Lionel Messi lidera un boicot de la selección argentina de fútbol a la prensa después de que su compañero Ezequiel Lavezzi fuera acusado de consumir marihuana. Todo el combinado nacional, compuesto por 26 futbolistas, comparecía ante la prensa la semana pasada tras la victoria contra Colombia por 3-0 en un partido de clasificación para el próximo mundial, y se negó a responder a cualquier otra pregunta. El partido de la semana pasada era el primero de los cinco encuentros de clasificación del grupo sudamericano para conseguir una plaza para participar en el campeonato a celebrar en Rusia en 2018.

El equipo ha adoptado esta posición después de que un periodista de radio argentino, Gabriel Anello, sugiriese en Twitter que Lavezzi había sido sorprendido fumando cannabis antes del partido, durante la concentración previa. El futbolista no fue incluido en el combinado que derrotó a Colombia.

Anello publicaba este tweet: "Lavezzi queda fuera del banco de suplentes mañana por el porro q se fumo anoche en la concentración? Pregunto... Sólo pregunto".

Aunque este boicot no ha sido motivado exclusivamente por la acusación de consumo de marihuana (el equipo ha sufrido críticas continuas durante su fase de clasificación para el Mundial), parece que ha sido la gota que ha colmado el vaso. Argentina fue la subcampeona en el último torneo celebrado hace dos años. Las críticas también se sucedieron tras la derrota por 3 goles a 0 frente a Brasil hace unas semanas, su segunda derrota consecutiva tras otros dos empates.

Messi declaraba: "Sabemos que hay muchos de ustedes que no están en ese juego de faltarnos el respeto. Podemos perder o ganar, podéis opinar de lo que hacemos adentro de la cancha, pero meterse en la vida personal de uno y hacer estas acusaciones es muy grave. Si no lo cortamos hoy, no lo cortamos más."

Lavezzi ya ha confirmado que emprenderá acciones legales contra el periodista. El 15 de noviembre twitteaba lo siguiente: "Comunico por este medio que voy a iniciar acciones legales contra Gabriel Anello por sus falsas declaraciones contra mi persona por los graves daños que han generado a mi familia y en mi trabajo".

CONSUMO DE CANNABIS: ¿MEJORA O EMPEORA EL RENDIMIENTO DE UN DEPORTISTA?

En el origen de esta polémica sobre el uso de sustancias prohibidas por parte de deportistas profesionales (incluyendo el cannabis) está la cuestión de si el consumo de la droga perjudica o potencia el rendimiento físico general.

A pesar de la reacción de los jugadores argentinos por la supuesta relación entre el bajo rendimiento y el consumo de marihuana, podría resultar que la realidad fuese totalmente opuesta. De hecho, las pruebas parecen inclinarse hacia la teoría de que el cannabis potencia el rendimiento. Según Gordy Megroz, en un artículo publicado en Outside Magazine el año pasado, ingerir marihuana parecía ayudarle en las pistas de ski y afirmaba sentirse "invencible".

Esto tiene una explicación científica muy sencilla. A lo largo de nuestro cerebro y de nuestro cuerpo existen receptores cannabinoides. Cuando el THC interactúa con estos receptores puede afectar a los niveles de ansiedad (en ambas direcciones). Esto es lo que hace a algunas personas sentirse con más confianza. Dicho esto, mucha gente también declara sentir mayor ansiedad al fumar marihuana. Parece depender del tipo de marihuana consumida y del metabolismo de cada individuo.

Por eso la Agencia Mundial Antidopaje prohíbe competir bajo los efectos de la marihuana, puesto que también puede aumentar el flujo de aire hacia los pulmones al actuar como un broncodilatador disminuyendo la resistencia en las vías respiratorias.

Cannabinioides anxieté recepteurs thc performances deporte ahtlétiques cannabisSin embargo, hay muchos informes de deportistas cuya capacidad de toma de decisiones se veía afectada tras consumir hierba, pero también puede alegarse que los músculos son más resistentes a lesiones y se reponen más rápido. Casos de lesiones craneoencefálicas que fueron inmediatamente tratadas con marihuana, por ejemplo, sufrieron menos secuelas incapacitantes por daños cerebrales.

Las respuestas a todas estas preguntas, por tanto, no son universales, simplemente porque no hay pruebas reales suficientes ni en un sentido ni en el otro. Otra cuestión es, obviamente, el efecto residual del cannabis en el cuerpo. Un atleta puede fumarse un porro mucho antes de competir, pero el período de tiempo en que los efectos perduran en el cuerpo (más allá de la presencia de THC) es una pregunta muy interesante.

UN SUBIDÓN DE RUNNER NATURAL

El denominado "runner's high" se debe en parte a endorfinas naturales. El cerebro libera opioides naturales durante el ejercicio. También produce cannabinoides endógenos, conocidos como endocannabinoides. A diferencia de las endorfinas, estas sustancias químicas son capaces de superar la barrera entre sangre y cerebro y actuar sobre los mismos receptores que el THC estimula cuando se consume en la marihuana. Esto a su vez, parece crear un efecto, sobre todo en corredores de fondo, que puede aumentar el rendimiento. Además, una vez se ha realizado el esfuerzo físico puede aliviar el dolor muscular. Los levantadores de pesas también afirman que la fatiga y los dolores musculares se reducen drásticamente.

SON NECESARIOS MÁS ESTUDIOS

Mientras muchos afirman que la marihuana contribuye en realidad a su rendimiento físico, otros tantos opinan que el consumo de cannabis es perjudicial en este sentido. Empezando por los reflejos, la coordinación entre manos y ojos y la percepción. Estos efectos pueden durar hasta 36 horas después del consumo, al menos en sujetos sanos.

Tampoco está claro si el consumo de marihuana podría incrementar o disminuir el crecimiento de la masa muscular. Dado que el consumo prolongado de marihuana parece reducir la sensibilidad de los receptores CB1 de la misma forma que las oscilaciones del azúcar en sangre provocan resistencia a la insulina, el THC podría impedir el desarrollo muscular al interrumpir la vía de señalización necesaria para la síntesis de proteínas. También se ha publicado un estudio que parece mostrar que la marihuana podría impedir la secreción de la hormona del crecimiento. Dicho esto, el estudio utilizaba dosis de THC extremadamente altas (210mg al día durante dos semanas) para obtener estos resultados.

La marihuana también afecta a las hormonas, pero una vez más, no está claro cómo ni si se trata de algo necesariamente negativo. Un estudio descubrió que inhibía el eje hipotálamo-hipofisario (HHA) en roedores, pero los ensayos en humanos indican un efecto variable sobre este eje que regula el sistema endocrino y los niveles de energía.

También podría aumentar el cortisol, la hormona asociada al estrés. Esto explicaría las sensaciones paranoicas que sienten algunos consumidores, pero tampoco está claro, especialmente porque otros estudios concluyen que la respuesta del cortisol en consumidores habituales de cannabis está distorsionada.

En definitiva, lo que está claro es que la marihuana puede tener efectos positivos y negativos sobre la salud de quienes practican deporte, profesionalmente o a nivel aficionado. Pero es obvio que, hasta que se lleven a cabo más estudios y más exhaustivos, las respuestas seguirán siendo poco clarificadoras.

 

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar