Las cosas están cambiando a ritmo lento pero seguro y Paraguay se ha convertido en el último país en dar un paso adelante. Gracias a la desesperada lucha de un joven enfermo, ¡el CBD está disponible a través de receta!

Un chico de 15 años y su familia han ganado la batalla contra la burocracia y los prejuicios, al conseguir que el Ministerio de Salud Pública de Paraguay le suministre aceite de cannabis rico en CBD. Esto marca un punto de inflexión en la mentalidad del país, sentando precedente para que otros enfermos en la misma situación obtengan también una receta legal y subvencionada.

EL CHICO QUE HA CAMBIADO UN PAÍS

Mathias Alejandro González padece el síndrome Lennox-Gastaut combinado con un trastorno autista. El síndrome Lennox-Gastaut es realmente grave y resiste a los tratamientos tradicionales. Los ataques epilépticos empiezan en los primeros años de vida del paciente y tras una mejoría inicial al tratarse con los medicamentos habituales, más adelante los pacientes generan tolerancia y se producen ataques incontrolables que pueden resultar en fallecimiento.

En varios países latinoamericanos como Brasil, México, Puerto Rico y ahora Paraguay, hay colectivos que demandan a sus reacios políticos que permitan la prescripción de cannabis para una serie de enfermedades y trastornos. Antes del caso de Mathias, una niña mexicana con el mismo síndrome Lennox-Gastout tuvo que pasar por diferentes terapias invasivas (incluso cirugía cerebral) hasta que las autoridades permitieron el tratamiento con cannabis medicinal. Ahora, sus padres, Raul Elizalde y Mayela Benavides, están autorizados a administrar a su hija un extracto de CBD recetado especialmente para mitigar los efectos del síndrome Lennox-Gastaut.

El cannabis medicinal es un poco más accesible ahora, gracias a los esfuerzos de Mathias y muchos otros pacientes, a pesar de que se podría decir que la apertura de la legislación en Latinoamérica, como en el resto del mundo, está todavía en las fases iniciales. En Brasil y otros países, el cannabis está cubierto por los gobiernos para el tratamiento de ciertas patologías. Esto permite a los pacientes abandonar los costosos tratamientos farmacéuticos que en muchas ocasiones son además ineficaces. Por el momento, Paraguay es el único país que subvenciona un derivado del cannabis para el síndrome de Lennox-Gastaut. Es un primer paso importante, pero es obvio que el espectro de enfermedades que se permitan tratar con cannabis tiene que aumentar rápidamente, en Sudamérica y el resto del mundo.

aceite de cbd en paraguay

Source: www.mdmarijuanadoctor.com

SUMINISTRANDO A SUDAMÉRICA CBD QUE CAMBIA VIDAS

Gracias a las demandas de los activistas y los pacientes para el tratamiento con CBD amparándose en sus derechos como ciudadanos, la compañía californiana HempMeds recibió autorización para suministrar productos con CBD a varios países sudamericanos en 2014. Algunas de las enfermedades tratadas con su CBD son la epilepsia, Parkinson, dolores crónicos y cáncer. Paraguay también recibirá sus importaciones de CBD desde esta empresa, tras el visto bueno del Gobierno a la introducción de su aceite Real Scientific Hemp Oil para tratar la epilepsia. El preparado recetado a Mathias se produce con cáñamo industrial y no contiene THC.

aceite de cbd legal

EL CBD EN EL MUNDO

Los aceites y extractos de cannabis se consideran suplementos alimenticios en la legislación de la mayoría de países, ya que no son dañinos ni causan ningún efecto psicotrópico. Muchas nuevas empresas del sector del cannabis están ahora produciendo una gran variedad de extractos de CBD terapéuticos, facilitando distintos métodos de consumo y opciones de dosificación. Las compañías farmacéuticas también se involucran: GW Pharmaceuticals desarrolla el nuevo medicamento Epidiolex con el CBD como principio activo y está pasando las fases de aprobación de la U.S. Food and Drug Administration para el tratamiento de niños con epilepsia.

La epilepsia y la esclerosis parecen ser las aplicaciones medicinales del cannabis más esperanzadoras para el CBD. Cabe mencionar el caso de Hayley Rose, que ahora tiene 22 años y está ya entre los pacientes con síndrome Lennox-Gastaut más longevos. Después de que el tratamiento con medicamentos tradicionales fracasara en el control de su enfermedad, esta chica canadiense decidió, a los 15 años con apoyo de sus padres, comenzar una terapia de CBD aunque esto infringiese todas las leyes. Los médicos le daban poca esperanza de vida dada la gravedad de sus ataques y los consecuentes daños físicos. Sin embargo, Hayley lleva una vida casi normal en la actualidad. Una variedad de marihuana rica en CBD, El Cometa de Hayley, ha sido nombrada en su honor por su batalla contra el síndrome Lennox-Gastaut y en reconocimiento de los avances que su caso supuso para la demostración del potencial del CBD en el tratamiento de estas patologías.

Una cosa es segura, el mundo está cambiando poco a poco pero con paso firme, y la marihuana y el CBD van ganando terreno. Con nuevos estudios que investigan el potencial del cannabis, y cada vez más gente que conoce sus poderes, existe una demanda inevitable para hacerlo accesible a todos. ¡Una demanda que no puede ser ignorada durante mucho más tiempo!

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar