La tendencia actual sobre la legalización de la marihuana es que se siga expandiendo, y las principales ligas y campeonatos deportivos están opinando sobre el consumo de la planta en el fútbol (NFL), baloncesto (NBA), artes marciales mixtas (MMA) y hockey (NHL). La Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) de los EE.UU. dejó clara su posición al respecto el 8 de junio de 2021. La comisión formada entre la liga y la Asociación de Jugadores anunció sus planes para otorgar hasta 1 millón de dólares en subvenciones para la investigación de los efectos terapéuticos de la marihuana.

La legalización de la marihuana en los EE.UU. sigue siendo confusa. A pesar de que diecinueve estados han legalizado el consumo de marihuana para adultos, la planta sigue siendo ilegal a nivel federal. La Agencia de Control de Drogas (DEA) clasifica el cannabis como una sustancia de la Lista 1. Por definición, esto significa que el uso médico de la planta no está aprobado y que presenta un alto potencial de abuso.

Los obstáculos en la investigación de calidad sobre la marihuana en EE.UU.

Cada vez que un jugador de la NFL, o cualquier otro deportista, decide consumir marihuana, técnicamente está cometiendo un delito federal. Pero la investigación realizada en todo el mundo contradice esta clasificación de la planta por parte de la DEA. El descubrimiento del sistema endocannabinoide, los resultados prometedores de varios estudios en curso y la seguridad que ofrece la hierba en comparación con otras sustancias, manifiestan grandes incongruencias en la lógica de este organismo.

Actualmente, la ley federal está poniendo trabas a los científicos que intentan estudiar los efectos de la planta. Una vez que obtienen una licencia de la DEA y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), los investigadores solo tienen acceso a muestras de marihuana[1] de mala calidad cultivadas en la Universidad de Mississippi, que no reflejan las flores de marihuana que ofrece el mercado tanto medicinal como recreativo. A lo largo del tiempo, la mayoría de las investigaciones han intentado demostrar los peligros de la marihuana, no sus posibles beneficios.

A través de esta increíble donación para la investigación por parte de la NFL y la Asociación de Jugadores, se espera dejar la pelota en el tejado del gobierno federal, por así decirlo. La agenda de la comisión está completamente vinculada a sus subvenciones. En los últimos años, la liga está aceptando mucho más la marihuana y reconoce los beneficios que puede aportar a los jugadores. Pero, ¿no hace pruebas de marihuana la NFL? En realidad, la liga llegó a un acuerdo de negociación colectiva en 2020 que cambió la política de la marihuana en la NFL y dio lugar a pruebas de drogas más permisivas. La liga declaró que no haría test de marihuana[2] a los jugadores fuera de temporada.

La marihuana también podría servir como una herramienta interesante para los jugadores de la NFL, tanto los actuales como los ya retirados, y no nos referimos simplemente al hecho de colocarse. Los estudios en curso están analizando el potencial antiinflamatorio y analgésico de la hierba, mientras que otros ven la marihuana como un posible tratamiento para la lesión cerebral traumática, una enfermedad que afecta a jugadores ya retirados.

Básicamente, lo que consiguen potenciando una investigación fructífera sobre la marihuana es ejercer presión sobre la DEA y el gobierno federal. No solamente favorece una mayor comprensión de la planta, sino que además, el hecho de que una organización tan importante y respetada se ponga del lado de la marihuana medicinal, ayuda a cambiar el punto de vista del gran público. Con esta donación, la NFL se une a las filas de gigantes como Amazon y varios bancos de inversión para presionar al gobierno a cambar su postura sobre la marihuana. Ya se sabe que, por lo general, con dinero las cosas van más rápido.

Cannabis medicinal en la NFL: investigación y beneficios para los jugadores

¿Podría la marihuana ayudar a los jugadores de la NFL a soportar las lesiones?

Pero, ¿qué puede ganar realmente la NFL invirtiendo tanto dinero en la investigación de la marihuana? A ver, este campo de estudio teóricamente podría abrir una opción terapéutica para mantener la calidad de vida de los jugadores, tanto en el mejor momento de sus carreras como en la jubilación y la vejez.

  • Dolor

Imagínate pasar toda tu carrera profesional corriendo a toda velocidad y chocar contra hombres gigantes. Obviamente, los jugadores de la NFL entrenan su cuerpo continuamente para poder soportarlo, pero los músculos, tendones, ligamentos y huesos son capaces de adaptarse solo hasta cierto punto. El esfuerzo constante a lo largo del tiempo tiene un gran impacto sobre el cuerpo. Aunque puede que los jugadores no experimenten un dolor constante hasta que su carrera está más avanzada, los deportistas de la NFL ya retirados toman una cantidad total de analgésicos cuatro veces mayor que la población general.

Por desgracia, los opioides suelen ser la primera opción y son sustancias que crean adicción. Un estudio realizado en la Universidad de Washington encuestó a 644 jugadores retirados de la liga entre 1979 y 2008. La investigación descubrió que el 52% de los jugadores consumían opioides y el 71% de ellos cumplían los criterios de abuso[3].

Pero los opioides no son las únicas moléculas con las que se puede tratar el dolor. Los estudios en curso están analizando el papel de la marihuana para aliviar los dolores crónicos, las fasciculaciones y las molestias.

La planta contiene más de 500 moléculas interesantes, y más de 100 de ellas se clasifican como cannabinoides. Estos químicos se unen a determinados receptores ubicados por todo nuestro cuerpo que pertenecen (en gran parte) al sistema endocannabinoide (SEC). Esta red regula una amplia gama de procesos fisiológicos, incluida la modulación del dolor.

Artículo relacionado
CBD y dolor: ¿Funciona?

Tomemos como ejemplo el THC. Este cannabinoide psicotrópico se une a un receptor llamado CB1, que está muy presente por todo el sistema nervioso. Este sitio modula la regulación del dolor[4] y actúa en todas las áreas del sistema nervioso central que controlan la señalización del dolor. Los investigadores que estudian la marihuana están analizando el papel del THC y otros cannabinoides en relación con diversas formas de dolor crónico[5], incluido el dolor neuropático e inflamatorio.

Pero los cannabinoides no son los únicos compuestos de la marihuana que los investigadores están estudiando para tratar el dolor. Actualmente, los científicos están investigando las moléculas de los terpenos aromáticos humuleno, geraniol, linalool y pineno por su potencial analgésico[6].

  • Lesión cerebral traumática

Los jugadores de la NFL no solo sufren consecuencias constantes en el cuerpo. También suelen experimentar traumatismos bruscos en la cabeza. Los hallazgos sugieren que la gran mayoría de los jugadores de la NFL desarrollan una enfermedad cerebral progresiva conocida como encefalopatía traumática crónica (ETC) como resultado de golpes repetidos en la cabeza y episodios de conmoción cerebral.

Esta enfermedad, también conocida como demencia pugilística de los boxeadores ("punch-drunk"), implica el encogimiento del cerebro y la acumulación anormal de proteínas que hacen que las células no funcionen correctamente. Los síntomas de la ETC incluyen:

Pérdida de la memoria a corto plazo Cambios de humor
Confusión y desorientación Dificultad para pensar
Anomalías del habla Parkinsonismo



A pesar de la gravedad de esta enfermedad, los profesionales médicos tienen dificultades a la hora de diagnosticar, ya que los escáneres cerebrales habituales no suelen detectar las señales. Por lo tanto, la enfermedad se manifiesta principalmente en la autopsia. Un estudio publicado en el Journal of the American Medical Association analizó los cerebros[7] de 111 ex jugadores de la NFL fallecidos, y se descubrió que 110 de ellos sufrían ETC, un pronóstico alarmante para los jugadores vivos.

Ahora, los investigadores están explorando la marihuana en busca de terapias para tratar la enfermedad, y una estrella retirada de la NFL ha dado un paso al frente para pagar los gastos. Calvin Johnson, ex jugador de los Detroit Lions, ha realizado una donación de seis cifras[8] a su propia empresa Primitive, esperando que su financiación ayude a su negocio de marihuana medicinal a desarrollar un tratamiento para la ETC.

  • Fracturas

Correr a toda velocidad y chocar contra otra persona aumenta las probabilidades de sufrir una fractura, como era de suponer. Estas colisiones pueden causar fracturas en los huesos de todo el cuerpo, desde pies y manos hasta la columna. Los jugadores que sufren una fractura se someten al tratamiento habitual de escayola y fisioterapia.

¿Recuerdas que hemos mencionado que los receptores cannabinoides están por todo el cuerpo? Bueno, algunos de ellos están ubicados en la membrana de las células óseas. Nuestros huesos están en constante estado de remodelación. Las células llamadas osteoblastos depositan nuevos tejidos, mientras que los osteoclastos eliminan el hueso viejo. La alimentación, el ejercicio y el SEC juegan un papel importante a la hora de mantener este equilibrio, y las interrupciones pueden conducir a enfermedades como la osteoporosis (una reducción de la densidad ósea).

La presencia del SEC en el esqueleto significa que los cannabinoides pueden modular este sistema. Por ejemplo, los receptores CB2 se manifiestan tanto en los osteoblastos como en los osteoclastos y estimulan la formación[9] de hueso. Los investigadores están estudiando si los cannabinoides podrían desempeñar un papel en la curación de las fracturas a través de este mecanismo.

Un equipo de científicos de Tel Aviv, Israel, está realizando estudios en ratas sobre los efectos del CBD (cannabidiol) en las fracturas femorales medias (el hueso grande que se extiende desde la cadera hasta la rodilla). Hasta ahora, han probado el cannabinoide no psicotrópico en este tipo de fracturas durante ocho semanas[10].

Cannabis medicinal en la NFL: investigación y beneficios para los jugadores

Pero los investigadores no se limitan al CBD. Al fin y al cabo, la marihuana contiene más de 100 fitocannabinoides. También están estudiando el CBG (cannabigerol) en busca de posibles propiedades de cicatrización ósea[11]. Esta molécula, conocida como cannabinoide madre, actúa como precursora del THCA y CBDA (cuando está en forma de CBGA).

¿Hay más candidatos en los tricomas de las flores de la marihuana para tratar las fracturas? Parece que sí. Los científicos están estudiando el terpeno betacariofileno en el campo de la remodelación ósea. Esta molécula es uno de los terpenos más abundantes en la marihuana, además de otras hierbas y especias como la melisa, el trébol y el romero. El betacariofileno también actúa como cannabinoide, ya que se une directamente a los receptores CB2, convirtiéndose en un candidato interesante[12] para la remodelación ósea posterior a la fractura.

  • Osteoartritis

La osteoartritis (OA) implica la degeneración del cartílago articular. El impacto constante que experimentan los jugadores de la NFL causa desgaste en este tejido conectivo y termina afectando al hueso subyacente. Las lesiones de rodilla anteriores también aumentan el riesgo de desarrollar OA, y los jugadores de la NFL experimentan frecuentes desgarros en los ligamentos que mantienen estable la articulación de la rodilla. Esto significa que son especialmente propensos a desarrollar OA de forma temprana[13].

Entonces, ¿cómo puede intervenir la marihuana? Bueno, los investigadores han identificado componentes del SEC en el tejido sinovial, las membranas que rodean las articulaciones. Ahora, los estudios se están inclinando hacia la investigación del papel de los cannabinoides[14] concretamente en el dolor y la inflamación de las articulaciones por OA.

  • Recuperación

Los jugadores de la NFL, y la mayoría de los deportistas, ponen a prueba su cuerpo casi todos los días. Durante sus ejercicios de preparación y entrenamiento de fuerza hasta los de la competición, recorren la línea fina entre una recuperación adecuada y una lesión que puede poner fin a su carrera. Los músculos, como motores del cuerpo, reciben un golpe particularmente intenso, de ahí que a menudo se vea a deportistas de élite sumergirse en baños de hielo y entrar en cámaras criogénicas como parte de su programa de recuperación.

Ahora, los investigadores están estudiando el CBD como un medio para aumentar las estrategias de recuperación deportiva. Los científicos están analizando los efectos del cannabinoide en lo que respecta al dolor muscular y la recuperación[15].

  • Ansiedad

¿Te imaginas participar en un juego de alto riesgo frente a millones de personas, donde un error podría costar a tu equipo la derrota y dejar tu reputación por los suelos? Por supuesto, los jugadores de la NFL tienen a su disposición algunos de los mejores psicólogos deportivos del mundo, para ayudarles a superar cualquier tipo de ansiedad o malestar. Pero el CBD también podría ayudarles a superar el exceso de preocupación y a centrarse en el juego. Los investigadores están estudiando el papel del CBD en la reducción de la ansiedad durante situaciones de alta presión[16]. ¿Sería posible ver pronto a los jugadores de la NFL tomando cápsulas de CBD antes de un partido para calmar los nervios?

El futuro de la marihuana medicinal en el fútbol americano

No se puede negar que lo más probable es que se produzcan cambios en la política de la NFL respecto a la marihuana, y seguramente en un futuro muy cercano. A medida que otras autoridades deportivas reducen las restricciones, la enorme fuerza del fútbol americano tiene pocas razones para no seguir su ejemplo, especialmente considerando los beneficios potenciales de la planta para las numerosas lesiones que causa el deporte a corto y largo plazo.

Fuentes Externas
  1. Cannabis research stalled by federal inaction https://cen.acs.org
  2. NFL Players Can Smoke Marijuana Without Discipline Starting 4/20 https://www.insider.com
  3. Retired NFL players using painkillers – Washington University School of Medicine in St. Louis https://medicine.wustl.edu
  4. Cannabinoids and Pain: New Insights From Old Molecules https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  5. Frontiers | Cannabinoids and Pain: New Insights From Old Molecules | Pharmacology https://www.frontiersin.org
  6. Cannabis sativa terpenes are cannabimimetic and selectively enhance cannabinoid activity | Scientific Reports https://www.nature.com
  7. High Prevalence of Evidence of CTE in Brains of Deceased Football Players - For The Media - JAMA Network https://media.jamanetwork.com
  8. Can Marijuana Help Treat CTE? Former NFL Star Partners With Harvard To Find Out https://www.greenentrepreneur.com
  9. Cannabinoids and the skeleton: from marijuana to reversal of bone loss - PubMed https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov
  10. Cannabidiol, a Major Non-Psychotropic Cannabis Constituent Enhances Fracture Healing and Stimulates Lysyl Hydroxylase Activity in Osteoblasts https://asbmr.onlinelibrary.wiley.com
  11. Chapter 99 - Potential Medical Uses of Cannabigerol: A Brief Overview https://www.sciencedirect.com
  12. β-Caryophyllene promotes osteoblastic mineralization, and suppresses osteoclastogenesis and adipogenesis in mouse bone marrow cultures in vitro https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  13. Early-onset arthritis in retired National Football League players - PubMed https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov
  14. Cannabis and joints: scientific evidence for the alleviation of osteoarthritis pain by cannabinoids https://www.sciencedirect.com
  15. Cannabidiol and Sports Performance: a Narrative Review of Relevant Evidence and Recommendations for Future Research https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  16. Cannabidiol Reduces the Anxiety Induced by Simulated Public Speaking in Treatment-Naïve Social Phobia Patients https://www.ncbi.nlm.nih.gov
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.