Dada la creciente demanda de tratamientos naturales y asequibles que sean además seguros, muchos quieren averiguar qué puede ofrecer el cannabis. Un caso especialmente importante es el tratamiento de la fibromialgia.

La marihuana lleva mucho tiempo ya en el punto de mira de las investigaciones médicas. Por si no lo sabes ya, la marihuana produce de forma natural cientos de cannabinoides y terpenoides que interactúan beneficiosamente con el cuerpo humano. El sistema endocannabinoide de nuestros cuerpos es lo que hace esto posible. Es una compleja red de receptores cannabinoides situados en el sistema nervioso, el cerebro y el resto del cuerpo que se relacionan con los compuestos de la marihuana.

CONOCE MÁS DEL SISTEMA ENDOCANNABINOIDE

El sistema endocannabinoide tiene una función muy importante en nuestros cuerpos, regulando funciones vitales como el ánimo, los patrones de sueño, inflamaciones, apetito, sensaciones de dolor y memoria (por nombrar algunas). El cannabis produce varios tipos de cannabinoides que son conocidos por encajar como anillo al dedo con los receptores cannabinoides del sistema endocannabinoide. Por tanto, tienen la capacidad de desencadenar diferentes procesos en nuestro sistema. Los principales receptores cannabinoides de este sistema son el CB1 y el CB2.

Los receptores CB1 se encuentran principalmente en las neuronas del cerebro, sistema nervioso y ciertos órganos y tejidos como bazo y corazón.

Los receptores CB2 se encuentran fundamentalmente en las células del sistema inmune llamadas microglias. Su función aun no está clara, pero se sabe que tienen mucho que ver con el alivio del dolor en el cerebro.

En la actualidad, se sigue investigando como una deficiencia de endocannabinoides en el organismo puede estar vinculado a un número de síntomas como:

- Rigidez muscular

- Dolores crónicos

- Fatiga y dolores de cabeza

- Problemas de intestino y vejiga

- Insomnio y trastornos de sueño

- Depresión y moral baja

No es una sorpresa que el cannabis tenga un sinfín de beneficios positivos si tenemos en cuenta estos aspectos, los cannabinoides definitivamente ayudan al sistema endocannabinoide a realizar sus funciones en el cuerpo humano.

cannabis y fibromialgia

CANNABIS, SISTEMA ENDOCANNABINOIDE Y FIBROMIALGA

La fibromialgia es una enfermedad que provoca todos los síntomas mencionados anteriormente. La causa de este trastorno es muy discutida, pero los investigadores empiezan a vincular estos síntomas con el sistema endocannabinoide.

"Niveles deficientes de cannabinoides pueden ser la causa oculta de varias enfermedades que el cannabis ayuda a paliar" - Ethan Russo, Investigador Senior del grupo GW Pharmaceuticals.

Russo escribía esto en su ensayo "Clinical Endocannabinoid Deficiency", donde destacaba que el sistema endocannbinoide une el cerebro con ciertas partes y funciones del cuerpo, por lo que un desequilibrio de cannabinoides en nuestro cuerpo podría interrumpir esa conexión. También descubrió que el THC sustituye al endocannabinoide natural de nuestro cuerpo, la anandamida, reduciendo así la hipersensibilidad.

Un estudio dirigido por la doctora Mary-Ann Fitzcharles, una profesora de medicina de la McGill University investigaba los beneficios medicinales que los cannabinoides habían tenido en 302 pacientes de fibromialgia y 155 con otros trastornos de dolores crónicos. Descubrieron que el 72% de los pacientes decían necesitar sobre 1 gramo de cannabis al día o menos, para notar dolores mucho menores en su día a día. La tasa de éxito para tratamientos prescritos tradicionalmente es de un 8-10%. Esto es una gran noticia porque significa que tenemos una alternativa potencial más sana y barata que podría ser combinada con opioides o como sustituta.

marijuana y fribromialgia

Espasmos musculares, rigidez y trastornos de sueño son las características que definen a la fibromialgia. Esos músculos contracturados pueden provocar espasmos musculares que son más habituales de noche, interrumpiendo el ciclo de sueño. Un tratamiento con marihuana por las noches podría ayudar a quedarse dormido y alargar la fase de sueño profundo.

El CBD (un compuesto no psicoactivo) que se encuentra en el cannabis se ha mostrado beneficioso para tratar los síntomas de la esclerosis múltiple, inyectado en ratones. Desde entonces se ha seguido investigando su capacidad para tratar otros síntomas de músculos atrofiados y diversos dolores. Esto también tiene repercusiones para los pacientes de fibromialgia.

Esto viene a demostrar que, en la batalla por encontrar tratamientos seguros, asequibles y efectivos, el cannabis estaría a la cabeza. Muchos estudios sobre marihuana y fibromialgia son anecdóticos, pero la investigación llevada a cabo es realmente positiva, con más estudios clínicos en profundidad que darán resultados en el futuro próximo. Quién sabe, quizás un día el cannabis pueda ser considerado como la solución que estábamos buscando.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar