El linfoma es un tipo de cáncer que no solo muestra los efectos secundarios característicos de otros tipos de cáncer, sino que además afecta al sistema inmunológico, aumentando la vulnerabilidad del paciente a sufrir otras enfermedades. Cuando se combina con tratamientos invasivos y estresantes como la quimioterapia o radioterapia, el linfoma de Hodgkin puede llegar a ser muy debilitante.

El linfoma de Hodgkin, o la enfermedad de Hodgkin, es un trastorno del sistema linfático. Los ganglios linfáticos están repartidos por todo nuestro cuerpo, incluyendo el cerebro, la médula ósea y el bazo. Son los bultitos que notas al palpar las ingles, axilas y la parte inferior de la mandíbula. Si puedes notarlos en tu médula ósea o en tu cerebro, estás presionando demasiado fuerte.

El linfoma afecta al comportamiento de los glóbulos blancos de la sangre, llamados linfocitos. Los linfocitos son cruciales para la inmunidad celular y luchan contra virus y bacterias. El linfoma de Hodgkin infecta las células responsables de crear anticuerpos.

Los anticuerpos son marcadores proteicos que nuestro cuerpo utiliza para identificar a los patógenos invasores. Cuando detecta un invasor, el sistema inmunológico empieza a trabajar para localizarlo y destruirlo. Luego, el sistema linfático drena y elimina el residuo inocuo y el cuerpo sigue funcionando correctamente, sano y ajeno al problema.

El linfoma de Hodgkin bloquea el sistema de detección y destrucción del cuerpo. Las células que normalmente habrían sido identificadas, destruidas y drenadas ahora son capaces de multiplicarse libremente. Esto suele manifestarse en el cuerpo en forma de ganglios linfáticos inflamados, normalmente en el pecho y las axilas.

Los síntomas pueden ser variables, dependiendo de dónde se haya iniciado el linfoma. Los ganglios internos hinchados pueden ejercer presión en el estómago y los intestinos, provocando náuseas. Los bultos que aparezcan en el pecho o las axilas metastatizarán al grupo de ganglios linfáticos más cercano y así sucesivamente.

Con un sistema inmunológico afectado, el paciente es más vulnerable a infecciones, enfermedades bacterianas y virus. Normalmente, cuando sufres un resfriado o una gripe, los síntomas que experimentas son la batalla que está librando tu cuerpo contra el invasor que fluye por tu sangre. Todo gracias al sistema inmunológico.

Sin un sistema inmunológico activo, una simple gripe puede ser devastadora.

Linfoma Como Afecta Al Cuerpo

CANNABIS Y LINFOMA

Aún no se han realizado estudios clínicos sobre la capacidad del cannabis para ombatir directamente el linfoma. No obstante, existen estudios que ofrecen buenos motivos para la investigación clínica sobre el efecto directo del cannabis en el linfoma de Hodgkin.

En un estudio de 2013, publicado en la revista PLOS ONE, se descubrió que la superficie de las células del linfoma de Hodgkin estaba cubierta de receptores cannabinoides. Estos receptores CB1 implican que existe la posibilidad de que los cannabinoides se unan o tengan influencia sobre ellos.

Se han obtenido resultados esperanzadores en laboratorio usando compuestos del cannabis en otras formas de cáncer. Hay cuatro mecanismos principales responsables de la efectividad de la marihuana en diferentes tipos de células cancerosas.

  1. Como antiproliferativo. Se ha descubierto que el cannabis reduce el crecimiento de los tumores.
  2. La marihuana también interrumpe la metástasis, que es el proceso de dispersión de las células cancerosas por todo el cuerpo.
  3. Como antiangiogénico. Se ha demostrado que la marihuana previene el crecimiento de los vasos sanguíneos para nutrir a los tumores. Sin un suministro de alimento, el desarrollo se inhibe. 
  4. La apoptosis es el suicidio de las células. Las células normales se crean, realizan su función, se desgastan o enferman y son desechadas mediante el sistema inmunológico. Este proceso ocurre continuamente, millones de veces al día. En cambio, las células cancerosas son aquellas que han dejado de responder a los desencadenantes del sistema inmune que normalmente se encargan de eliminar las células enfermas. Los compuestos del cannabis convencen al propio sistema de salud de las células cancerosas de que tienen que auto-destruirse, irónicamente de forma bastante similar a la acción del cáncer sobre las células sanas.

Anti Proliferativo Interrumpe Metástasis Apostosis Cannabis

CANNABIS Y CALIDAD DE VIDA

Todavía está por demostrar si el cannabis puede ser efectivo para combatir directamente el linfoma de Hodgkin. Pero podría ayudar a los pacientes mediante una serie de vías. La administración adecuada de marihuana y sus extractos puede aliviar los síntomas del linfoma, mejorando la calidad de vida en general.

DOLOR, MÁRCHATE

El dolor es el efecto secundario más común de la quimioterapia y a menudo suele ser el más difícil de sobrellevar. Algunos medicamentos quimioterapéuticos pueden causar problemas a largo plazo, como la neuropatía. La neuropatía es un trastorno autoinmune, en el cual el sistema inmunológico ataca al sistema nervioso, provocando un dolor extendido y crónico.

En general, los pacientes de marihuana medicinal prefieren recurrir a la hierba mágica, en lugar de otros medicamentos para controlar el dolor. Los analgésicos de receta pueden provocar sus propios efectos secundarios debilitantes, como intoxicación y adicción. Una buena parte del sufrimiento asociado al dolor está causado por la ansiedad ante el dolor. El clásico colocón producido al consumir cannabis puede reducir la ansiedad, haciendo que el dolor sea psicológicamente menos insoportable.

ADIÓS NÁUSEAS

Las náuseas y vómitos causados por la quimioterapia pueden ser una pesadilla. La marihuana es un antiemético probado. Los antieméticos son sustancias que alivian el vómito. Los fumadores con fines terapéuticos se benefician de antieméticos conocidos como el tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol (CBD). Poder alimentarse y digerir correctamente es parte importante de cualquier proceso de recuperación.

Algunos estudios, que se remontan a los años 70, confirman la eficacia de los compuestos cannábicos para reducir náuseas y vómitos en pacientes de quimioterapia. En las décadas posteriores, estos estudios preliminares han sido respaldados por análisis y pruebas preclínicas. Desde entonces, la marihuana con fines medicinales ha ganado aceptación y ha sido legalizada en muchos países.

MENTE SANA

Combatir enfermedades mortales conlleva el reto de mantener una buena salud mental. Las dosis controladas de THC pueden tener efectos similares a los antidepresivos. La marihuana, en sus múltiples formas, es conocida por aportar sonrisas a los rostros y euforia a las mentes.

El CBD se absorbe rápidamente y también tiene un efecto positivo sobre el estado de ánimo. Mientras muchos fármacos antidepresivos pueden tardar varias semanas en equilibrarse en el cuerpo, algunos estudios realizados con ratones sugieren que una simple dosis de CBD produce un efecto positivo sobre su estado de ánimo.

ZZZZZZZ

Dormir es parte indispensable de la vida de cualquier persona y es especialmente importante cuando se combate una enfermedad, o se está en proceso de recuperación. El dolor del linfoma o la quimioterapia puede interferir con un sueño saludable. Las investigaciones han mostrado que la marihuana contribuye a que los pacientes se duerman más rápidamente y concilien un sueño más largo y profundo.

Durante el sueño profundo, cuerpo y cerebro se someten a procesos regenerativos y restauradores. El cannabis permite un sueño profundo durante períodos más largos. Dormir bien es crucial para mantener la salud del sistema linfático e inmunitario. La falta de sueño está relacionada con una función inmunológica deficiente, que debe ser evitada a toda costa por los pacientes de linfoma.

CONCLUSIÓN

Los estudios continuarán revelando la eficacia del cannabis para tratar diferentes tipos de cáncer, incluyendo el linfoma de Hodgkin. Como hemos mencionado, aún queda por demostrar si la marihuana puede tratar directamente este tipo de cáncer. Sin embargo, el cannabis es realmente efectivo para aliviar los efectos secundarios del propio cáncer. Además, también resulta esperanzador al mitigar los efectos secundarios de tratamientos como la quimioterapia o la radioterapia.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar