La menopausia suele provocar en las mujeres experiencias desagradables para cuerpo y mente. El número de mujeres posmenopáusicas está aumentando con la mayor esperanza de vida, y el de aquellas que recurren a la marihuana en sustitución de otras medicaciones para aliviar los síntomas de la menopausia, probablemente también.

A día de hoy, no se dispone de estudios concretos sobre los efectos del cannabis en mujeres durante la etapa de la menopausia. Sin embargo, sabemos que todas las partes del sistema endocannabinoide están presentes en el aparato genital. En el ovario humano se han descubierto receptores cannabinoides CB1 y CB2 y la ciencia ha demostrado que nuestro sistema endocannabinoide siempre busca recuperar un equilibrio bioquímico denominado homeostasis. Esto probablemente también ocurra antes, durante y después de la menopausia.

EL SISTEMA ENDOCANNABINOIDE PODRÍA REGULAR EL AUMENTO DE PESO

Los primeros estudios acerca de la actividad del sistema endocannabinoide en la menopausia están demostrando que mujeres con peso por debajo del recomendado o aquellas que inician la menopausia más temprano, también tienen niveles de endocannabinoides reducidos. En cambio, un estudio de 2013 descubrió que mujeres posmenopáusicas con sobrepeso y síntomas de diabetes tenían niveles de endocannabinoides en sangre anormales, comparado con sujetos con sensibilidad normal a la insulina. Previamente, un estudio de 2005 con mujeres posmenopáusicas también halló que aquellas obesas tenían niveles de endocannabinoides superiores.

Ciertamente, la menopausia puede provocar resistencia a la insulina, desencadenando así diabetes y obesidad. Encontrar la relación entre endocannabinoides y diabetes posmenopáusica podría abrir una vía para una terapia basada en el cannabis. Por el momento sólo podemos mencionar que la incidencia de la obesidad en consumidores de marihuana es muy inferior a la media de la población, como señalaba un estudio reciente. Esto podría suponer buenas noticias para mujeres consumidoras de cannabis que entran en edad de menopausia.

equilibrio de homeostasisACTÚAR SOBRE LOS RECEPTORES CB1 Y CB2 CONTRA LA OSTEOPOROSIS

Otra sobreexpresión de los cannabinoides del propio cuerpo se da en mujeres posmenopáusicas con osteoporosis. Un estudio de 2011 descubrió que durante la menopausia la sobreproducción de receptores CB2 provoca una actividad excesiva en los osteoclastos, causando que el nuevo tejido óseo en desarrollo se reabsorba demasiado rápido. Los osteoclastos son las células óseas de nuestro sistema inmune, que descomponen constantemente otras células óseas para regular el crecimiento y la salud de los huesos. Este último estudio abre las puertas al uso de sustancias agonistas CB2 o antagonistas CB1 para el tratamiento de la osteoporosis.

Otros estudios han mostrado que la desactivación de los receptores CB1 o CB2 reduce la descomposición ósea excesiva que causa la osteoporosis, ayudando a mantener una masa ósea saludable. Los resultados están revelando la posibilidad de desarrollar una aplicación terapéutica basada en los cannabinoides para tratar la osteoporosis, una dolencia a la que posiblemente muchas mujeres tengan que enfrentarse tras la menopausia. En este caso, las perspectivas aún son más esperanzadoras que con la diabetes.

DEJA TU DOLOR A UN LADO

Aunque los medicamentos con cannabinoides para diabetes y osteoporosis todavía están por desarrollar, hay abundante literatura clínica acerca de la marihuana y la reducción del dolor. CBD y THC ejercen una acción analgésica, tanto solos como combinados en diferentes proporciones. En consecuencia, los derivados del cannabis pueden ser calmantes potentes y seguros para pacientes con osteoartritis, artritis reumatoide o dolores neuropáticos. Otros síntomas habituales de la menopausia como dolores de cabeza, de espalda o de mamas, también podrían verse aliviados. Además, ya habíamos mencionado que la marihuana también puede ser efectiva para contrarrestar los dolores menstruales.

DORMIR BIEN Y BUEN ESTADO DE ÁNIMO

Los cannabinoides generalmente aceleran la conciliación del sueño, mejoran su calidad y reducen las probabilidades de despertarse en el medio de la noche. En muchos individuos, la marihuana aumenta el tiempo de la fase de sueño profundo, las horas más reparadoras. Sin embargo, dosis elevadas de THC podrían incrementar la ansiedad, y el rol del sistema endocannabinoide en trastornos psicológicos todavía no está nada claro. Sin embargo, mujeres con ansiedad en menopausia pueden probar con cannabis y sus extractos de forma segura, especialmente todos los productos con concentraciones de CBD elevadas y certificados por fabricantes fiables.

Cualquier tipo de terapia con cannabis depende en gran medida de su dosificación, y puede provocar diferentes efectos según la ratio CBD:THC de cada producto. Por no hablar de la presencia de otros cannabinoides y terpenos que también alteran los efectos terapéuticos. En dosis bajas, el THC actúa como antidepresivo, así como el CBD, pero además sin ser psicotrópico y con una poderosa acción tranquilizante. Hay suficientes pruebas de que los cannabinoides pueden mejorar el estado anímico, y una vez más, todo se reduce a encontrar la combinación de compuestos adecuada y la dosis para cada sujeto y enfermedad concreta.

Terpenes antiguo remedio sexual excitación cbd thcPor último, el cannabis puede incrementar la excitación sexual, eliminar algunas inhibiciones y potenciar la sensibilidad de la piel al tacto. El efecto afrodisíaco de esta hierba podría funcionar incluso mejor en mujeres que en hombres, así que éste podría ser otro beneficio para mujeres posmenopáusicas. A nivel más general, ya hemos hablado de los diferentes efectos que la marihuana puede producir en hombres y mujeres.

Como futura vía de investigación, los científicos están intentando descubrir la relación concreta entre niveles reducidos de estrógeno mostrados por mujeres menopáusicas y posmenopáusicas y los niveles de endocannabinoides producidos. Dado que los niveles de estrógenos bajos durante y después de la menopausia pueden tener un gran impacto sobre el estado de ánimo y enfermedades psicológicas, la posibilidad de que los cannabinoides puedan regular la producción de estas hormonas es fascinante para la medicina del futuro.

REDESCUBRIENDO UN REMEDIO ANCESTRAL PARA LAS ENFERMEDADES FEMENINAS

Una vez más, la ciencia confirma lo que las medicinas étnicas ya afirmaban desde hace siglos. Consumir marihuana para aliviar los síntomas de la menopausia no es nada nuevo y, hasta los años del prohibicionismo, esta hierba se prescribía como potente analgésico para mujeres menopáusicas. La investigación en laboratorio y los ensayos clínicos todavía son muy limitados, por lo que no existen pautas recomendadas sobre las composiciones y las dosis de cannabis para mujeres menopáusicas o posmenopáusicas. Sin embargo, en este artículo sí descubrimos que las mujeres tienen sus propias cepas preferidas.

Para tratar síntomas graves de la menopausia con cannabinoides se necesita una estrecha colaboración entre un médico experimentado y su paciente, especialmente si ella no tiene experiencia previa con la marihuana. Dado que hay tantísimos productos distintos en el mercado, desde algunos completamente no psicoactivos a algunos muy psicoactivos, es importante entender exactamente qué tipo de derivados del cannabis podrían ajustarse a las necesidades de cada persona a lo largo de las diferentes etapas de la vida.

 

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar