Las variedades índica autoflorecientes son relativamente fáciles de cultivar y producen cogollos que ofrecen una experiencia relajante y sedativa al fumador.

A muchos fumadores les gusta saber el tipo de hierba que están consumiendo, porque evidentemente cada cepa y subespecie induce distintos efectos psicotrópicos. Hasta quienes no tienen interés en informarse, conocen la famosa distinción entre subespecies del cannabis: índica y sativa. Las cepas índica son populares por sus características relajantes, permitiendo al fumador un colocón corporal intenso pero placentero, que ayuda a combatir el estrés. Las cepas índica, ofrecen la sensación de estar más "colocado" que los efectos cerebrales "activos" asociados a las variedades sativa de la planta de marihuana. Adaptadas al cultivo de interior, las plantas índica son más bajas, anchas y frondosas en su estructura, desarrollando hojas grandes y gruesas. Esta subespecie suele contener un ratio de CBD frente a THC superior al de las plantas sativa, haciéndolas una opción ideal para consumidores terapéuticos y quienes sufran de ansiedad.

Existe otra subespecie de marihuana con el nombre de Cannabis Ruderalis. Esta variedad, en cierto modo menos conocida, es mucho más pequeña y mucho más similar a las hierbas que encontramos en la naturaleza. Sin embargo, su enorme capacidad para sobrevivir climas extremos le permite florecer durante todo el año en regiones del norte donde hay poca luz en comparación con el resto del planeta. Por esta razón, Ruderalis tiene la habilidad de "autoflorecer", es decir, a diferencia de otras especies no necesita un cambio de fotoperíodo para desarrollar sus cogollos. La Ruderalis ha sido cruzada con variedades índica y sativa para dotar a ciertas cepas de estas subespecies con genes autoflorecientes.

Estos cruces han producido algunas de las mejores índicas autoflorecientes del mercado, permitiendo tanto a cultivadores como a consumidores disfrutar de hierba relajante en un formato fácil de cultivar. Aquí dejamos tres de las mejores índicas autoflorecientes disponibles en la actualidad.

Northern Light automática Cerebral y elevador ruderalisNORTHERN LIGHT AUTO  

Northern Light es, de lejos, una de las cepas de cannabis más conocidas del mundo, con raíces en genéticas afganas y presente en Holanda desde los años 80. Desde entonces, esta variedad ha sido cruzada para que contenga genes autoflorecientes y sea feminizada, por lo que es mucho más fácil de cultivar y se ha eliminado el riesgo de machos en el espacio de cultivo que podrían poner en peligro tus cosechas. ¿Qué más podríamos pedir?

Esta cepa ofrece al fumador una calada de sabor dulce muy placentera, seguida de un efecto físico agradable y un colocón cerebral animado. Su contenido de THC se cifra a partir del 14%, mientras la concentración de CBD es baja, por lo que es una buena elección para quienes busquen principalmente efectos psicoactivos, que también podrían ser útiles para ciertas necesidades terapéuticas, además de fines recreativos. Siendo un cruce entre Northern Light y Ruderalis, la Northern Light Auto es 80% índica y 20% Ruderalis.

ROYAL BLUEMATIC

Royal bluematic Stoned y poderoso ruderalisRoyal Bluematic tiene un nombre muy apropiado, porque es la versión de Royal Queen Seeds de la famosa cepa Blueberry, ahora autofloreciente y feminizada. Para lograr esta magnífica variedad se combinaron los genes autoflorecientes de Royal Queen Seeds con genéticas de la familia Blue, autóctonas e híbridas tailandesas y afganas de Oregón y California. La planta puede crecer entre 60 y 75cm de altura y estar lista para cosechar en sólo 8 o 9 semanas desde su siembra. Estas características conforman la variedad perfecta para cultivos de interior modestos y discretos.

Con unos efectos corporales potentes y relajados y sabor a arándanos, la Royal Bluematic tiene una concentración de THC de al menos un 14% y un contenido de CBD medio. Es una índica 60%, 30% Ruderalis y 10% sativa.

SWEET SKUNK AUTOMATIC

Sweet Skunk Automatic es una híbrida entre la Green Poison y la Big Devil #2 autofloreciente. Los genes autoflorecientes la han convertido en una planta muy versátil y por lo tanto puede adaptarse a una amplia variedad de entornos. Se desarrolla rápido y puedes confiar en que estará lista para cosecha alrededor de 8 semanas después de que las semillas germinen. Produce unos aromas y sabores afrutados increíbles e incluye sobre un 15% de THC y poco CBD. La Sweet Skunk Automatic es un 10% sativa, 60% índica y 30% Ruderalis. 

Sweet skunk Cerebral y elevador ruderalis

 

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar