Desde 2017, un total de 29 estados han aceptado el consumo de marihuana con fines medicinales en EE.UU., incluyendo la capital del país, Washington D.C. Sin embargo, las regulaciones federales aún clasifican el cannabis como una droga ilegal de Categoría 1, lo que significa que el consumo de esta planta sigue rodeado de una serie de restricciones. En Europa, la legislación en torno al cannabis varía entre los diferentes países, pero los más permisivos son Holanda, España y Alemania, por mencionar algunos.

Una de las dudas que tienen los fumadores de cannabis ante estas restricciones es la posesión de marihuana estando en un avión. Aunque pueda ser comprensible que los cogollos en sí levanten sospechas, mucha gente se pregunta que ocurre con el aceite de CBD, terapéutico y no psicoactivo, en cuanto a la prohibición del cannabis. En este artículo, vamos a profundizar en la cuestión de transportar CBD en un avión, ofreciéndote cierta información que deberías saber si estás pensando en hacerlo.

RAZONES PARA VOLAR CON CBD

Antes de decidir llevar CBD contigo en tus viajes por puro capricho, es importante que establezcas tus motivos para hacerlo. Al fin y al cabo, tener en tu posesión cualquier formato de cannabis podría provocar que recibas más atención de la que desearías o incluso un interrogatorio. La mayoría de personas que deciden volar con CBD lo hacen para tener su suplemento medicinal a mano.

El CBD se usa para aliviar varios dolores y malestares, y no es ningún secreto que este cannabinoide está teniendo buenos resultados como tratamiento legal para problemas de salud de diversos niveles de gravedad. Como tal, muchas personas no quieren renunciar a su tratamiento médico cuando viajan. Más allá de esto, algunas personas consumen CBD precisamente para aliviar de forma natural la ansiedad que les provoca volar, sin los efectos secundarios de fármacos como las benzodiacepinas.

Sea cual sea la razón, debería ser lo “suficientemente válida” para que corras el riesgo de exponerte a la policía en su búsqueda de sustancias ilícitas. Si se diera el caso, tener un buen motivo para respaldar tu decisión te podría venir bien.

CBD Oil

ESPECIFICACIONES DE LA LEY FEDERAL

La Agencia Antidrogas de EE.UU. (DEA), junto con la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) de este país, reconocen los productos de CBD no-psicoactivos, así que a la hora de viajar con aceite de CBD, debería tener un contenido de THC inferior al 0,3% para no causar problemas. Dicho esto, se recomienda a los consumidores que compren sus productos de empresas acreditadas que cuenten con un Certificado de Análisis de un laboratorio fiable, donde se muestre explícitamente el contenido del producto.

Según la normativa de la Administración para la Seguridad en el Transporte (TSA) de EE.UU., están obligados a informar de cualquier posible infracción de la ley que encuentren. Pero, en la mayoría de casos, los agentes del TSA suelen dejar estas situaciones pasar, sobre todo si la persona en cuestión posee alguna prueba de ser un paciente que consume marihuana con fines terapéuticos.

Para ser precavidos, sería más seguro comprar productos que no mencionen el THC en absoluto. Incluso si el contenido de THC es inferior al 0,3%, podría ayudar a evitar sospechas.

VUELOS INTERNACIONALES CON ACEITE DE CBD

En sitios como EE.UU., donde actualmente muchos estados aprueban el CBD para consumo medicinal o recreativo, da la impresión de que debería ser fácil volar de un estado a otro con tus derivados de cannabis encima. Pero, desafortunadamente, no es así. Incluso si vuelas entre dos estados donde es legal, como por ejemplo de Oregón a California, sigue estando prohibido llevar cannabis psicoactivo a bordo, y poseer ciertos productos ricos en CBD también podría estar penalizado. Los vuelos internacionales son aún más complicados.

Al cruzar las fronteras de un país a otro, las medidas de seguridad suelen ser más estrictas. Los gobiernos pueden implicarse fácilmente, lo cual puede dejarte en una grave situación ante la ley. Algunos países son más tolerantes que otros, pero en ciertas regiones la posesión de marihuana supone graves condenas de cárcel, o incluso la pena de muerte. Así que piensa bien tu decisión.

Este es el motivo por el que nunca se recomienda coger vuelos internacionales llevando contigo sustancias ilegales, incluso con un producto no-psicoactivo como el CBD. Puedes investigar las leyes internacionales por ti mismo, pero en general no es algo por lo que valga la pena meterse en problemas.

Airport Control For Cannabis

CONCUSIÓN

Puede que el cannabis se esté ganando la reputación de ser una hierba milagrosa, que combate una serie de problemas de salud, pero la realidad es que aún conlleva el estigma negativo que ha minado su reputación durante décadas. Lamentablemente, este prejuicio no solo afecta al THC, sino a toda la planta de marihuana.

A medida que la legalización vaya extendiéndose por el mundo, puede que en el futuro veamos normativas más permisivas, especialmente en lo referente al CBD y al consumo con fines medicinales. Pero, de momento, lo mejor es cumplir las leyes vigentes.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar