El herpes no solo es una enfermedad o una afección. En realidad, es una familia de virus. Sin embargo, es responsable de muchas enfermedades graves y crónicas en el ser humano. Entre otras, varicela, herpes labial, herpes genital y mononucleosis. Una vez que contraes la infección, el virus nunca desaparece. Además, los síntomas tienden a manifestarse cuando el cuerpo sufre un estrés severo. Eso incluye las situaciones en las que el sistema inmunitario está deprimido.

Las formas más comunes del virus son herpes simple tipo 1 y herpes simple tipo 2 (o HSV-1 y HSV-2). Es posible que el herpes bucal (HSV-1) esté presente en el 30-95% de la población. Alrededor del 20% de la población de los EE.UU. tiene herpes genital (HSV-2).

¿Las buenas noticias? Parece que la marihuana puede tratar estas afecciones. ¿Por qué? La marihuana no solo tiene propiedades inmunoestimulantes, sino que también puede aliviar el estrés. Parece que los cannabinoides reducen la infecciosidad del virus y algunos de sus peores síntomas.

tratamiento de cannabis para el herpes

TODO SOBRE EL HERPES

El herpes es una enfermedad crónica que se vincula a un gran estigma social que va más allá del hecho de contraerla. Esto puede hacer que el control de la enfermedad sea muy difícil. El herpes es altamente contagioso. El herpes bucal se extiende fácilmente a través del contacto directo. Se puede contagiar por compartir un lápiz labial o un beso. El sexo oral sin protección es otro de los canales de transmisión principales.

El HSV-1 causa los brotes de herpes bucal. Se puede contraer mediante el contacto directo de la piel. El HSV-2 proviene de una infección de transmisión sexual que provoca llagas dolorosas en los genitales. ¿Lo peor? Se trata de una afección que reaparece continuamente y, en gran parte, sin avisar. El virus se reactiva con el estrés. Esto puede incluir desde la menstruación hasta el cansancio. Pero también puede incluir la sobreexposición al sol.

Para quienes lo sufren, es una batalla constante por controlar y mantener la infección a raya.

Independientemente de cómo ocurra, los brotes virales pueden interferir con las actividades cotidianas y el día a día. Suele ser incómodo, doloroso, o ambas cosas. Aún existe un gran prejuicio sobre el herpes de transmisión sexual en particular.

Los tres medicamentos principales utilizados para tratar este virus tienen efectos secundarios importantes. Aciclovir, famciclovir y valaciclovir son los medicamentos que se recetan con más frecuencia. También pueden provocar dolores de cabeza y diarrea. Es habitual sufrir vómitos. En el peor de los casos, pueden afectar a la salud mental.

Como resultado, muchos buscan alternativas más naturales.

La marihuana es una de las opciones principales a las que recurren.

¿SE PUEDE TRATAR EL HERPES CON MARIHUANA?

¿Las buenas noticias? Parece que la marihuana puede ayudar. En primer lugar, podría prevenir los brotes. Aunque es difícil encontrar datos clínicos (por supuesto), los datos disponibles son prometedores. Estudios realizados en 1980, y que se repitieron en 1991 y 2004, demuestran lo mismo: las células infectadas con HSV-1 o HSV-2 dejaron de reproducirse cuando se trataron con THC.

¿Quieres saber más? En un estudio de 1991 se demostró que el THC también reducía el índice de infección.

Los tratamientos tópicos que contienen cannabinoides también pueden reducir el dolor de los pacientes con herpes, en particular los del virus de la varicela.

En resumidas cuentas, parece que los cannabinoides tienen las propiedades adecuadas para combatir los brotes del virus. Parece que la marihuana también puede aliviar, o tratar, los factores estresantes físicos y mentales que suelen provocar el brote.

Loción de cannabis para enfermedades de la piel

¿CÓMO SABER QUÉ TIPO DE MARIHUANA ES EL CORRECTO?

Para esto, será necesario el método de prueba y error. Si tu médico es tolerante con la marihuana, pregúntale a él. Es posible que pueda sugerirte alguna cepa particular para empezar. También debes consultar en el dispensario local, incluso si quieres mantener la discreción sobre la enfermedad.

Es posible que encuentres aplicaciones de marihuana externas e internas para ayudarte con tu afección. Al ingerir cannabinoides por vía oral o fumando, estimulas tu sistema inmunitario. La marihuana tiene propiedades antivirales muy potentes. Algunas cepas medicinales se producen específicamente con ese rasgo.

Además de esto, plantéate un tratamiento tópico. Parece que los aceites y las cremas de THC, que incluso puedes preparar tú mismo, detienen el avance y mitigan el dolor de las llagas.

OTROS TRATAMIENTOS

Tener el virus del herpes significa tener una afección crónica de por vida. Eso quiere decir que es necesario realizar cambios en el estilo de vida para controlar los peores síntomas. Es fundamental llevar una alimentación saludable, hacer ejercicio de forma regular y dormir lo suficiente.

Al integrar la marihuana medicinal en el tratamiento del herpes, también deberás considerar cómo adaptarla a tu nuevo estilo de vida.

Si bien puede ser difícil asimilar el diagnóstico, se te pasará. Muchas personas que han sido expuestas al virus pueden controlarlo con algunos ajustes en su estilo de vida. ¿La mejor parte? Esta es una afección que parece ser significativamente más fácil de controlar gracias al consumo de marihuana.