🇺🇸 USA, We are coming soon ⏤ 🌱 Be the first to know

By Luke Sumpter

¿Qué es exactamente el “burping” del cannabis? ¿Cómo pueden los cultivadores aprovechar esta práctica para mejorar el sabor de su cosecha? Piensa en todo el proceso de cultivo de marihuana; aunque la mayoría de gente sabe que empieza sembrando las semillas, muchos aspirantes a cultivadores podrían creer que el proceso acaba con la cosecha. Pero realmente aún queda mucho por hacer tras cosechar las plantas. En primer lugar, hay que secar la cosecha. Y luego hay que curar los cogollos; y aquí es donde entra el burping.

El burping consiste en abrir los frascos de cogollos con cierta frecuencia durante el curado para liberar la humedad acumulada en su interior. Aunque puede que no se le dé demasiada importancia, el burping puede determinar el éxito o el fracaso del proceso de curado, desde el sabor de la hierba hasta la prevención del moho. A continuación, descubre todo lo que necesitas saber sobre el burping del cannabis.


¿Por qué hay que abrir los tarros de cogollos durante el curado?

Para entender la importancia del burping hay que comprender la importancia del curado. ¿Qué ocurre realmente cuando pones unos cogollos secos en un bote de vidrio para curarlos? A simple vista, no mucho; pero, a nivel molecular, los cogollos ricos en clorofila (que producen un humo más áspero) se convierten en una delicia sabrosa con un humo más suave. Esto se debe a procesos enzimáticos que siguen produciéndose incluso después de haber cortado los cogollos de las ramas. Las proteínas presentes en las flores siguen impulsando los procesos químicos que dan lugar al catabolismo (la degradación) de los azúcares, los almidones y los nutrientes residuales.

La presencia de estos compuestos hace que el humo o vapor sean algo ásperos, y es lo que marca la diferencia entre un cogollo no curado y un cogollo curado que produce un humo suave como la seda. Además de facilitar la degradación de las sustancias químicas no deseadas, curar la marihuana también ayuda a evitar la degradación de las moléculas deseadas, como los cannabinoides y terpenos.

Ahora, pasemos al tema central de este artículo: el burping. Como resultado de las mencionadas reacciones enzimáticas, la humedad y el CO₂ empiezan a acumularse dentro de los frascos de curado. Con el tiempo, a medida que aumenta el nivel de humedad, también aumenta el riesgo de formación de moho; los hongos patógenos oportunistas entran en acción cuando las condiciones ambientales se lo permiten. En definitiva, el burping sirve para liberar la humedad y el aire del interior de los frascos de curado, hasta que la humedad descienda a un nivel aceptable. Sin embargo, si se libera demasiada humedad, se ralentizarán e incluso paralizarán las reacciones químicas que hacen que la marihuana tenga un mejor sabor. Por tanto, al hacer burping es fundamental lograr un equilibrio para conseguir los mejores resultados.

Glass Jar

Cómo hacer el burping del cannabis

El burping parece una buena idea, pero ¿cómo se hace? Todo este proceso gira en torno al control de la humedad relativa (que consiste en la cantidad de vapor de agua presente en el aire, expresada como porcentaje de la cantidad necesaria para la saturación a la misma temperatura). Aunque esto pueda sonar intimidante, no implica ninguna ecuación complicada. Para el burping, puedes elegir entre dos opciones. La primera, y más sencilla, consiste en abrir los tarros siguiendo un calendario. A continuación, detallamos los pasos a seguir para este proceso:

  • Semana 1: empieza abriendo los frascos de cogollos una vez al día durante media hora. Simplemente quita las tapas y déjalos abiertos durante este tiempo.
  • Semana 2: los cogollos ya habrán perdido parte de su humedad residual. Abre los frascos durante media hora cada dos días.
  • Semana 3-6: durante las siguientes 4 semanas, abre los tarros solo una vez cada dos semanas.
  • Después de la semana 6: si llegado este punto sigues con el proceso de curado, solo tendrás que abrir los tarros una vez al mes.

Muchos cultivadores logran buenos resultados con el método que acabamos de describir. Pero, si no te importa gastar un poco de dinero en un higrómetro, podrías abrir los tarros únicamente cuando sea necesario. Este aparato te dará una lectura de la humedad relativa, por lo que no tendrás que abrir los tarros con tanta frecuencia. Idealmente deberías mantener una humedad relativa por encima del 55% para evitar que los cogollos se sequen demasiado, y por debajo del 70% para evitar la aparición de moho. Al igual que con el método mencionado arriba, cada vez que abras los frascos déjalos abiertos durante media hora.

¿Qué tipo de recipientes son mejores para el burping?

El vidrio es la mejor opción para curar la marihuana. Además de tener un mejor aspecto, algunas bolsas y recipientes de plástico permiten el paso de partículas del aire. Dado que los espacios moleculares entre las partículas del vidrio son muy pequeños, este material es excelente para atrapar el aire del interior y evitar la entrada de aire del exterior. Si usas tarros de vidrio transparente para curar la hierba, guárdalos en un lugar seco y oscuro para evitar la degradación de los cannabinoides.

Glass Jar

Cuándo dejar de abrir los frascos durante el curado

El burping será necesario a lo largo de toda la “vida útil” de los cogollos, aunque la frecuencia irá disminuyendo con el tiempo. Durante las primeras semanas, los procesos metabólicos que ocurren dentro del frasco están en su punto más álgido, lo que significa que tendrás que abrir los frascos más a menudo, como hemos indicado anteriormente. Pero, a medida que pasa el tiempo, los procesos metabólicos se ralentizan y se genera menos humedad, por lo que solo tendrás que abrir los frascos una vez al mes.

Cuándo no abrir los frascos de curado

Si tienes una vida muy ocupada y prefieres saltarte completamente el proceso del burping, tenemos la solución para ti. En RQS, hemos creado los packs de control de humedad para facilitar al máximo el proceso de curado, incluso sin necesidad de burping. Estos packs ofrecen un sistema de doble acción que regula el nivel de humedad de los tarros de cogollos, evitando que descienda o aumente demasiado. En lugar de tener que ir abriendo los frascos de curado, simplemente tendrás que cambiar el pack de humedad cuando la tarjeta indicadora cambie de color.

Guía rápida para curar la marihuana

Video id: 509743497

Para que el burping sirva de algo, primero debes asegurarte de secar y curar correctamente la hierba. Esto implica secar bien la marihuana, exponiendo los cogollos a una buena ventilación y a una humedad relativa del 45-55%, hasta que los tallos se rompan haciendo un chasquido. Este proceso puede durar hasta 2 semanas.

A no ser que hayas hecho el manicurado en verde (es decir, manicurar los cogollos justo después de cosecharlos, y antes de secarlos), tendrás que eliminar las hojas de azúcar tras el proceso de secado. Una vez hecho esto, pon los cogollos en frascos de vidrio para curarlos. Lo que hagas a continuación dependerá de la estrategia que quieras seguir. Puedes elegir entre lo siguiente:

📅 Sigue un calendario: sigue el calendario de burping descrito arriba para optimizar el proceso de curado, regular la humedad y mejorar el sabor.
💧 Utiliza un higrómetro: estos pequeños aparatos digitales permiten un control preciso de la humedad. Abre los tarros únicamente cuando sea necesario para mantener una humedad relativa entre el 55-70%.
🚫 Omite completamente el proceso del burping: para facilitarte las cosas, usa los packs de control de humedad de RQS para controlar fácilmente el nivel de humedad sin necesidad de tener que ir abriendo los tarros con regularidad.

Sea cual sea el método que elijas, el esfuerzo valdrá la pena. Cualquier fumeta experimentado te dirá que los cogollos bien curados saben mucho mejor (y también se fuman mucho mejor) que la hierba no curada.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.