20% de descuento en aceite de CBD con el código CBD20

By Luke Sumpter

Alguna vez te has preguntado: “¿Por qué no funciona el CBD?” Todas las sustancias y suplementos afectan a cada persona de una manera distinta. Existen ciertas variables que determinan los efectos de una sustancia en cada individuo, como la edad, el sexo o el peso. Estos factores también pueden influir en cómo interactúa el CBD con tu fisiología.

La mayoría de la gente experimenta algunos efectos con los productos de CBD, y es muy decepcionante cuando no se siente nada. Has investigado para encontrar los mejores productos del mercado. Has comprado aceite de CBD elaborado con cáñamo orgánico y analizado para detectar pesticidas y metales pesados. Has elegido incluso una marca que utiliza el extracto de la planta entera para proporcionar el efecto séquito de los cannabinoides y los terpenos. Y aun así, no has sentido nada.

Si te encuentras en esta situación tan desalentadora, te aconsejamos darle al aceite de CBD otra oportunidad. Intenta ajustar la dosis, probar con distintas concentraciones o cambiar el método de consumo para poder experimentar todo lo que ofrece el CBD.

1. Porcentajes y dosis

El aceite de CBD está disponible con distintas concentraciones que a menudo se indican mediante porcentajes. Cuanto más alta sea esta cifra, más alta será la concentración de CBD del producto. Cuando compares los aceites, vas a encontrar porcentajes del 5%, 10%, 15%, 20% y 30%.

En la gama RQS, estos porcentajes proporcionan un contenido total de CBD de 500, 1000, 1500, 2000 y 3000mg, respectivamente. El CBD constituye del 5 al 30% de estas fórmulas, y los aceites portadores, los terpenos y otros fitoquímicos conforman el resto.

Si no sientes nada después de tomar un producto con un porcentaje de CBD bajo, lo lógico es probar con una opción más fuerte. Un producto con mayor concentración te permitirá aumentar la dosis mientras sigues consumiendo una cantidad de aceite parecida.

En este caso, la palabra “dosis” simplemente hace referencia a una cantidad medida de una determinada sustancia que se administra como unidad. Cuando se prueba el CBD por primera vez, se aconseja empezar despacio y con dosis bajas para comprobar cómo afecta esta molécula a la fisiología de cada persona. Con el tiempo, se recomienda aumentar la dosis de forma gradual hasta encontrar el punto óptimo con el que se experimentan los efectos más positivos y menos efectos secundarios.

Sin embargo, para evitar perder el tiempo tomando dosis que no funcionan, puedes saltarte la fase inicial utilizando nuestra calculadora de dosis de CBD. Simplemente selecciona los efectos que buscas y el rango de tu peso para obtener la dosis general ideal para tu cuerpo. Si todavía no funciona, aumenta la dosis en unos 5mg por semana hasta que encuentres tu punto ideal.

2. Método de consumo

La forma de tomar aceite de CBD también influye en cómo se experimenta esta molécula. La mayoría de consumidores empiezan administrando las gotas directamente en la boca. Este método, conocido como administración oral, funciona muy bien para algunas personas, pero a otras no les produce ningún efecto.

En la administración oral, el CBD pasa a través del estómago y el hígado antes de entrar en la circulación sistémica. Lamentablemente, la mayoría de las moléculas no llegan tan lejos, ya que el CBD tiene una disponibilidad oral de apenas un 6%[1]. ¿Qué significa esto? Dependiendo de tu metabolismo, en el peor de los casos no obtendrás el 94% del producto que has pagado con el sudor de tu frente.

Si ves que el CBD no te funciona, prueba con la administración sublingual. Al colocar las gotas de aceite de CBD debajo de la lengua se mejora notablemente su biodisponibilidad. En este caso, el cannabinoide pasa a través de la mucosa oral al lecho capilar de su interior. Esta ruta garantiza el acceso casi inmediato del CBD a la circulación sistémica, sin tener que someterse primero a la acción del metabolismo de primer paso. Esto no solo produce un efecto de acción rápida, sino que además resulta en una respuesta más fuerte.

Ingestion Method

¿Con qué rapidez funciona el aceite de CBD?

La respuesta a esta pregunta dependerá de cada persona y de su fisiología. El CBD ejerce su efecto en parte interactuando con el sistema endocannabinoide (SEC). Más concretamente, inhibe las enzimas del SEC de forma temporal y se une a los a receptores del SEC “ampliado”, como los TRPV1. Aparte de unirse al SEC, el cannabidiol se une a muchos otros sitios receptores, como los de serotonina y los de GABA. Dado que cada persona presenta un metabolismo y una expresión de los receptores ligeramente distintos, la velocidad con la que funciona el CBD varía.

Algunos consumidores novatos experimentan los efectos del CBD de forma inmediata, incluso en dosis bajas. Y otros tienen que esperar más tiempo. Las diferencias genéticas y bioquímicas significan que cierta parte de los consumidores no experimentarán ningún efecto hasta varias semanas después de administrar CBD a sus organismos. Y para otros, podría tardar varios meses. Ten paciencia para poder experimentar más adelante lo que ofrece el CBD.

3. Ten en cuenta tu estilo de vida

Tanto si tardas varias semanas en experimentar los efectos del CBD como si nunca sientes nada, hay ciertos pasos que puedes dar para influir en tu sistema endocannabinoide de una forma parecida.

Uno de los principales mecanismos del CBD implica la inhibición de una enzima del SEC llamada amida hidrolasa de ácidos grasos (FAAH). Esta proteína catabólica descompone el endocannabinoide anandamida, también conocido como la “molécula de la felicidad”. A través de la inhibición de la FAAH, el CBD ayuda a incrementar temporalmente el nivel de anandamida, que desempeña un papel importante en la memoria, el apetito, el sueño y el dolor.

Sin embargo, hay más de una forma de aumentar los niveles de esta maravillosa sustancia química. Para empezar, el ejercicio físico ayuda a potenciar el nivel de anandamida en la circulación. De hecho, esta molécula es la responsable del “subidón del corredor”, que es la sensación de euforia que sienten los deportistas después de realizar ejercicios aeróbicos. El entrenamiento de resistencia[2] (como levantar pesas) también aumenta el nivel de anandamida después de varias semanas.

La dieta también desempeña un papel importante en la función del SEC. Los ácidos grasos alimentarios son los precursores de los endocannabinoides. Alimentos como los huevos, el pollo, la carne de vacuno, las anchoas y el atún ofrecen un contenido relativamente alto de anandamida. El flavonoide kaempferol, que está presente en grandes cantidades en las espinacas, el kale y el eneldo, también inhibe la FAAH[3].

Take Your Lifestyle Into Consideration

4. Expectativas

Algunas personas esperan tantas cosas del CBD que acaban por no sentir sus efectos sutiles. Al preveer un cambio milagroso en su salud física y mental, algunos consumidores se desensibilizan ante efectos que de otro modo percibirían. No esperes una solución mágica cuando tomes CBD, incluso en dosis altas. En su lugar, trata de notar pequeños cambios en tu mente y cuerpo.

¿Funciona el CBD para todo el mundo?

No. Aunque por fuera la mayoría de las personas tienen un aspecto parecido, por dentro nos diferenciamos a nivel genético, bioquímico y metabólico. Estas diferencias también están presentes en el sistema endocannabinoide. Incluso en dosis altas, el CBD no produce ningún efecto en algunas personas. Si eres una de ellas, entendemos que te sientas decepcionado/a, pero no desesperes. En estos momentos se están investigando más de 100 cannabinoides nuevos. Además, también puedes modular tu SEC a diario por medio de la dieta y el ejercicio físico.

¿Funciona realmente el CBD? Ten paciencia

¿Funciona el CBD? ¡Sí! Pregunta a los millones de personas que experimentan sus efectos a diario. Sin embargo, no funciona para todo el mundo. Si la primera vez que has probado el cannabidiol te ha decepcionado, ten paciencia. Utiliza nuestra calculadora de dosis (mencionada más arriba) y aumenta gradualmente la cantidad que consumes hasta que descubras tu punto óptimo. Si aun así no sientes nada, toma la cantidad recomendada por nuestra calculadora durante varias semanas o meses. A partir de ahí, si ves que el CBD sigue sin afectarte, prueba con otros cannabinoides como el CBG, o descubre otras plantas que contienen cannabinoides.

Aceite de CBD 5% (500mg)
THC: 0.2%
CBD: 5%
CBD por gota: 2.5 %
El portador: Olive Oil

Comprar Aceite de CBD 5% (500mg)

Fuentes Externas
  1. Bioequivalence Assessment of Cannabidiol (CBD) Administrated in Oral Formulations - Full Text View - ClinicalTrials.gov https://clinicaltrials.gov
  2. https://paulogentil.com/pdf/Increased%20Anandamide%20and%20Decreased%20Pain%20and%20Depression%20after%20Exercise%20in%20Fibromyalgia.pdf
  3. Inhibition of fatty acid amide hydrolase by kaempferol and related naturally occurring flavonoids - PMC https://www.ncbi.nlm.nih.gov
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.