Como dijo una vez el camarero de los Simpson, Moe Szyslak, "el aumento de la satisfacción laboral y la unión familiar son un veneno para un proveedor de embriagantes aturdementes como yo". Actualmente en el siglo XXI, el número de matrimonios ha disminuido y la inseguridad laboral es cada vez más generalizada, por lo que podría parecer el mercado ideal para el alcohol. Pero el sector del alcohol se enfrenta a un nuevo competidor que expande las mentes: el cannabis. Para mucha gente, esta planta es una interesante alternativa al alcohol. Ahora que se está extendiendo la legalización de la marihuana, ¿cómo afectará esto al mercado de las bebidas alcohólicas?

¿POR QUÉ LA GENTE SE ESTÁ PASANDO A LA MARIHUANA?

El cannabis tiene menos consecuencias negativas para la salud que el alcohol. Incluso es recetado para tratar ciertas afecciones médicas en cada vez más regiones del mundo. Generalmente, produce un efecto calmante, o un subidón energético de entusiasmo. El alcohol disminuye la inhibición, lo que puede provocar todo tipo de reacciones emocionales. También afecta a la seguridad de quienes lo consumen. Desde un punto de vista social, este contraste se destacó en la campaña histórica para legalizar el cannabis en Colorado. El hecho de que la prohibición del cannabis haya continuado durante tanto tiempo, mientras que se haya extendido el consumo de alcohol, es una doble moral extraña. Bill Hicks señaló esto hace años con su característica lucidez.

COMPETIR CON EL CANNABIS

Cada vez más jurisdicciones se están dando cuenta de lo absurdo que resulta prohibir la marihuana, por lo que en muchos lugares se está reformando la situación legal del cannabis. Sin embargo, este sector se encuentra en sus primeras etapas hacia la aceptación generalizada por parte de la sociedad. Muchos bancos y mercados bursátiles no procesan la financiación del sector cannábico debido a la incertidumbre legal. Esto provoca que la mayoría de empresas de marihuana tengan que trabajar con criptomonedas o dinero en efectivo. A pesar de que el cannabis aún tiene que normalizarse, ya está atrayendo a grandes inversores; y hay más a la espera, listos para dar el paso cuando salga de la zona gris.

Este año, Canadá se convertirá en el segundo estado en legalizar los productos de cannabis para consumo recreativo. Según las predicciones del banco canadiense CIBC, en tan solo 2 años el sector cannábico canadiense tendrá un valor de 6.500 millones de dólares. En cambio, en 2017 los canadienses gastaron 5.100 millones de dólares en alcohol. El cannabis va a tener una gran ventaja sobre el alcohol en años venideros. Todos estamos acostumbrados a los productos alcohólicos. Las innovaciones que nos esperan, tras toda esta inversión en el sector de la marihuana, serán novedosas. El cannabis también tiene muchas más aplicaciones que el alcohol, que se centra únicamente en su uso recreativo. La marihuana no solo satisface fines recreativos, sino que también es útil para otros sectores, como la medicina, la construcción, la industria textil, la agricultura o la alimentación.

Además, el consumo de alcohol podría estar disminuyendo. Un estudio de 2014 publicado en el Washington Post informó que el 30% de los estadounidenses solo beben alcohol en ocasiones especiales. Otro 30% no bebe en absoluto, debido a una serie de factores como una mayor conciencia sobre la salud, menos ingresos económicos o motivos religiosos. El aumento del cannabis legal, especialmente en los años posteriores al estudio, podría ser otro factor considerable. La Universidad de Connecticut y la Universidad Estatal de Georgia publicaron un estudio, comparando las ventas de alcohol y marihuana en regiones con acceso a cannabis para fines medicinales. Descubrieron que en estas zonas las ventas de alcohol disminuyeron un 13% entre 2006 y 2015. Esto sugiere que, cuando hay marihuana disponible, la gente abandona el consumo de alcohol, y esta tendencia probablemente aumentará con la legalización de la marihuana con fines recreativos.

¿EL ALCOHOL Y EL CANNABIS TRABAJANDO JUNTOS?

Entonces, ¿qué puede hacer el sector del alcohol? Esta industria siempre sobrevivirá, pero existe el riesgo real de que su cuota de mercado disminuya. La mayoría de jurisdicciones que permiten la venta de marihuana, en alguna forma, la separan estrictamente de la venta de alcohol. La provincia canadiense de Newfoundland y Labrador podría romper con esta tendencia, permitiendo la venta de cannabis en los mismos supermercados donde se vende alcohol. Esto haría que el cannabis sea mucho más accesible, y los clientes ya no tendrían que desplazarse hasta tiendas especializadas para comprar marihuana. Literalmente, podrían escoger entre alcohol y cannabis en la misma tienda.

El sector del alcohol tendrá que comercializar sus productos, de forma que se refuercen las asociaciones positivas con el alcohol. Esto podría aplicarse prácticamente a cualquier negocio. El problema al que se enfrenta el alcohol es que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. reportan más de 90.000 muertes al año relacionadas con su consumo. Realmente, el sector del alcohol nunca ha sido desafiado por su papel en el empeoramiento de la salud, como ha sucedido con la industria tabacalera. Dicho esto, hoy en día la gente parece más consciente de sus consecuencias negativas.

Actualmente, la mejor opción para el mercado del alcohol es involucrarse con el sector de la marihuana, y lo saben. La posibilidad de la colaboración entre ambos sectores ya es una realidad. Molson Coors está invirtiendo en los cultivadores canadienses Aurora Cannabis. Constellation Brands, propietaria de Corona, tiene una participación minoritaria en Canopy Growth, valorada en 6.600 millones de dólares americanos, 8.800 millones de dólares canadienses. La industria del alcohol puede incluso aportar su perspicacia para el marketing, para ayudar a vender la "experiencia" del cannabis. A cambio, el sector de la marihuana ya está fomentando la producción de cervezas artesanales con marihuana. Basándonos en la tendencia actual de las inversiones, es probable que en el futuro las grandes marcas de cerveza con marihuana sean algo normal.

Vino De Cannabis

CÓMO REGULAR EL CANNABIS

Así que, a pesar de que parezca que el cannabis podría ser una amenaza real para la industria del alcohol, ambos ya se están adaptando, no solo para coexistir sino también para trabajar juntas. Esto podría ser motivo de preocupación para algunos activistas cannábicos. Las reformas realizadas en Canadá ya han sido criticadas por el prominente activista y empresario Marc Emery. Dirigiéndose a la Concentración 4/20 del 2018 en Dublín, Irlanda, Emery dijo: "me traicionaron con la palabra 'legalización'". Argumentó que las regulaciones de Canadá dan demasiado poder a los monopolios y al gobierno. Tanto algunos defensores como algunos opositores del cannabis legal, temen que se repita la comercialización agresiva que experimentó la industria del alcohol.

Dicho esto, a pesar de que las grandes marcas dominen el mercado, el mundo de la cerveza artesanal está en auge. Muchos cultivadores de cannabis seguirán entregados a la producción de marihuana de gran calidad. Emery ha planteado un argumento válido en el sentido de que la forma en que se regule el cannabis afectará al sector y a su impacto social. Algunas regiones, como Uruguay y Cataluña, han optado por permitir el acceso a la marihuana, mediante clubs cannábicos exclusivos para miembros y sin ánimo de lucro. Otros lugares más capitalistas, como los Estados Unidos, también podrían ver el auge del "Gran Cannabis". A medida que más países experimentan con diferentes modelos, el resultado parece ser el mismo. La industria del alcohol se enfrenta a una dura competencia, pero parece que ya ha iniciado el proceso de adaptación.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar