Durante muchos años, las mujeres han tenido dificultades para tratar dolencias comunes como los dolores menstruales, las náuseas del embarazo y la endometriosis. Cuando las empresas de marihuana empezaron a preocuparse por la salud femenina, por fin muchas mujeres pudieron encontrar alivio sin tener que pasar por quirófano, o tomar medicamentos potencialmente peligrosos.

¿QUÉ ES LA ENDOMETRIOSIS?

La endometriosis es una enfermedad que afecta a muchas mujeres, en concreto, a más de 176 millones a nivel mundial, pero solo algunas son capaces de encontrar alivio. Esta enfermedad se caracteriza por un crecimiento extrauterino anormal de tejido endometrial. En otras palabras, el tejido que suele crecer dentro del útero crece fuera. Las zonas más comunes donde se produce este crecimiento anormal son las trompas de falopio, los ovarios y los intestinos. Los síntomas más frecuentes son dolores y calambres, fatiga y ciclos menstruales irregulares. Si no recibe tratamiento, podría causar infertilidad y relaciones sexuales dolorosas.

Este crecimiento extrauterino provoca fuertes dolores y calambres, pero la causa todavía está por determinar. Este desconocimiento hace que sea difícil tratar la endometriosis sin exponer a las pacientes a cirugías arriesgadas y tratamientos hormonales. Para muchas mujeres, los tratamientos convencionales suelen provocar efectos secundarios y no consiguen aliviar su dolor completamente.

Endometriosis Y Cannabis En Mujer

¿QUÉ PROVOCA LA ENDOMETRIOSIS?

Del mismo modo que la relación entre los síntomas es una incógnita, la causa exacta de la endometriosis también es desconocida. Mientras que muchos podrían asumir automáticamente que se deba a causas genéticas, en realidad, las pruebas más convincentes señalan como principal culpable a la contaminación ambiental. Hay estudios centrados en una toxina llamada dioxina, que suele estar presente en agua potable contaminada, zonas de quema/incineración de basuras, algunos tipos de arcilla, pesticidas y en las sustancias químicas liberadas durante el proceso industrial de blanqueamiento de papel.

Las dioxinas son extremadamente tóxicas y son conocidas por provocar cáncer, problemas de desarrollo, desequilibrios hormonales, problemas de reproducción (incluyendo la endometriosis) y problemas de la función inmunológica. Estudios realizados por la Agencia de Protección Medioambiental de EE.UU. han establecido una fuerte relación entre las dioxinas y la deficiencia de endocannabinoides. Otro estudio publicado por la Asociación de Endometriosis analizó los efectos de la exposición a dioxinas en monos. Los autores de este estudio descubrieron que el 79% de los monos desarrolló endometriosis.

LA ENDOMETRIOSIS Y EL SISTEMA ENDOCANNABINOIDE

A pesar de que aún se desconozcan muchos factores sobre la endometriosis, a menudo se acepta la hipótesis de que el sistema endocannabinoide juega un rol importante. Este sistema es una gran red de endocannabinoides y receptores en el sistema nervioso, sistema inmunológico y otras ubicaciones. A pesar de que solo se haya descubierto recientemente, se dice que este sistema regula muchas funciones básicas del cuerpo humano, incluyendo: movimiento, dolor, respuesta inmunológica, estado de ánimo, sueño, metabolismo y reproducción.

Cada vez hay más evidencias que sugieren que ciertos desequilibrios en el sistema endocannabinoide podrían provocar endometriosis. La conexión entre el sistema endocannabinoide y el sistema reproductor es muy compleja. El endometrio está lleno de receptores cannabinoides, que fluctúan según el ciclo menstrual femenino.

Sistema Endocannabinoide Y Endometriosis

CÓMO PUEDE AYUDAR EL CANNABIS

La marihuana es una opción consolidada para aliviar el dolor. Aunque no sea tan potente como las medicinas narcóticas, muchos pacientes prefieren el cannabis por su origen natural, porque no es adictivo y sí lo suficientemente eficaz para mejorar su calidad de vida. Por este motivo, muchas mujeres que sufren endometriosis están optando por automedicarse con marihuana.

Pero, ¿realmente ayuda a tratar la endometriosis? Es bastante probable, considerando la posible conexión entre el sistema endocannabinoide y la endometriosis. El consumo de marihuana puede equilibrar el sistema endocannabinoide, así que es una teoría viable. Desafortunadamente, hasta ahora no se han realizado muchos estudios sobre el tema.

LAS INVESTIGACIONES

Un estudio del 2010 muestra evidencias de una conexión entre el sistema endocannabinoide y la endometriosis. “Descubrimos que los agonistas receptores CB1 disminuían la hiperalgesia asociada con la endometriosis, mientras que los antagonistas receptores CB1 la aumentaban”, afirmaron los investigadores. “Estos descubrimientos juntos sugieren que el sistema endocannabinoide contribuye a mecanismos subyacentes tanto de la inervación periférica del crecimiento anormal, como del dolor asociado con la endometriosis y, por lo tanto, ofrecen un enfoque novedoso para el desarrollo de tratamientos nuevos, que tanto se necesitan”.

Otro estudio del 2017, realizado por el obstetra-ginecólogo Jerome Bouazi y la uróloga Alexandra Bar-On, explicó la importancia de abordar el sistema endocannabinoide al tratar los síntomas de la endometriosis. Estudiaron varios mecanismos, como el dolor nociceptivo, el dolor inflamatorio, el dolor neuropático e incluso el efecto psicológico del dolor. Todos ellos estaban conectados con el sistema endocannabinoide.

CONCLUSIÓN

Todas las señales apuntan fuertemente a favor del uso de cannabis para controlar el dolor de la endometriosis, especialmente las pruebas anecdóticas. No obstante, antes de cambiar tu plan de tratamiento, es importante que consultes con tu doctor o cualquier profesional médico de confianza para obtener información objetiva.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar