Encuentra el equilibrio con la Royal Highness.


La Royal Highness ofrece grandes cantidades de CBD junto con niveles moderados de THC. Desciende de un linaje mítico de genética rica en CBD, y aun así ejerce un efecto que eleva la mente y enrojece los ojos. Activa el sistema endocannabinoide en dos direcciones proporcionando una experiencia completa, brindando realmente lo mejor de ambos mundos.

Además de proporcionar un perfil de cannabinoides muy interesante, la Royal Highness cuenta con una apariencia única y sorprendente. Es una variedad muy llamativa que impresionará a cualquiera que tenga la suerte de visitar tu cultivo, y cuando la hierba esté curada sorprenderá a tus amistades fumetas.

En general, la Royal Highness destaca como una variedad singular, casi incomparable; y no hay duda de que aportará un toque distinto a tu cultivo. ¿Estás pensando en cultivar esta variedad rica en cannabidiol? Para conocerla al detalle, consulta la información a continuación.

Análisis genético de la Royal Highness: la descendencia de la Respect y la Dancehall

Antes incluso de comenzar el proceso de creación de la Royal Highness, el equipo de criadores de Royal Queen Seeds desarrolló una visión de lo que querían lograr exactamente. El objetivo era simple: crear una variedad con niveles muy elevados de CBD pero que aun así ejerciera un potente efecto psicoactivo.

Como buenos expertos en la materia, nuestros criadores sabían exactamente por dónde empezar. La Juanita la Lagrimosa ostenta la corona como la variedad rica en CBD más legendaria. El equipo de criadores utilizó esta variedad para dar lugar a una serie de cepas ricas en CBD. En lugar de acudir directamente a esta variedad, decidieron utilizar cepas fiables y descendientes de su linaje.

Primero, optaron por incluir la Dancehall 24 en la mezcla. Esta señorita de dominancia sativa desciende de las cepas Juanita la Lagrimosa y Kalijah, y ha ganado premios gracias a su subidón cerebral y energético. Su perfil de terpenos terrosos y afrutados también la convirtió en un éxito en el mundo de la marihuana. Después de pensarlo un poco, nuestro equipo se decidió por la Respect 13 como la segunda cepa ascendiente. Sus niveles medios de THC y su perfil rico y complejo de terpenos serían una gran aportación a la mezcla.

Tras varias generaciones de cruces, surgió la Royal Highness como un fenotipo estable con un perfil genético muy equilibrado, compuesto por un 60% de genética sativa y un 40% de índica.

Análisis genético de la Royal Highness: la descendencia de la Respect y la Dancehall

Royal Highness
Respect 13 x Dancehall 24
550 - 600 gr/m2
60 - 100 cm
9 - 10 Semanas
THC: 14%
Sativa 60% Indica 40%
425 - 475 gr/plant
80 - 110 cm
Principios de Octubre
Calmante, Lúcido

Comprar Royal Highness

Cultivar la Royal Highness: un espectáculo en cualquier cultivo

La Royal Highness se ha ganado la reputación de ser una variedad resistente y versátil. Tanto cultivadores principiantes como veteranos pueden disfrutar de los frutos que proporciona esta variedad sin demasiadas complicaciones. Proporciona resultados ideales cuando se cultiva en invernaderos y armarios en zonas con climas templados, pero también puede soportar temperaturas exteriores ligeramente más frías si se cultiva en macetas y parterres.

Las plantas se convertirán enseguida en las protagonistas de tu cultivo interior o exterior, dando lugar a unas tonalidades impresionantes de verde oscuro y violeta oscuro, casi negro. Las plantas de interior mantienen un tamaño pequeño, sin llegar a superar los 60-100cm de altura, dependiendo de la medida del recipiente que se utilice. Este tamaño reducido hace que esta variedad sea ideal para cultivar con discreción y sin llamar la atención. En casos más extremos, es capaz incluso de adaptarse a un armario modificado o una maceta de 5 litros.

En interior, puede producir cosechas respetables de 550-600g/m². Responde bien a técnicas como el entrenamiento de bajo estrés, algo que te ayudará a potenciar al máximo su productividad. Para crear una copa más productiva y además mantener bajo control su tamaño, te recomendamos aplicar un poco de poda apical y main-lining. Las plantas estarán listas para cortar después de nueve semanas de floración.

Las plantas de exterior crecen un poco más, hasta alcanzar estaturas de 80-110cm. Para cultivar con discreción tendrás que aplicar poda apical y entrenamiento de bajo estrés, ya que te permitirá mantener las plantas más cerca del suelo y evitar que te pillen. Para disimular el olor durante la fase de floración y también defenderla de los insectos plaga, se recomienda poner plantas asociadas al principio de la temporada.

También recomendamos enriquecer el suelo con compost orgánico y hongos micorrizas, para mejorar la salud del sistema de raíces y evitar que los microbios patógenos ataquen la zona de las raíces. Las plantas de exterior suelen producir unos 425-475g por planta y estarán listas para cosechar a principios de octubre.

Royal Highness: proporción de cannabinoides y efectos

La Royal Highness presenta un ratio muy equilibrado de CBD:THC de 1:1, por lo que ejerce un efecto multifacético que se dirige a cuerpo y mente casi por igual, dando como resultado un efecto psicoactivo y relajante que no te dejará fuera de combate.

El contenido de THC de la variedad produce sensaciones de energía cerebral y un estado de ánimo elevado, mientras que el CBD te mantiene con los pies en la tierra con un efecto lúcido y de claridad mental. Este equilibrio único de cannabinoides convierte a la Royal Highness en una variedad excelente para promover estallidos de inspiración sin profundizar demasiado.

Aroma, sabor y posibilidades comestibles de la Royal Highness

Las hermosas y oscuras flores de la Royal Highness activan las papilas gustativas con cada calada. Los terpenos afrutados y especiados que recuerdan a una Haze de primera clase, hacen que sea extremadamente agradable y apetecible para fumar. Los aficionados a cocinar con marihuana también se divertirán mucho con esta variedad. Tiene sabores suaves que se complementan bien tanto con platos salados como dulces, y su perfil de cannabinoides es ideal para comidas que sumergen la mente en un estado alegre y dialogante. Recomendamos esta variedad para hacer barritas de frutas, vinagretas para ensaladas y otros aperitivos saludables o refrescantes.

Aroma, sabor y posibilidades comestibles de la Royal Highness

Vaporizar la Royal Highness

Fumar y comer comestibles de la Royal Highness da lugar a efectos agradables, pero con el vaporizador entra igual de bien. De esta manera, su rico y complejo perfil de terpenos se vuelve mucho más evidente. Fumar expone la hierba a temperaturas extremadamente altas, y algunos de los terpenos volátiles se degradan durante el proceso. Sin embargo, al vapear, las temperaturas son más bajas y esto ayuda a mantener intactas estas moléculas cargadas de sabor. Dependiendo de la temperatura podrás dirigirte a terpenos específicos; puedes probar varias configuraciones de tu vaporizador para descubrir cómo te gusta más vapear esta variedad.

Royal Highness: devuelve el equilibrio a tu vida

La Royal Highness cuenta con una proporción equilibrada de cannabinoides, una estética impresionante y cosechas gratificantes, por lo que sigue ganándose los corazones de amantes del THC y del CBD a partes iguales. Pruébala en primera persona para experimentar realmente lo mejor de ambos mundos.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.