Las cápsulas de aceite con cannabis son una forma discreta, segura y efectiva de consumir cannabis. Aquí tienes cómo hacerlas.

Las cápsulas de aceite con cannabis se venden en casi todos los dispensarios. Son estupendas para todo consumidor de cannabis medicinal en busca de un método de ingestión discreto, seguro y eficaz. Cada dosis es muy fácil de calcular y el cuerpo las metaboliza de forma óptima. Además, las cápsulas no producen humo ni olores, y no llevan calorías ni ingredientes superfluos.

Por suerte, estas cápsulas de aceite de coco con cannabis ¡también se pueden hacer en casa! Si tienes los ingredientes necesarios, es muy fácil hacer tus propias cápsulas de aceite con cannabis. Con nuestra receta, podrás hacer cápsulas de aceite de coco con cannabis en unas pocas horas.

LAS VENTAJAS DEL ACEITE DE COCO

Para esta receta hace falta aceite de coco. El aceite de coco es perfecto para infundir con cannabis, ya que también tiene varias propiedades beneficiosas. Contiene diversos ácidos grasos esenciales, grasas saturadas y ácido láurico. Los ácidos grasos potencian el metabolismo del cuerpo, y el ácido láurico beneficia al sistema inmunológico.

Este aceite de coco con cannabis es una forma potente y eficaz de obtener tu dosis de cannabinoides, ya que tanto los ácidos grasos como el THC son procesados por el hígado. El hígado convierte el THC en 11-hidroxi-THC, que es 4-5 veces más potente que cuando se fuma.

En otras palabras, con las cápsulas de aceite de coco con cannabis obtendrás los beneficios de tu variedad medicinal favorita y las propiedades saludables del aceite de coco.

Antes de pasar a describir el proceso, esto es lo que vas a necesitar:

• 7-14 gramos de cannabis (recortes o cogollos)

• 1/4 - 1/2 taza de aceite de coco orgánico (disponible online y en tiendas de nutrición y dietética).

• 1/2 cucharadita de lecitina de soja

• Grinder (también se puede usar un molinillo de café)

• Horno u olla de cocción lenta

• Cápsulas de gelatina tamaño 00

• Máquina de llenado de cápsula (opcional, pero recomendada)

• Jeringa o irrigador bucal con punta cónica

• Cazuela con tapa

• Bol de vidrio

• Bol pequeño

• Papel para hornear/papel pergamino

• Estopilla

• Goma elástica

capsulas de aceite de coco con marihuana

INSTRUCCIONES

El proceso de elaboración de nuestras cápsulas de aceite con cannabis consta de tres pasos: descarboxilación, infusión del aceite y llenado. Para la infusión con cannabis, se puede usar el horno o una olla de cocción lenta. En nuestra guía explicamos ambos métodos para que elijas el que prefieras.

DESCARBOXILACIÓN

El THC en su forma natural (THC-A) no tiene propiedades medicinales y ha de ser sometido a cierta temperatura. Este proceso de calentamiento de la materia vegetal se llama descarboxilación, y mediante él se extrae la parte -A (ácido carboxílico) del THC. Después de la descarboxilación, el THC es psicoactivo y está listo para usar.

1. Calienta el horno a 105°C. Tritura bien el material con el grinder. Esparce la hierba de forma uniforme sobre el papel de hornear en una bandeja para el horno.

2. Hornea la hierba durante 30-45 minutos. Lo suficiente para una correcta descarboxilación. Saca la bandeja del horno. Ya está listo para añadir al aceite de coco.

INFUSIÓN DEL ACEITE (MÉTODO DEL HORNO)

1. Llena una cazuela con 3/4 partes de agua y ponla a hervir a fuego lento.

2. En un bol de vidrio, mezcla el aceite de coco y ½ cucharadita de lecitina de soja.

3. Coloca el bol con la mezcla en el borde de la cazuela, a unos centímetros de la superficie del agua hirviendo. El aceite de coco y la lecitina de soja empezarán a fundirse. Tras unos minutos, añade el cannabis descarboxilado.

4. Combina hasta que obtengas una mezcla homogénea.

5. Retira el bol del fuego y deshazte del agua caliente. Pon la mezcla de aceite en la cazuela y métela en el horno durante otros 30-45 minutos a 105°C grados, revolviendo de vez en cuando. Cuanto más tiempo, mayor potencia. Si se deja cocer demasiado, el THC se convierte en CBN y las cápsulas tendrán un efecto principalmente sedante.

INFUSIÓN DEL ACEITE (MÉTODO DE COCCIÓN LENTA)

1. Pon la olla a fuego lento y añade la hierba descarboxilada, el aceite de coco y la lecitina de soja.

2. Para una correcta descarboxilación, tendrás que dejar que cueza durante 2 horas. Asegúrate de revolver la mezcla varias veces.

aceite de coco con thc

RELLENO DE CÁPSULAS

Lo mejor es usar cápsulas de gelatina de tamaño 00. Puedes practicar con la máquina mientras el aceite está en el horno (si tienes una).

Aunque no hace falta usar una máquina de llenado de cápsulas, hacerlo a mano es un proceso lento y tedioso. Si no tienes más remedio, tendrás que pensar en la forma de mantenerlas en su sitio mientras las llenas. Una máquina de llenado cuesta unos 20 euros, y merece la pena.

1. Coloca la estopilla sobre el borde de un bol pequeño y sujétala con la goma elástica.

2. Cuela el aceite con la estopilla para eliminar la materia vegetal y que quede sólo el aceite con cannabis.

3. Deja que el aceite se enfríe hasta unos 35°C antes de llenar la jeringa. Si está demasiado caliente, podría deshacer las cápsulas de gelatina. Pero no dejes que se enfríe demasiado, ya que se podría solidificar.

4. Con el aceite con cannabis a la temperatura justa, llena la jeringa y rellena las cápsulas de una en una. Si usas un irrigador bucal, será aún más fácil.

5. Una vez que hayas rellenado todas las cápsulas, ciérralas siguiendo las instrucciones de la máquina.

Lo mejor es guardar las cápsulas en el frigorífico, aunque también puedes hacerlo en un lugar oscuro y frío.

¡Listo! ¡Disfruta de tus propias cápsulas de aceite de coco con cannabis! Recuerda: los comestibles con cannabis pueden tardar 45-90 minutos a hacer efecto y son mucho más fuertes que fumar, así que calcula la dosis de manera responsable.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar