El consumo de cannabis, incluso entre mujeres, es cada vez mayor. En la actualidad, han surgido muchas cuestiones sobre la salud de la mujer y el consumo de cannabis, también durante el embarazo y la lactancia.

La evidencia científica real sobre esto y en general es escasa. Sin embargo, los datos sugieren que el cannabis no es una sustancia que las mujeres embarazadas o en período de lactancia puedan ingerir de manera inconsciente. Los cannabinoides cumplen una función importante, aunque aún incomprendida, en el desarrollo humano. Parece que también cumplen funciones fundamentales en la ovulación, la gestación e incluso en las primeras etapas de vida. Los endocannabinoides del cerebro humano son cruciales para las funciones básicas de supervivencia.

Sin embargo, el nivel de compuestos cannabinoides que debe haber en el cuerpo es otra historia. Cuando las madres consumen cannabinoides, los bebés también.

Los cannabinoides se pueden excretar del cuerpo humano mediante la saliva, la sangre y la orina. También se pueden disolver en líquidos grasos. La leche materna es una de las maneras en las que el bebé puede recibir una dosis de cannabinoides fácilmente.

Aparentemente, esto no siempre es negativo. De hecho, hay muchos endocannabinoides naturales presentes en la leche materna. Esto puede significar que algunos tipos de cannabinoides son buenos para la madre y su hijo. Nuevamente, qué cannabinoides y en qué cantidad son buenos es una pregunta sin respuesta.

¿QUÉ CANNABINOIDES SE ENCUENTRAN PRESENTES EN LA LECHE MATERNA?

El cannabinoide más abundante en la leche materna se llama 2-araquidonilglicerol (2-AG). Este endocannabinoide también estimula los mismos receptores celulares que el THC.

Por si fuese poco, parece que el 2-AG es fundamental para mantener con vida a los recién nacidos. Estimula el reflejo de succión y los músculos de la lengua. Los receptores CB1 del cerebro controlan estas funciones.

Sin estos endocannabinoides, los bebés podrían desarrollar un trastorno llamado "retraso no orgánico del desarrollo". Este problema se produce cuando el bebé no puede consumir suficiente alimento para sustentarse.

Es posible que los niños incluso tengan menos tendencia a experimentar los efectos secundarios psicoactivos del THC que los adultos.

Hay mucho por conocer, pero los hallazgos más novedosos sugieren que las conclusiones de décadas de "investigación" contra las drogas pueden ser erróneas.

Madres Que Estaban Amamantando Cannabis

CANNABINOIDES Y DESARROLLO DEL NIÑO

En un estudio realizado en el 2004, se sugirió que los endocannabinoides son fundamentales durante el desarrollo pre y posnatal de los bebés. En el embrión y en el útero se encuentran presentes niveles elevados de anandamida y receptores de cannabinoides. Los niveles de anandamida disminuyen naturalmente en el momento de la implantación del embrión. Pero es posible que los niveles elevados de anandamida estén relacionados con los abortos espontáneos.

Estudios realizados en la década de los 80 han obtenido resultados no concluyentes. El consumo de cannabis en mujeres embarazadas y en período de lactancia nunca ha sido analizado en profundidad. En un estudio del 1985, se descubrió que no se producía un impacto significativo en los bebés de madres que fumaban cannabis durante el embarazo.

Un estudio de 1990, de mayor tamaño, concluyó lo contrario. De hecho, en este estudio, se descubrieron diferencias significativas en las capacidades motrices de niños expuestos al cannabis.

Aunque cabe destacar que el estudio también hizo una suposición acorde a otras de la época: que el consumo de cannabis viene acompañado del consumo de alcohol y tabaco.

Aún no existe un estudio exhaustivo de madres que hayan consumido exclusivamente cannabis durante el embarazo y el período de lactancia.

¿QUÉ OPINAN LOS EXPERTOS EN LACTANCIA?

La Academy of Breastfeeding Medicine (ABM) publicó un conjunto de directrices sobre el consumo de cannabis en el 2015.

Según este organismo, no hay suficientes evidencias para sacar conclusiones. No obstante, aconsejan tener precaución a la hora de consumir cannabis durante el embarazo o el período de lactancia.

Una encuesta de 2015 a profesionales expertos en lactancia, reveló que actúan con extrema cautela a la hora de prescribir la droga. De hecho, todos los informes de prescripción se realizaron de forma individual.

La encuesta concluyó que entre el 10% y el 20% de los participantes tenía pacientes que consumían cannabis durante este período. La amplia mayoría de los encuestados también admitió que no recomendaban el consumo de la droga durante el embarazo o la lactancia.

EL MOTIVO DE LA FALTA DE INFORMACIÓN

La falta de conocimientos sobre la relación entre el cannabis y este período crucial de la vida humana se debe a un motivo: la carencia de investigación real y objetiva. La mayoría de los estudios que se han realizado se concentraban en la reducción de daños. Aún no se ha estudiado la función de los endocannabinoides en el embarazo y en el desarrollo del niño. De hecho, este concepto no se conocía hasta el inicio de este siglo.

Este "conocimiento" seguramente cambiará. A pesar de que lo haga lentamente. Por supuesto, no se pueden realizar ensayos en seres humanos. Mientras tanto, muchas de estas preguntas encontrarán respuesta de manera indirecta. La comprensión del sistema endocannabinoide (SEC) todavía es muy limitada.

Spannabis

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar