herpes simplex virus type 2 vaginal infection in the guinea pig - PubMed https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov
  5. delta-9-Tetrahydrocannabinol decreases host resistance to herpes simplex virus type 2 vaginal infection in the B6C3F1 mouse - PubMed https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov
  6. Cannabinoids and Viral Infections - PMC https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  7. Cannabidiol for Viral Diseases: Hype or Hope? https://www.liebertpub.com
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.