Un total de 29 estados han aceptado el consumo de marihuana con fines medicinales en EE.UU., incluyendo la capital del país, Washington D.C. Sin embargo, las regulaciones federales aún clasifican el cannabis como una droga ilegal de Categoría 1, lo que significa que el consumo de esta planta sigue rodeado de una serie de restricciones. En Europa, la legislación en torno al cannabis varía entre los diferentes países, pero los más permisivos son Holanda, España y Alemania, por mencionar algunos.

Una de las dudas que tienen los fumadores de cannabis ante estas restricciones es la posesión de marihuana estando en un avión. Aunque pueda ser comprensible que los cogollos en sí levanten sospechas, mucha gente se pregunta que ocurre con el aceite de CBD, terapéutico y no psicoactivo, en cuanto a la prohibición del cannabis. En este artículo, vamos a profundizar en la cuestión de transportar CBD en un avión, ofreciéndote cierta información que deberías saber si estás pensando en hacerlo.


RAZONES PARA VOLAR CON CBD

Antes de decidir llevar CBD contigo en tus viajes por puro capricho, es importante que establezcas tus motivos para hacerlo. Al fin y al cabo, tener en tu posesión cualquier formato de cannabis podría provocar que recibas más atención de la que desearías o incluso un interrogatorio. La mayoría de personas que deciden volar con CBD lo hacen para tener su suplemento medicinal a mano.

El CBD se usa para aliviar varios dolores y malestares, y no es ningún secreto que este cannabinoide está teniendo buenos resultados como tratamiento legal para problemas de salud de diversos niveles de gravedad. Como tal, muchas personas no quieren renunciar a su tratamiento médico cuando viajan. Más allá de esto, algunas personas consumen CBD precisamente para aliviar de forma natural la ansiedad que les provoca volar, sin los efectos secundarios de fármacos como las benzodiacepinas.

Sea cual sea la razón, debería ser lo “suficientemente válida” para que corras el riesgo de exponerte a la policía en su búsqueda de sustancias ilícitas. Si se diera el caso, tener un buen motivo para respaldar tu decisión te podría venir bien.

RAZONES PARA VOLAR CON CBD

VOLAR EN EE.UU. CON ACEITE DE CBD

La Agencia Antidrogas de EE.UU. (DEA), junto con la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) de este país, reconocen los productos de CBD no-psicoactivos, así que a la hora de viajar con aceite de CBD, debería tener un contenido de THC inferior al 0,3% para no causar problemas. Dicho esto, se recomienda a los consumidores que compren sus productos de empresas acreditadas que cuenten con un Certificado de Análisis de un laboratorio fiable, donde se muestre explícitamente el contenido del producto.

Según la normativa de la Administración para la Seguridad en el Transporte (TSA) de EE.UU., están obligados a informar de cualquier posible infracción de la ley que encuentren. Pero, en la mayoría de casos, los agentes del TSA suelen dejar estas situaciones pasar, sobre todo si la persona en cuestión posee alguna prueba de ser un paciente que consume marihuana con fines terapéuticos.

Para ser precavidos, sería más seguro comprar productos que no mencionen el THC en absoluto. Incluso si el contenido de THC es inferior al 0,3%, podría ayudar a evitar sospechas.

Aceite de CBD 15% (1500mg)
THC: 0.2%
CBD: 15%
CBD por gota: 7,5mg
El portador: Olive Oil

Comprar Aceite de CBD 15% (1500mg)

VUELOS INTERNACIONALES CON ACEITE DE CBD

En sitios como EE.UU., donde actualmente muchos estados aprueban el CBD para consumo medicinal o recreativo, da la impresión de que debería ser fácil volar de un estado a otro con tus derivados de cannabis encima. Pero, desafortunadamente, no es así. Incluso si vuelas entre dos estados donde es legal, como por ejemplo de Oregón a California, sigue estando prohibido llevar cannabis psicoactivo a bordo, y poseer ciertos productos ricos en CBD también podría estar penalizado. Los vuelos internacionales son aún más complicados.

Al cruzar las fronteras de un país a otro, las medidas de seguridad suelen ser más estrictas. Los gobiernos pueden implicarse fácilmente, lo cual puede dejarte en una grave situación ante la ley. Algunos países son más tolerantes que otros, pero en ciertas regiones la posesión de marihuana supone graves condenas de cárcel, o incluso la pena de muerte. Así que piensa bien tu decisión.

Este es el motivo por el que nunca se recomienda coger vuelos internacionales llevando contigo sustancias ilegales, incluso con un producto no-psicoactivo como el CBD. Puedes investigar las leyes internacionales por ti mismo, pero en general no es algo por lo que valga la pena meterse en problemas.

5 CONSEJOS PARA VIAJAR EN AVIÓN CON ACEITE DE CBD

Viajar en avión con aceite de CBD puede parecer un proceso sencillo. Sin embargo, llevar a bordo cualquier tipo de producto relacionado con la marihuana podría despertar sospechas.

Algunos países son mucho más permisivos con el CBD, mientras que en otros podrían detenerte para registrarte e interrogarte. La mayoría de los países europeos te permiten pasar sin problemas, pero en sitios como Albania o Bielorrusia podrías tener muchos problemas.

Si vas a volar con CBD, te recomendamos seguir estos consejos para que el proceso sea lo más fácil y seguro posible.

  • DECLARAR SIEMPRE TU ACEITE DE CBD

Declarar el aceite de CBD en la aduana ayuda a minimizar cualquier sospecha y demuestra que actúas de forma honesta y abierta. Viajar en avión con CBD no constituye un delito. Sin embargo, declarar tus productos te ayudará a evitar otros problemas potenciales más adelante. Al actuar abiertamente, demostrarás a los funcionarios de aduanas que no tienes nada que ocultar.

  • RESPETA LA NORMATIVA SOBRE LÍQUIDOS

La mayoría de los países tienen unas normativas sobre líquidos muy estrictas, con pocas excepciones comunes como medicamentos y alimentos para bebés. En el Reino Unido, por ejemplo, los pasajeros solo pueden transportar líquidos en envases de 100ml. Asegúrate de que tus frascos de CBD no excedan el límite permitido en el país al que vas a viajar, ya que lo más probable es que te los confisquen. La mayoría de aceites de CBD se venden en frascos de 10ml, por lo que esto no será un problema.

5 CONSEJOS PARA VIAJAR EN AVIÓN CON ACEITE DE CBD

  • INCLUYE EL ENVASE DEL ACEITE DE CBD

Pasar por la aduana con un frasco con gotero lleno de líquido y sin etiqueta, puede despertar sospechas. Asegúrate de conservar las etiquetas de tus botes para que los funcionarios de aduanas sepan qué contienen. Aún mejor, lleva tu aceite de CBD en su envase externo, como la caja de cartón, para que sea aún más evidente que estás transportando un producto comercial y legal.

  • LIMÍTATE A MARCAS DE ACEITE DE CBD DE CONFIANZA

En Royal Queen Seeds recomendamos comprar únicamente aceites de CBD a empresas fiables que someten sus extractos de CBD a análisis independientes. Los aceites de CBD comprobados por terceros no solo garantizan la ausencia de contaminantes, sino que también se mantienen por debajo de los umbrales legales del THC. Los aceites de baja calidad y sin regular, a veces contienen cantidades de THC por encima del límite legal. En algunos países, esto podría causarte graves problemas.

Las empresas de confianza proporcionan a sus clientes certificados de estos análisis. Algunas publican un PDF en su página web, mientras que otras están encantadas de enviar una copia cuando el cliente la solicita. En este documento se detalla el nivel exacto de cannabinoides y terpenos que contiene un producto de CBD. Un certificado de análisis te permitirá mostrar los compuestos exactos del frasco, demostrando así la legalidad del producto.

CONSIDERA LA POSIBILIDAD DE COMPRAR EL ACEITE DE CBD CUANDO ATERRICES

Si desconoces las normativas con respecto a viajar en avión con aceite de CBD, siempre puedes comprarlo cuando llegues. Investiga un poco antes para ver dónde puedes comprar aceite de CBD de calidad en el país de destino. De esta forma, podrías ahorrarte mucho tiempo y estrés, y centrarte exclusivamente en el objetivo de tu viaje.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.