20% de descuento en aceite de CBD con el código CBD20

By Luke Sumpter


El melanoma sigue siendo la forma de cáncer de piel que más muertes causa. Cada año, cientos de miles de personas son diagnosticadas de esta enfermedad, y se prevé que las cifras sigan aumentando. Si se detecta a tiempo, el melanoma se puede extirpar a través de cirugía, pero si no se controla, se propaga rápidamente a los ganglios linfáticos y otras regiones. En la actualidad, los investigadores están analizando el papel del sistema endocannabinoide en el cáncer, con estudios que están probando el THC y el CBD en modelos de esta enfermedad.

¿Qué es el melanoma?

El melanoma es una forma severa de cáncer de piel, de la que existen muchos tipos. Estas enfermedades reciben el nombre de los tipos de células de la piel en las que surgen. Mientras que el carcinoma basocelular (CBC) se origina en las células basales de la piel, el melanoma se forma en los melanocitos, las células especializadas que producen el pigmento melanina que oscurece la piel en respuesta a la radiación UV.

Aunque el melanoma es menos común que otros cánceres de piel, sigue siendo el que más muertes causa. Esta enfermedad es el quinto cáncer más habitual en el Reino Unido, con más de 8000 casos nuevos cada año. Entre estos, el 29% de los casos se presentan en pacientes de 75 años o más. A pesar de acabar con la mayor cantidad de vidas de cualquier forma de cáncer de piel, su tasa de supervivencia se ha duplicado en los últimos 40 años, y ahora más del 87% de los pacientes diagnosticados de melanoma sobreviven a la enfermedad durante los primeros 10 años o más.

Aunque el melanoma tiene un mejor pronóstico en comparación con algunos tipos de cáncer, se prevé que las tasas de melanoma aumenten en un 7% para 2035 solo en el Reino Unido. Teniendo esto en cuenta ¿qué es lo que provoca exactamente la aparición del melanoma?

  • Causas del melanoma

Todos los cánceres provienen de una raíz genética. En circunstancias normales, las células dañadas o anómalas son destruidas y reemplazadas por células sanas. Sin embargo, en casos de cáncer, estas células problemáticas comienzan a dividirse, multiplicarse y, a veces, extenderse por todo el cuerpo (un proceso conocido como metástasis). Los cambios en ciertos genes que controlan cómo se dividen y crecen las células son la base del cáncer. Algunos de estos cambios tienen carácter hereditario, mientras que otros son consecuencia directa de factores ambientales o del estilo de vida.

En lo que respecta al melanoma, el sol tiene la mayor parte de culpa. Pero no te confundas, también necesitamos el sol para tener una salud ideal. La exposición a los rayos emitidos por esta bola gigante de gas permite que las células de nuestra piel sinteticen la vitamina D, una hormona clave que ayuda a calmar la inflamación y a reducir el crecimiento de células cancerosas.

Sin embargo, los rayos del sol contienen radiación ultravioleta (UV). La exposición excesiva a los rayos UV puede dañar el ADN de las células de la piel. Esto cambia la forma en que funcionan las células de la piel, haciendo que comiencen a dividirse de manera anormal y dando como resultado un cáncer de piel.

  • Factores de riesgo de sufrir melanoma

Existen varios factores de riesgo que aumentan las posibilidades de desarrollar melanoma. Estas variables incluyen:

Exposición excesiva a rayos UV Antecedentes familiares con melanoma
Presencia de lunares en la piel Piel clara, pecas y cabello claro
Antecedentes de otros cánceres de piel Vejez
Género masculino Sistema inmunológico débil
  • Síntomas del melanoma

Los melanomas se parecen mucho a los lunares normales. Sin embargo, hay varias diferencias visuales fundamentales que permiten a los médicos el poder distinguirlos. Éstas incluyen:

  • Se hacen más grandes con el tiempo
  • Cambian de forma y color
  • Producen picor y dolor
  • Sangran o desarrollan una apariencia costrosa
  • Son asimétricos y tienen un borde irregular
Síntomas del melanoma

Tratamientos actuales para el melanoma

Los tratamientos disponibles para el melanoma varían según la fase de la enfermedad. El melanoma en fase 1 y fase 2 presenta crecimientos cancerosos que no han comenzado a propagarse. El tratamiento convencional durante este tiempo implica la cirugía realizada bajo anestesia local, para eliminar las células anómalas.

El melanoma en fase 3 es cuando las células cancerosas se extienden a los ganglios linfáticos cercanos. En este caso, los cirujanos realizan una disección de los ganglios linfáticos bajo anestesia general. Sin embargo, este procedimiento puede provocar complicaciones en el sistema linfático que provocan la acumulación de líquido en las extremidades.

La marihuana y el cáncer de piel

Entonces ¿cómo puede intervenir la marihuana en todo esto? Mientras que muchos pacientes optan por seguir el curso del tratamiento tradicional, otros deciden buscar alternativas. Dada la popularidad del CBD, en internet se pueden encontrar todo tipo de artículos sobre la investigación del CBD y el cáncer de piel. Aunque internet muestra un montón de anécdotas, la falta de datos científicos concretos hace que no tenga mucha credibilidad.

No existen ensayos en humanos que hayan estudiado el CBD o el aceite de marihuana en el cáncer de piel. De hecho, hay muy pocos ensayos en humanos que hayan probado la marihuana contra enfermedades en personas en general; las décadas de prohibición y la situación legal actual de la marihuana en muchos países hacen que llevar a cabo este tipo de investigaciones sea muy difícil, casi imposible.

Sin embargo, estas restricciones no han impedido que los investigadores prueben los cannabinoides en células de cáncer de piel y sujetos animales. Estos primeros estudios ofrecen información sobre lo que los investigadores podrían encontrar cuando finalmente se realicen ensayos en humanos. A continuación, te guiaremos a través de estas investigaciones. Pero primero, vamos a analizar brevemente cómo actúan los cannabinoides en el cuerpo.

  • El sistema endocannabinoide y el cáncer

Probablemente ya hayas oído hablar del sistema endocannabinoide (SEC). Esta red, conocida como el regulador universal del cuerpo humano, se extiende por todo nuestro cuerpo ayudando a mantener en equilibrio todos nuestros sistemas fisiológicos (un estado conocido como homeostasis). Los investigadores descubrieron el SEC gracias a la marihuana. Lo descubrieron mientras estudiaban cómo los compuestos de la planta, es decir, los cannabinoides como el THC, afectan al cuerpo. Con el tiempo, descubrieron una gran red de receptores, moléculas de señalización y enzimas en muchos tejidos del cuerpo, desde el cerebro y los huesos hasta el sistema inmunológico y el aparato digestivo.

Pero los cannabinoides no solo están presentes en la planta de marihuana. Nuestros cuerpos producen su propia versión, llamada endocannabinoides (donde "endo" significa "dentro"). Las enzimas del SEC producen y descomponen los endocannabinoides a demanda, y estas moléculas de señalización se unen a los receptores del SEC para crear los cambios necesarios en una gran cantidad de células diferentes.

Al principio, los científicos descubrieron dos receptores en el SEC: CB1 y CB2. Sin embargo, otras investigaciones han expandido los componentes al endocannabinoidoma, un sistema muy amplio que abarca un montón de receptores, enzimas y moléculas de señalización.

Debido a que los cannabinoides como el THC tienen una estructura similar a nuestros propios endocannabinoides, pueden unirse a los mismos receptores, lo que a su vez influye en el sistema responsable de mantener bajo control otros sistemas corporales.

Como los componentes del SEC están por todas partes, no es de extrañar que los investigadores hayan estudiado cómo afecta este sistema al cáncer. Gracias a estos esfuerzos, los científicos descubrieron que el SEC desempeña un papel en la tumorigénesis (la acumulación de mutaciones malignas en las células normales) y la inhibición del crecimiento tumoral. Estos descubrimientos han llevado a algunos investigadores a considerar los receptores del SEC como objetivos terapéuticos potenciales en el cáncer.

Curiosamente, el SEC también juega un papel fundamental en la fisiología de la piel. En este sentido, ayuda a controlar la proliferación, crecimiento, diferenciación, apoptosis (muerte celular programada) y producción de hormonas. La presencia del SEC en la piel y su potencial como objetivo terapéutico en el cáncer están impulsando a los investigadores a estudiar los cannabinoides en modelos de cáncer de piel.

El sistema endocannabinoide y el cáncer

¿Qué dice la investigación sobre los cannabinoides y el melanoma?

El papel de los cannabinoides en los casos de melanoma sigue sin estar claro. A continuación, veremos las pruebas disponibles sobre el THC y el CBD en relación a la enfermedad.

  • THC y melanoma

Has oído hablar del THC como el principal cannabinoide psicoactivo responsable del efecto de subidón que provoca la marihuana. Esta molécula produce estos efectos tan apreciados al unirse directamente al receptor CB1. Sin embargo, el THC también se une a otros sitios receptores del SEC, incluido el CB2.

Los investigadores están interesados en estudiar cómo afecta el THC a las células de melanoma, particularmente a la autofagia, el proceso por el cual las células se devoran a sí mismas cuando se dañan. Un estudio publicado en el Journal of Investigative Dermatology probó el THC contra las células de melanoma y los investigadores buscaron varios resultados, incluida la activación de la autofagia, la pérdida de viabilidad celular y la activación de la apoptosis.

Investigaciones posteriores identificaron la presencia tanto de CB1 como de CB2 en células de melanoma. Esto llevó a los científicos a probar el THC en modelos roedores con la enfermedad. Se propusieron evaluar cualquier reducción tumoral causada por el cannabinoide y también administraron THC a ratones sin receptores cannabinoides para comparar la diferencia en los resultados.

  • CBD y melanoma

El CBD influye en el SEC de una manera muy diferente en comparación con el THC. Tiene una baja afinidad de unión a los receptores CB1 y CB2, pero se une a un sitio conocido como TRPV1, un tercer receptor cannabinoide muy interesante. El CBD también interfiere con las enzimas del SEC, es decir, la amida hidrolasa de ácidos grasos (FAAH), que descomponen nuestros endocannabinoides.

Debido a que el CBD es el segundo cannabinoide más abundante en la mayoría de las variedades, los investigadores también han realizado estudios para ver cómo afecta la molécula al melanoma. Un artículo de 2021 publicado en el Journal of Immunoassay and Immunochemistry probó cuatro concentraciones diferentes de aceite de CBD al 99% en células de ratones con melanoma. Durante el experimento, buscaron signos de que el CBD inhibiera el crecimiento de células de melanoma.

Otro estudio realizado en 2021 probó diferentes fórmulas de CBD en células de melanoma. Los investigadores administraron aceite de CBD Charlotte's Web a algunas células y CBD purificado a otras. A lo largo del estudio, evaluaron los efectos sobre la migración e invasión celular.

La historia de Rick Simpson

Muchas personas sintieron curiosidad por la conversación sobre marihuana y cáncer de piel tras escuchar la historia de Rick Simpson. Al recibir un diagnóstico de carcinoma de células basales, el ahora famoso canadiense decidió aplicar aceite de Rick Simpson (RSO), un extracto de marihuana cruda de alta potencia. La película "Run From the Cure" documenta su viaje. El RSO ganó muchísima popularidad y miles de personas han compartido sus experiencias por internet tras probar el preparado.

La investigación sobre marihuana y melanoma todavía está en sus inicios

Por desgracia, la falta de estudios en humanos significa que es demasiado pronto para saber cómo afecta la marihuana al melanoma y al cáncer de piel en general. Sin embargo, los primeros estudios que se centran en el papel del SEC en el cáncer y la aplicación de cannabinoides en modelos celulares y animales justifican una mayor investigación. Todavía nos encontramos en los comienzos del uso de marihuana para tratar la mayoría de las enfermedades humanas. Sin embargo, esto cambiará gracias a los grandes avances legales y al creciente interés económico.

Si tienes curiosidad sobre el uso de marihuana para cualquier enfermedad, debes consultar siempre a tu médico para que te aconseje.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.