En los últimos años, la palabra "colesterol" se ha convertido en uno de los mayores temores para millones de occidentales. Suele utilizarse como sinónimo de enfermedad coronaria, por lo que la mayoría de la gente es consciente de que cuando el nivel de colesterol es alto puede aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas, arteriales o problemas cerebrovasculares. Pero ¿qué es realmente el colesterol? ¿Hay uno "malo" y uno "bueno"? Siguiente pregunta: ¿Puede ayudar el cannabis a reducirlo?

Los científicos todavía no saben si los cannabinoides pueden reducir directamente el colesterol. Aun así, las investigaciones han demostrado que el cannabis puede ayudar a tratar la diabetes y a reducir la grasa abdominal, y algunos estudios incluso sugieren que la marihuana puede aumentar los niveles de "colesterol bueno". También parece que el CBD puede ayudar a nuestro cuerpo a metabolizar la grasa "blanca" poco saludable.

¿QUÉ ES EL COLESTEROL?

El colesterol es un compuesto orgánico producido por el hígado que existe de forma natural en nuestras células y que participa en la síntesis de la vitamina D, las hormonas y otras sustancias durante el proceso de digestión. Nuestro cuerpo produce la mayor parte del colesterol que necesita; la cantidad que introducimos con los alimentos debe ser un porcentaje mínimo. Al igual que la resina de cannabis, las grasas y el colesterol no se disuelven en el agua y flotan en el torrente sanguíneo. Nuestro cuerpo puede reducir las moléculas de colesterol a través de pequeñas partículas llamadas lipoproteínas, que son capaces de mezclarse con la sangre y, por lo tanto, mantener un transporte efectivo. De lo contrario, los gránulos grasos se depositarían sobre las paredes internas de nuestras venas.

El colesterol "malo" es una LDL (lipoproteína de baja densidad) que se puede acumular en el interior de los vasos sanguíneos, lo que hace que las arterias se endurezcan y se estrechen hasta el punto de que la sangre ya no puede fluir regularmente. El colesterol "bueno" es una HDL (lipoproteína de alta densidad), que ayuda en la degradación de los depósitos de LDL. Los pacientes generalmente tratan esta enfermedad con anticoagulantes y estatinas, que pueden salvar vidas y prevenir enfermedades futuras, pero no siempre son eficaces. También pueden tener algunos efectos secundarios importantes.

Lo que realmente importa para nuestra salud es la proporción entre LDL, HDL y triglicéridos. Por ejemplo, puedes tener un nivel bajo de colesterol general, pero al mismo tiempo un porcentaje alto de colesterol LDL en el torrente sanguíneo. Al contrario, un valor de colesterol alto puede ser solo una consecuencia de una gran cantidad de colesterol HDL.

Cannabis y Colesterol

EL CANNABIS AYUDA A “DISOLVER” LAS GRASAS

El síndrome metabólico es una afección compleja caracterizada por colesterol alto, hipertensión arterial, glucosa en sangre alta y exceso de grasa abdominal. No es de extrañar que aumente el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca y diabetes. Investigadores de la Universidad de Miami analizaron datos de muchas encuestas para comprender cómo influye el consumo de cannabis en el síndrome metabólico. En el estudio participaron más de 8.000 personas, clasificadas con síndrome metabólico siempre y cuando cumpliesen, al menos, tres de los parámetros siguientes: niveles altos de glucosa, LDL alto, HDL bajo, hipertensión y exceso de grasa abdominal. Los científicos descubrieron que el 19,5% de los no fumadores de cannabis tenían síndrome metabólico, el 17,5% de los ex fumadores tenían el síndrome y solo el 13,8% de los fumadores actuales lo tenían. La conclusión del estudio fue que el consumo de cannabis está asociado con menores probabilidades de síndrome metabólico en adultos jóvenes y de mediana edad en los Estados Unidos.

Otros estudios han demostrado que los consumidores habituales de cannabis tienen un índice de masa corporal más bajo, una circunferencia de cintura más pequeña, niveles más altos de HDL y reducción de los factores de riesgo de diabetes. Un estudio de 2013 examinó la relación entre el consumo de cannabis, los niveles de colesterol, la glucosa y la insulina, estudiando estos niveles junto con el objetivo de determinar el nivel de riesgo de desarrollar diabetes. El estudio mostró que el consumo de cannabis está asociado con una prevalencia de diabetes menor.

Los investigadores también notaron un aumento en el colesterol bueno en pacientes que usaron Rimonabant, un fármaco cannabinoide sintético, anoréxico y anti-obesidad, retirado del mercado debido a unos efectos secundarios muy graves. Por malo que sea, el Rimonabant es un agonista inverso para el receptor cannabinoide CB1, al igual que el CBD. Este cannabinoide sintético provoca un aumento inesperado en el colesterol bueno, lo que demuestra que la modulación del sistema endocannabinoide puede impactar positivamente los niveles de colesterol. ¿Alguien ha mencionado CBD?

La investigación ha empezado a demostrar que el CBD, y posiblemente otros cannabinoides, según la teoría del "efecto séquito", contribuye a la producción normal de insulina y al metabolismo del azúcar, ayudando al cuerpo a convertir la grasa blanca no saludable en grasa parda. El exceso de insulina fomenta la conversión de azúcares en reservas de grasa, y conduce al aumento de peso y la obesidad. Las nuevas investigaciones sobre el efecto del cannabidiol en la regulación de la insulina podrían conllevar avances en la prevención de la obesidad y la diabetes tipo 2.

¿QUÉ PODEMOS HACER PARA EQUILIBRAR NUESTRO COLESTEROL?

Los próximos estudios examinarán las formas biológicas de relacionarse entre el sistema endocannabinoide y el equilibrio del colesterol, con la esperanza de conseguir remedios naturales preventivos a base de cannabinoides.

Que tu cuerpo tenga una cantidad saludable de colesterol depende en gran medida de tu genética y tu estilo de vida. Además del consumo habitual de CBD (y THC si lo toleras bien), puedes mantener el colesterol bajo control con dietas bajas en grasas saturadas y sodio, un peso saludable, ejercicio regular y no fumando. El ejercicio aeróbico, como el ciclismo, tiene unos resultados muy positivos en los niveles de colesterol, ya que reduce el porcentaje de LDL y triglicéridos, pero aumenta el porcentaje de HDL.

No está de más recordar que los comestibles y los vaporizadores son la forma más saludable de consumir cannabis, en lugar de fumar. Además, en relación a las dietas, la ingesta excesiva de productos de origen animal como carne, huevos, queso y otros productos lácteos, aumenta los niveles de colesterol.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.