The RQS Blog

.


By Luke Sumpter

Si tienes pensado cultivar marihuana en Estados Unidos, es importante que conozcas las leyes de tu zona. La regulación del cultivo de cannabis puede variar entre los gobiernos federales y el estatal, lo que lleva a diferencias en su situación jurídica; aunque, en muchos casos, se permite cultivar hierba incluso con fines recreativos.

Pero ¿qué ocurre con las semillas de marihuana? Vamos a aclarar varias cosas.

Si te preocupa estar en posesión de semillas en Estados Unidos, tenemos buenas noticias. La Administración para el Control de Drogas (DEA), la agencia del gobierno federal encargada de la clasificación de las sustancias ilícitas, confirmó[1] en 2022 que las semillas de cannabis tienen luz verde. Para los cultivadores de Estados Unidos, esto significa que la compra, posesión y recolección de semillas de marihuana son legales a ojos de Washington DC.


Leyes federales relacionadas con la compra de semillas de cannabis

¿Es legal comprar semillas de marihuana en Estados Unidos? Veamos primero la situación a nivel federal. Salvo que estés experimentando un deterioro transitorio de la memoria a corto plazo debido a todo el THC que hay en tu organismo, recordarás lo que acabas de leer. Vamos a profundizar un poco en eso. Para la DEA, todas las plantas de cannabis que no están clasificadas como cáñamo (las que tienen un contenido de THC superior al 0,3%) son sustancias no permitidas que conllevan un procesamiento. Sin embargo, las plantas de marihuana solo empiezan a producir un nivel importante de THC durante la fase de floración. Entonces, ¿qué ocurre con las semillas?

Cannabis Seeds
Las semillas de cannabis no germinadas no se consideran una sustancia ilegal en los EE. UU.

Antes de la germinación (la aparición de una raíz primaria en el revestimiento de la semilla), las semillas de cannabis no contienen THC; carecen de los componentes anatómicos y fisiológicos necesarios para crear el precursor de la molécula: el THCA. Esto significa que las semillas quedan fuera de la Ley de Sustancias Controladas (CSA). En otras palabras, no son consideradas sustancias prohibidas por la DEA. Sin embargo, esto cambia rápidamente tras germinarlas y cultivarlas. La DEA establece claramente que todas las semillas, cultivos tisulares y material vegetal con un contenido de THC inferior al 0,3% quedan fuera de la CSA. En cuanto tu planta comience a aumentar de tamaño y produzca suficiente THC, cruzará ese umbral y entrará en territorio peligroso.

Leyes sobre las semillas de cannabis por estados

Estados Unidos opera de una manera muy distinta a muchos de sus homólogos occidentales. Mientras que el gobierno federal tiene autoridad sobre asuntos que afectan a toda la nación, los gobiernos estatales administran en gran medida sus propios territorios. Pero a veces, las leyes federales y estatales chocan, lo que genera mucha confusión y vacíos legales. Por ejemplo, en algunas ocasiones, los agentes de la DEA han realizado redadas en dispensarios de cannabis en estados legales; así que sigue habiendo cierta dicotomía en lo que respecta a la hierba. Pero ¿qué ocurre con las semillas de marihuana?

Algunas leyes estatales discrepan de la visión federal en lo que respecta a las semillas de cannabis. Afortunadamente, muchos estados ha legalizado el cultivo de marihuana (algunos solo con fines médicos y otros para consumo recreativo). Estos territorios incluyen Alaska, Nevada, Oklahoma, Oregón, Vermont, Nueva York, Montana, Washington, Rhode Island, Virginia y otros 14 estados.

Si vives en un estado que prohíbe el cultivo de hierba, como cultivador es tu responsabilidad conocer las leyes estatales e informarte de los riesgos implicados, para evitar tener problemas por realizar un pedido de semillas.

Cómo conseguir semillas en EE.UU.

En Estados Unidos existe una gran variedad de bancos de semillas y cuentan con varias generaciones de criadores tradicionales que han seguido trabajando durante la prohibición para crear unas variedades verdaderamente excepcionales. Royal Queen Seeds lleva las últimas tendencias estadounidenses y los clásicos atemporales de Europa a los cultivadores de este país. Gracias al acceso a algunas de las mejores genéticas disponibles, los cultivadores pueden llevar el cultivo de cannabis a nuevas cotas.

En RQS ofrecemos una enorme gama de semillas de marihuana, desde autoflorecientes pequeñas y rápidas hasta variedades feminizadas de confianza, semillas regulares ideales para la cría, ejemplares ricos en CBD perfectos para mantener la mente despejada, y los últimos híbridos F1 que están cambiando las reglas del juego.

En Royal Queen Seeds estamos muy orgullosos de nuestros envíos rápidos y transparentes. Dependiendo del estado en el que vivas, recibirás tu pedido en un plazo de 4-9 días hábiles. Realizamos envíos a todos los estados de Estados Unidos, a excepción de Kansas y Kentucky.

Royal Queen Seeds USA

Cultivo de marihuana a partir de semillas en Estados Unidos

Cuando hayas encontrado tu variedad ideal en el catálogo de RQS (puedes usar nuestro Buscador de semillas para simplificar el proceso), estarás deseando sembrarla y conseguir cogollos cubiertos de resina. Mientras germinan sus semillas, hay varias cosas que deberás tener en cuenta para mejorar tus probabilidades de éxito. Échales un vistazo a continuación:

  1. Dónde cultivar: para empezar, tendrás que decidir si vas a cultivar en interior, exterior o en invernadero. Cultiva en interior si buscas una mayor discreción y control de las variables ambientales, pero recuerda que tendrás que pagar las lámparas y la electricidad. Las plantas cultivadas al aire libre tienen más espacio para crecer y su mantenimiento cuesta menos, pero necesitarán un lugar expuesto que reciba 8 horas de luz solar directa al día.
    El clima puede variar mucho dependiendo de la ubicación, pero no te preocupes, ya que tenemos guías detalladas sobre el clima determinado de cada zona de EE.UU. Las guías de RQS sobre el cultivo exterior ofrecen información fundamental y consejos prácticos para ayudarte a cultivar con éxito. Consulta nuestras guías para conseguir un crecimiento óptimo y unas cosechas exitosas.
  2. Equipamiento: en interior, merece la pena invertir en las mejores luces que te puedas permitir, en smart pots o macetas de tela, y en ventiladores. Y en exterior, siempre viene bien una regadera grande, una azada, una pala y, si entra en tu presupuesto, un invernadero de polietileno.
  3. Fertilidad y fertilización: te recomendamos usar abono orgánico siempre que puedas, ya que potencia la fertilidad del suelo con el paso del tiempo al ayudar a conservar la vida microbiana clave. Crea un vivero para gusanos, empieza a preparar una pila de compost con los desechos de cocina, y aprende a dominar el arte del acolchado.
  4. Cosecha: cuando llegue el momento de cosechar tus preciados cogollos, necesitarás unas tijeras de podar afiladas para cortar las hojas de azúcar. Además, es conveniente disponer de un espacio de trabajo amplio y de una bandeja para recoger los recortes.
  5. Secado y curado: tras la cosecha, deberás secar tu hierba con una malla de secado. Y a continuación, meter tus cogollos en frascos de curado junto con unos cuantos Moisture Fighters, para mantener tu hierba a salvo del moho.

Growing Weed

Las semillas de marihuana están muy cerca de su liberación

La decisión de la DEA de dar el visto bueno a las semillas de marihuana resulta muy prometedora. Aunque ciertas leyes estatales prohíben el cultivo de semillas de cannabis, los habitantes de más de la mitad de los estados tienen libertad para comprar semillas y cultivar hierba. Las cosas están cambiando, y no solo en Estados Unidos, sino en el mundo entero.

Fuentes Externas
  1. DEA Confirms that Cannabis Seeds, Tissue Culture, and Other Genetic Material Are Not Necessarily Controlled under the CSA » Law Offices of Omar Figueroa https://www.omarfigueroa.com
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.