By Luke Sholl


Vivimos en un mundo donde la marihuana ya no sufre tanto castigo por parte de la sociedad. Hay varios países que han legalizado tanto el consumo medicinal como recreativo.

Pero el hecho de que el mundo en general tenga una actitud relajada ante la hierba no significa que suceda lo mismo en tu casa. Puede que algunos miembros de tu familia no lo acepten. En concreto, tus padres.

Ahora, salvo que exista la posibilidad de poner en riesgo tu seguridad, no hay razón para que no hables con tus padres sobre tu consumo de marihuana. Por otro lado, los padres también deberían tener la correspondiente conversación con los hijos que fuman hierba, para ofrecerles la orientación necesaria.

Y es aquí donde está el desafío para algunas personas. Así que, tanto si eres un padre/madre que quiere hablar con su hijo/a amante de la marihuana, como un joven que quiere sincerarse con su familia, tienes que leer este artículo. Existe una forma adecuada y eficaz de hacerlo, y nuestro objetivo es ayudarte a descubrirla.

Cómo hablar con tus padres sobre marihuana

Esta batalla puede resultar bastante complicada, sobre todo si tus padres tienen puntos de vista totalmente opuestos a la hierba. Pero, como hemos dicho, hay una forma adecuada para abordar la conversación.

Prepárate para hablar sobre marihuana

Cuando te prepares para hablar a fondo del tema, deberás tener varias cosas en cuenta. Es un paso crucial en tu intento de derribar barreras.

  • Comprende por qué consumes marihuana

El primer paso implica un momento de sinceridad y autorreflexión. Comienza con dos preguntas muy importantes: "¿por qué consumo marihuana?" y "¿qué beneficios me aporta?".

Si te sirve de ayuda, anota los beneficios en una hoja de papel o en el móvil. A lo mejor te ayuda a enfrentarte a las preocupaciones diarias o a dormir mejor por la noche. O quizás has comprobado que es un medio fiable para relajar los músculos después de hacer deporte.

Puede que el aspecto recreativo en sí mismo no sea un motivo demasiado convincente. Pero si eres capaz de señalar la forma en que la marihuana añade un valor a tu vida, te resultará más fácil convencer a tus padres.

Comprende por qué consumes marihuana
  • Analiza las opiniones de tus padres sobre la marihuana

Probablemente en este aspecto es donde se centren los principales problemas de la conversación. Tus argumentos tendrán que ser más lógicos si tus padres están totalmente en contra. Al final de la conversación, deberías haber conseguido, como mínimo, hacerles ver tu punto de vista.

Una de las preguntas importantes que debes hacerles es si ellos han tenido su propia experiencia con la marihuana. Si es así, ¿cómo lo vivieron? ¿Afectó de alguna manera a su opinión sobre el consumo de marihuana?

Saber lo que piensan y sienten tus padres acerca de la marihuana te permitirá saber cuál es tu posición. También te dará una idea de si vale la pena continuar con la conversación.

  • Investiga

Nunca es bueno entrar en batalla sin un arsenal de armas y municiones. De la misma forma, será una pérdida de tiempo hablar con tus padres sobre marihuana sin haber investigado antes.

Obviamente, lo ideal sería centrarse más en el lado positivo de la marihuana. Con una búsqueda rápida en Google obtendrás enseguida una larga lista de estudios para respaldarlo.

Pero ten en cuenta que hace falta más investigación para sacar conclusiones científicas definitivas sobre los beneficios de la marihuana. Así que no te pases. Lo más importante es ser fiel a los hechos.

  • Infórmate sobre la situación legal de la marihuana en tu país

Si vives en Canadá, un estado legalizado de EE.UU., o incluso en uno de los países de Europa donde el consumo de marihuana está despenalizado, puede que te resulte más fácil convencer a tus padres.

Sin embargo, todavía hay partes del mundo, como Singapur y Filipinas, donde la mera posesión de unos pocos gramos puede meterte en graves problemas. En este caso, este argumento debe quedar fuera de la conversación.

Infórmate bien sobre las leyes y el estatus legal de la hierba en tu país. Si no infringes la ley con tu afición por la marihuana, la conversación debería ser mucho más fluida.

  • Organiza la hora y fecha para la conversación

No hace falta que sea tan formal como hace parecer el título, pero el tiempo sigue siendo clave. No es buena idea hablar con tus padres cuando están estresados o preocupados por otros asuntos importantes. Lo ideal es tener esta conversación cuando puedan prestarte toda su atención.

Una vez que tengas eso, no perderás el tiempo. Así que asegúrate de tener todos los puntos establecidos. Puedes escribirlos o hacerte un esquema mental. Lo que mejor te funcione.

Organiza la hora y fecha para la conversación

Durante la conversación

Has terminado de mentalizarte y prepararte para esta conversación tan importante con tus padres. Cuando saques el tema, ten en cuenta una cosa crucial: plantea tu punto de vista con mucho tacto.

  • Ve directamente al grano

Como hemos dicho antes, tienes que establecer tus ideas de forma clara y concisa. No te andes con rodeos ni hagas perder el tiempo a nadie. Es un gran consejo que también puedes aplicar en tu vida.

Di a tus padres desde el principio que quieres hablar con ellos porque consumes hierba. Y si alguna vez has fumado en casa, es muy probable que ya lo sepan.

  • Empieza con los aspectos positivos

La clave aquí es hacerles saber a tus padres que tu consumo de marihuana no será problemático de ninguna manera. Aquí es donde puedes sacarle partido a tu investigación.

Señala todos los aspectos positivos que puede aportar la marihuana. Muéstrales los estudios, y algunas anécdotas de gente conocida y también de personas que hayas visto en internet. Y de nuevo, no exageres.

  • Deja que tus padres te hagan preguntas

En las reuniones de los lunes por la mañana, los miembros de la junta siempre tienen listas sus preguntas. Del mismo modo, tus padres tendrán una lista de consultas que lanzarte.

Es posible que te molesten un poco, especialmente si tienen puntos de vista conservadores al respecto. Tú tendrás que ser lo más honesto y abierto posible, incluso si al hacerlo no te haces un favor a ti mismo. Además, procura no mentir ni encubrir nada, porque se darán cuenta.

  • No pongas excusas

Esto se suma a nuestro punto anterior. Has planteado tus argumentos, que deberían estar respaldados por hechos. Algunos de ellos serán bien recibidos, pero es posible que otros no.

Y si te encuentras en una situación difícil, no intentes defenderte poniendo excusas. Es un signo de inmadurez y lo único que hará será empeorar las cosas.

No pongas excusas

Después de la conversación

Llegados a este punto, la forma en que tus padres se tomen tus argumentos es algo que está fuera de tu control. Evidentemente debes esperar los mejores resultados, pero también debes prepararte para lo peor.

  • Prepárate para más conversaciones

Tratar de convencer a tus padres de que fumar marihuana es perfectamente correcto puede ser bastante complicado. Lo más probable es que necesiten uno o dos días para digerir lo que acabas de decirles.

Aquí pueden pasar tres cosas: que den una respuesta afirmativa, una respuesta negativa o que quieran hablar más. La situación número tres te coloca justo entre la aceptación y el desacuerdo, una posición que no tiene por qué ser mala. Pero tendrás que prepararte para mantener más conversaciones al respecto.

  • Demuéstrales que puedes consumir marihuana de forma responsable

A fin de cuentas, son tus padres y solo quieren lo mejor para ti. Y les partiría el alma verte en cualquier tipo de problema.

Si piensas seguir consumiendo marihuana, no lo conviertas en una preocupación para tus padres. Muéstrales que puedes hacerlo de forma responsable. Y si puedes darles esa tranquilidad, es muy probable que cedan.

  • Sé respetuoso con su postura sobre la marihuana

Vives en su casa, y sigues sus normas. Si deciden posicionarse en contra, respétalo. ¿Quién sabe? Esa demostración de madurez por tu parte podría terminar dando como resultado un cambio de opinión.

Y si a tus padres les parece bien, ¿por qué no fumar con ellos? Sería una experiencia de unión familiar única y envidiable, como poco.

Cuando hables de marihuana, ten en cuenta ambos puntos de vista

A pesar de los esfuerzos de legalización en muchas partes del mundo, sigue existiendo un estigma asociado a la marihuana. Dicho esto, seguirá siendo un tema de conversación complejo para muchas familias de todo el mundo. De vez en cuando, podrías debatir con alguien que esté totalmente en contra, a pesar de toda la información disponible.

Así que, tanto si hablas con tus padres como con otra persona cualquiera, trata de ser lo más objetivo posible. Considera siempre ambos puntos de vista, porque cuando se trata de consumir marihuana, no hay una respuesta correcta o incorrecta.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.