Cualquier aficionado a la marihuana quiere disfrutar del mejor canuto. Hay muchos factores que influyen en que un porro sea exquisito u horrible. La velocidad a la que se consume un canuto es un factor crucial que puede condicionar la experiencia por completo. Así que veamos qué afecta a la velocidad de combustión de un porro.

CALIDAD DEL COGOLLO

El nivel de humedad de la hierba determinará la velocidad de combustión de un canuto. Cuando se cosecha marihuana, se somete a técnicas de curación que permiten que la humedad se evapore de los cogollos. Si las flores se desintegran en cuanto las tocas, como hojas secas, probablemente la hierba esté demasiado seca y quemará muy rápido. El nivel de humedad ideal de los cogollos debería estar en torno al 10%. Si los mezclas con tabaco u otras sustancias, ten en cuenta su humedad también.

PAPEL DE LIAR

Otro factor significativo es la calidad del papel de fumar. En primer lugar, el grosor del papel determinará su velocidad de combustión. Con papel más fino, se permite el paso de una mayor cantidad de aire, haciendo que el porro se consuma más lentamente. En segundo lugar, el papel de fumar se fabrica con distintos materiales. Puede estar hecho de lino, cáñamo, arroz, pulpa de madera, etc. Así que escoge los que quemen mejor. Por último, los aditivos pueden provocar que el papel se consuma rápido, así que si quieres conseguir un porro de combustión lenta y una fumada más sana, el papel fino y sin aditivos es una gran elección. Algunos fumadores añaden un papel adicional alrededor del canuto para evitar que queme de manera desigual y hacer que dure más.

Combustion

MÁS O MENOS PRENSADO

Porros muy compactos queman más despacio que otros más flojos. El menor flujo de aire pasando a través de un canuto muy condensado, frena su velocidad de combustión. Si el porro está muy prensado será difícil fumarlo y probablemente pongas caras extrañas al intentar hacerlo. En cambio si está muy suelto, quemará rápido, la mezcla podría llegar a desprenderse, se consumirá de forma desigual y la experiencia no será agradable. Así que prensa, ¡pero lo justo!

GRINDER

Para hacer el canuto definitivo, la hierba tiene que esta picada uniformemente. Si el cogollo queda desmenuzado en trozos desiguales (lo que suele ocurrir cuando se hace a mano) el porro se quemará irregularmente. Asegúrate de usar un buen grinder que triture bien con todos sus dientes.

INTENSIDAD DE LA CALADA

Vale, esto es obvio, pero hay que mencionarlo. Si inhalas el porro con fuerza, se quemará más rápido. Así que si quieres que se consuma más despacio, controla la intensidad de tus caladas y relájate.

CERAS Y MIEL

Algunos sibaritas del cannabis utilizan ceras de marihuana en sus canutos. Ralentiza la combustión de los porros y les aporta una interesante inyección extra de cannabinoides. Se extiende una fina capa de cera en el interior del papel antes de añadir la mezcla. Aparentemente, algunos inconformistas incluso untan miel dentro del canuto para disminuir la velocidad a la que quema. Otros hasta bañan el exterior del porro y pegan un poco de hierba por fuera. Queda muy bien, pero las cosas se pueden volver un poco asquerosas rápidamente.

Algunos fumetas prefieren fumar rápido, otros prefieren relajarse y tomárselo con calma, en cualquier caso, ahora ya sabes cómo mejorar la velocidad de combustión de tus petas. La próxima vez que líes uno con tus colegas, usa estos conocimientos para crear el porro perfecto y ganarte sus respetos.

LIAR A LA INVERSA PARA OBTENER CANUTOS QUE ARDAN MÁS LENTO

Un porro liado al revés es una excelente forma de mejorar la velocidad de combustión. Se supone que fumar un canuto es una actividad relajante y terapéutica, pero todo puede desbaratarse si arde demasiado rápido o se apaga continuamente. Liar un porro a la inversa es una forma fiable de producir un cigarrillo de cannabis que arda despacio y uniformemente. Además, se inhala menos humo del papel.

Liar un porro al revés puede parecer complicado, pero es tan sencillo como preparar un canuto tradicional.

Aquí tienes una guía detallada para liar un porro al revés.

LIAR A LA INVERSA PARA OBTENER CANUTOS QUE ARDAN MÁS LENTO

PASO 1

Coge el librillo de papeles que vayas a usar y saca una hoja. También vas a necesitar una boquilla o filtro. Arranca una tira de cartón de la tapa de los papeles y haz un cilindro con ella. Algunos fumadores prefieren usar filtros de madera o vidrio.

PASO 2

Cuando se lía un porro, se deposita la hierba a lo largo del pliegue del papelillo. Para liarlo al revés, dobla el papel hacia el otro lado por este pliegue. La parte engomada debe quedar delante de ti y apuntar hacia abajo.

PASO 3

Coloca la boquilla o filtro en uno de los extremos del papel. Llena el papelillo con la cantidad de hierba que quieras, pero asegúrate de dejar espacio al final para evitar que se salga.

PASO 4

Empieza a liar tu canuto con la ayuda de los pulgares e índices para dar forma a la hierba, creando una columna gruesa.

PASO 5

Una vez que la hierba está bien esparcida, pasa la parte engomada por encima de la hierba hasta que llegue al otro lado del papel, pero no la cierres todavía. Lame la parte engomada para que quede pegajosa.

PASO 6

Ha llegado el momento de colocar la parte engomada de forma que el papel cubra completamente la hierba. Gira el porro hasta que la tira engomada esté bien pegada al otro lado del papel.

PASO 7

Te quedará un canuto con un montón de papel en uno de los extremos. Y ahora, la mejor parte. Acerca una llama a una de las esquinas del papel sobrante y observa cómo arde. La parte engomada y húmeda impedirá que la llama dañe el resto del canuto.

PASO 8

Recuéstate, relájate y fuma.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.