💥5 SEMILLAS GRATIS si gastas 65€ durante el Black Friday con el código BF227HV💥

By RQS Editorial Team


El trastorno del espectro autista (TEA) está relacionado con el desarrollo del cerebro. Influye en la forma en que una persona procesa los estímulos sensoriales y cómo se relaciona con los demás. Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), alrededor del 1% de la población mundial (más de 75.000.000 de personas) padece el trastorno del espectro autista.

Algunos estudios indican que la marihuana podría tener un efecto positivo en determinadas características del TEA. Pero los expertos están de acuerdo en que es necesario realizar ensayos más exhaustivos con humanos, con el fin de clarificar la eficacia y seguridad del cannabis para los enfermos de TEA. En este artículo analizamos los datos en torno al TEA, y vemos si la marihuana se muestra prometedora.

¿Qué es el trastorno del espectro autista?

El trastorno del espectro autista afecta a la forma en que las personas interactúan y se comunican con el mundo que las rodea. Las personas con autismo pueden:

  • Tener problemas para comunicarse e interactuar con los demás
  • Tener dificultades para entender cómo se sienten o piensan otras personas
  • Sentirse abrumadas e incómodas ante ciertos estímulos sensoriales, como luces brillantes o ruidos fuertes
  • Sentirse ansiosas o estresadas cuando se salen de la rutina, o ante situaciones inesperadas o eventos sociales
  • Necesitan más información y explicaciones, ya que tardan más tiempo en entender
  • Actúan siguiendo patrones; hacen o piensan las mismas cosas de forma repetitiva

El autismo es diferente para cada persona

El autismo no está clasificado como una enfermedad. Ser autista no impide necesariamente que una persona lleve una vida plena y satisfactoria. Como a todo el mundo, a las personas autistas algunas cosas se les dan bien y otras mal. Cada persona con autismo es distinta. Algunas tienen una inteligencia media, otras superior a la media, y otras, problemas de aprendizaje; en su forma más grave, el autismo puede ser completamente debilitante. Es posible que algunos autistas solo necesiten un apoyo mínimo, o ninguno en absoluto; mientras que otros podrían requerir de ayuda a diario.

¿Qué causa el autismo?

La causa del autismo es desconocida. Puede afectar a personas de la misma familia, lo que significa que podría ser hereditario; sin embargo, no siempre es así. Las personas autistas a menudo sufren otras afecciones, como:

  • Dislexia
  • Trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH)
  • Depresión o ansiedad
  • Epilepsia
¿Qué causa el autismo?

El autismo se puede diagnosticar desde la primera infancia hasta la edad adulta. El número de diagnósticos de autismo se ha disparado en más del 700% en los últimos 20 años. Este enorme aumento, entre 1998 y 2018, fue más significativo entre las mujeres que entre los hombres, y el incremento más notable tuvo lugar entre las personas adultas. La razón de este aumento de diagnósticos se suele asociar a una mayor concienciación sobre el tema. Sin embargo, los expertos aún no han sido capaces de determinar el aumento real en la incidencia del autismo.

Síntomas del trastorno del espectro autista

Las personas con autismo a menudo comparten unos rasgos de comportamiento parecidos, que es como se diagnostica. Sin embargo, es un trastorno muy diverso, y no hay dos casos exactamente iguales. Aunque ciertas características son más comunes, es posible que algunos autistas no presenten síntomas aparentes.

Dicho esto, a continuación te mostramos las características más habituales del TEA.

Comunicación

Las personas autistas suelen tener dificultades para descifrar las señales verbales y no verbales, como el lenguaje corporal, las expresiones faciales o el tono de voz. Algunas pueden tener problemas del habla. En cambio, otras pueden tener unas excelentes habilidades lingüísticas, pero les cuesta entender el sarcasmo o el tono de voz. Otras características incluyen:

  • Tomarse las cosas literalmente, ya que no entienden los conceptos abstractos
  • Necesitar más tiempo para procesar la información o responder a una pregunta
  • Ecolalia: repetir lo que dicen otras personas

Interacción social

Las personas autistas pueden tener dificultades para reconocer o entender los sentimientos e intenciones de otros, y para expresar sus emociones. Esto puede hacer que tengan problemas para desenvolverse en el mundo social. Las personas con autismo pueden:

1. Parecer insensibles
2. Pasar tiempo a solas cuando se sienten abrumadas por otras personas
3. Evitar deliberadamente recibir consuelo


4. Comportarse de una manera extraña o considerada socialmente inapropiada
5. Tener dificultades para entablar y mantener relaciones de amistad

Interacción social

Comportamiento repetitivo y restrictivo

Es posible que a las personas autistas les guste ir siempre por el mismo camino, ponerse la misma ropa o desayunar lo mismo. Los cambios en la rutina pueden resultarles muy incómodos y hacer que se sientan ansiosas.

La ansiedad puede aparecer, por ejemplo, cuando la persona está tratando de adaptarse a eventos como la Navidad. O puede darse de una forma más directa, como al enfrentarse a la incertidumbre en el trabajo o a un desvío del autobús.

Acciones como aletear las manos, balancearse o hacer movimientos repetitivos (como dar golpecitos continuos con un bolígrafo) son comportamientos muy frecuentes, y ayudan a calmar a la persona autista cuando está estresada o ansiosa.

Sensibilidad sensorial

Las personas con autismo pueden presentar una sensibilidad excesiva o insuficiente (o ambas a la vez) ante experiencias sensoriales como el tacto, el gusto, los olores, los sonidos, la luz y el color. Muchas prefieren evitar el contacto humano, incluidos los apretones de manos y los abrazos.

Esta respuesta a menudo les hace parecer distantes y antipáticas. Algunas evitan las situaciones cotidianas debido a sus problemas de sensibilidad.

Intereses intensos y restringidos

Muchos autistas tienen intereses altamente obsesivos. Pueden llegar a ser expertos en sus hobbies, y en general les gusta compartir sus conocimientos. Ven sus intereses como algo fundamental para su felicidad y disfrutan mucho con ellos.

Este alto nivel de enfoque puede ayudar a las personas autistas tanto académicamente como en el trabajo. También es posible que se centren tanto en temas específicos que acaben ignorando otros aspectos de sus vidas.

Ansiedad

Muchas personas con autismo tienen dificultades para reconocer y controlar sus emociones, y más de un tercio de los diagnosticados también sufren problemas de salud mental graves. La ansiedad es debilitante para muchas personas autistas, especialmente cuando se enfrentan a situaciones sociales o cambios en la rutina. Puede afectarles de forma notable física y psicológicamente, lo que también influye de manera negativa en su calidad de vida.

Ansiedad

Meltdowns y shutdowns

Cuando todo se vuelve demasiado para ellas, las personas autistas pueden entrar en estado de meltdown o shutdown, dos crisis muy intensas y agotadoras. Los meltdowns ocurren cuando la persona se siente agobiada por la situación, y pierde temporalmente el control de su comportamiento. Esto puede presentarse de muchas maneras, como abuso verbal, gritos o llanto. También puede ser algo físico e incluir comportamientos como dar patadas, golpear y morder.

Los shutdowns tienen lugar cuando la persona autista “se desconecta” o se queda callada. Pero son tan frustrantes como los meltdowns, porque quienes los sufren no saben cómo reaccionar. La mente entra en un estado en el que le es imposible interpretar sentimientos.

Autismo en niños pequeños

El autismo puede presentarse de una manera un poco distinta en los niños pequeños, con acciones preocupantes como:

  • No responder cuando les llaman por su nombre
  • Evitar el contacto visual
  • No sonreír cuando se les sonríe
  • Disgustarse mucho cuando se encuentran con un sabor, olor o sonido desagradable o molesto
  • Hacer movimientos repetitivos o estimulantes como aletear las manos, chasquear los dedos o balancearse
  • Tener una comunicación verbal reducida con respecto a sus pares
  • Repetir palabras o frases

Marihuana y autismo

Durante los últimos 10-15 años se ha producido un aumento en la experimentación con el cannabis en el campo del autismo. Hay estudios que indican que algunos de los compuestos de la marihuana podrían afectar a ciertos aspectos relacionados con el autismo. Sin embargo, esta investigación se encuentra todavía en sus primeras fases. Aquí explicamos lo que se sabe hasta ahora del potencial clínico y de seguridad del cannabis con respecto al autismo y otros trastornos relacionados.

El sistema endocannabinoide y el trastorno del espectro autista

Para tener un poco de contexto, es fundamental tener en cuenta el sistema endocannabinoide (SEC). Esta compleja red de señalización celular fue descubierta en los años 90 cuando los investigadores analizaban el cannabinoide THC. El SEC ayuda a regular numerosos procesos y funciones corporales, como:

  • Estado de ánimo
  • Sueño
  • Memoria
  • Apetito
  • Reproducción y fertilidad

El sistema endocannabinoide está compuesto principalmente por receptores cannabinoides, endocannabinoides (que actúan como neurotransmisores) y enzimas que crean y degradan dichos endocannabinoides.

Los endocannabinoides comparten muchas similitudes con los cannabinoides de la marihuana, pero los produce el cuerpo de manera natural. Los dos principales endocannabinoides identificados hasta la fecha son:

  • Anandamida (AEA)
  • 2-Araquinodilglicerol (2-AG)

Estos endocannabinoides ayudan a que las funciones internas se desarrollen sin problemas, y son producidos por tu organismo cuando los necesita.

Los receptores endocannabinoides se encuentran en varias zonas del cuerpo. Los endocannabinoides se unen a estos sitios para impulsar una o más acciones.

Existen dos receptores endocannabinoides primarios:

  • Receptores CB1, que se encuentran principalmente en el sistema nervioso central
  • Receptores CB2, que se encuentran principalmente en el sistema inmunológico

Los efectos que se produzcan en estos receptores dependerán de dónde esté situado el receptor y de la sustancia a la que se una.

En un estudio de 2013, los investigadores bloquearon los receptores CB1 en ratones, para observar su efecto en un modelo de síndrome X frágil (FXS), un trastorno con similitudes con el autismo y la causa monogénica más habitual del mismo. Esta investigación recogió datos asociados con cambios positivos en la susceptibilidad a las convulsiones y el deterioro cognitivo.

CBD

El CBD es un cannabinoide con una influencia muy amplia. Al igual que los otros cannabinoides, interactúa con los receptores CB1 y CB2, pero no es un agonista, es decir, no estimula los receptores como lo hace el THC. En cambio, se cree que el CBD funciona como un modulador alostérico negativo del receptor CB1, inhibiendo su afinidad de unión con otros compuestos.

Pero el CBD también afecta a otros receptores fuera del SEC (como los del sistema serotoninérgico), y por lo tanto, sus efectos son multifacéticos.

Un ensayo clínico de 2018 de un medicamento de CBD sintético, administrado en forma de gel transdérmico, muestra unos efectos importantes en relación a la ansiedad y otros síntomas conductuales, en niños y adolescentes con síndrome X frágil. En lo que respecta al mecanismo de acción de los cannabinoides, un informe sobre la seguridad y eficacia de este medicamento, publicado en 2022, hace referencia a la relación del CBD con los receptores CB1, los receptores de serotonina 5HT1A, y los receptores D2 (dopamina).

Otros ensayos indican que el CBD podría influir en la frecuencia de las convulsiones en personas con síndrome por deficiencia CDKL5, un trastorno caracterizado por convulsiones y retraso en el desarrollo. Un estudio de 2018[1] observa cambios significativos desde el inicio, en la frecuencia de convulsiones mensuales en sujetos que recibieron Epidiolex de la semana 1 a la 12. Este fármaco, aprobado por la FDA, se utiliza principalmente para las formas raras de epilepsia resistente al tratamiento (ERT).

Artículo relacionado
¿Qué es el THC?

THC

Dado que el THC produce efectos psicotrópicos, no se suele utilizar en niños. Sin embargo, cuando se administra en pequeñas cantidades, podría tener un potencial viable.

Varios estudios afirman que el CBD y el THC, en distintas proporciones, tienen un mayor impacto en los síntomas conductuales del autismo en comparación con un solo cannabinoide. Un ensayo clínico de 2018 comprobó que una proporción de 20:1 de CBD y THC influyó en los arrebatos agresivos[5] en un 61% de los sujetos estudiados. Asimismo, en un estudio de 2019 se observó que ese mismo ratio tuvo un efecto significativo[6] en la vida de varios niños y adolescentes con autismo.

¿Qué riesgos conlleva el consumo de marihuana para el autismo?

En los dos estudios anteriores, un tercio o menos de los participantes experimentaron eventos adversos, de los cuales el nerviosismo y los problemas de sueño fueron los más frecuentes.

Todavía no se entiende muy bien cómo afecta el cannabis al cerebro, especialmente a largo plazo. Algunos análisis demuestran que el consumo con fines recreativos puede afectar negativamente la cognición, sobre todo durante la adolescencia.

Sin embargo, en el ámbito de la investigación del autismo, especialmente el infantil, prevalecen los cannabinoides no psicotrópicos, y en particular el CBD. Cuando se utiliza el THC, se hace pensando en la seguridad de los pacientes.

Aun así, no sabemos cómo afectan los cannabinoides (incluso los no psicotrópicos) al cerebro en desarrollo de niños y adolescentes. También hay que tener en cuenta las posibles interacciones peligrosas con los medicamentos con receta.

El futuro de la marihuana y del trastorno del espectro autista

Es necesario realizar más investigaciones para que el mundo médico pueda afirmar que el cannabis es útil para las personas con TEA. Sin embargo, hay muchas señales alentadoras.

GW Pharmaceuticals, el fabricante del Epidiolex ya mencionado, está en estos momentos probando un fármaco para un trastorno genético neurológico relacionado con el autismo, llamado síndrome de Rett[7]. Este ensayo se centra en mejorar los problemas cognitivos y conductuales, en lugar de en prevenir las convulsiones.

La empresa también está buscando niños y adolescentes autistas para que participen en la fase 2 del ensayo[8] de la cannabidivarina (CBDV), otro cannabinoide de la marihuana. Esta investigación analizará el efecto de la cannabidivarina sobre varias características de los niños autistas, como el comportamiento repetitivo y la calidad de vida en general.

Debido a las posibilidades que nos han mostrado los ensayos limitados, es necesario realizar más estudios controlados y a gran escala con humanos. A medida que vamos sabiendo más cosas, esperamos que la atención a los pacientes de TEA se vuelva más amplia y específica.

Fuentes Externas
  1. Targeting the endocannabinoid system in the treatment of fragile X syndrome - PubMed https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov
  2. http://www.zynerba.com/wp-content/uploads/2022/07/ZYN2-CL-017_ASCP-2022_5.17.22_FINAL-for-Submission-FINAL.pdf
  3. Zynerba Pharmaceuticals Announces New FAB-C Phase 2 Open-Label Data in Patients with Fragile X Syndrome - Zynerba https://www.zynerba.com
  4. Open-label use of highly purified CBD (Epidiolex®) in patients with CDKL5 deficiency disorder and Aicardi, Dup15q, and Doose syndromes - PubMed https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov
  5. Cannabidiol Based Medical Cannabis in Children with Autism- a Retrospective Feasibility Study (P3.318) | Neurology https://n.neurology.org
  6. Real life Experience of Medical Cannabis Treatment in Autism: Analysis of Safety and Efficacy - PubMed https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov
  7. Efficacy and Safety of Cannabidiol Oral Solution (GWP42003-P, CBD-OS) in Patients With Rett Syndrome - Full Text View - ClinicalTrials.gov https://clinicaltrials.gov
  8. Cannabidivarin (CBDV) vs. Placebo in Children With Autism Spectrum Disorder (ASD) - Full Text View - ClinicalTrials.gov https://clinicaltrials.gov
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.