La palabra "crafty" se refiere a alguien capacitado para lograr sus objetivos por medio de métodos ingeniosos o engañosos; y también puede hacer referencia a un objeto elaborado de forma exquisita. Un concepto un poco ostentoso para un vaporizador, pero si una empresa es capaz de hacerlo realidad, es Storz & Bickel, el fabricante de los famosos vaporizadores Volcano y Mighty. Pero mientras estos productos de Storz & Bickel tienen reputación de ser potentes, el Crafty evoca un modelo más moderado. La pregunta es: ¿hace honor a su nombre?

CÓMO SE UTILIZA EL VAPORIZADOR CRAFTY

Empieza llenando la cazoleta con tu cogollo favorito. El Crafty aloja con toda comodidad hasta 0,25 gramos de hierba, aunque también caben 0,3 gramos si se tritura finamente. Advertencia: si sobrecargas el Crafty, podrías tener dificultad para dar caladas. El Crafty, como todo buen embaucador, es conocido por su versatilidad: a diferencia de otros vaporizadores, funciona igual de bien cuando la cazoleta está medio llena o llena hasta el borde.

El Crafty viene con una herramienta de llenado, un grinder, filtros de repuesto, un cargador USB, un juego de juntas de recambio, una almohadilla para líquidos, una cápsula de dosificación y un cepillo de limpieza.

Uno de los aspectos más inteligentes del Crafty es su aplicación. Esta app permite ajustar la temperatura del vaporizador en un rango de entre 40°C y 210°C, y establecer tu temperatura preferida. Sin la app, el Crafty ofrece dos temperaturas: "default", de 180°C, y "boost", de 195°C. El Crafty tarda unos dos minutos en calentarse y, cuando está listo, vibra y emite una luz verde.

Una vez que la cazoleta esté llena y el vaporizador caliente, lo único que hay que hacer es inhalar. El vapor pasa por la unidad de refrigeración de la parte superior, que aporta una agradable suavidad a la experiencia del Crafty.

MANTENIMIENTO

El Crafty viene con todo lo necesario para conservarlo en buena forma, y en comparación con otros vaporizadores, tiene un mantenimiento bastante bajo. La app te recordará cuándo tienes que limpiarlo, y además te proporciona instrucciones para el proceso, para el que hará falta una taza de agua con jabón y otra de alcohol isopropílico. Si limpias la cazoleta y la unidad de refrigeración después de cada uso, podrás reducir la frecuencia de su limpieza a fondo.

PROS

La aplicación es uno de los principales pros del Crafty, ya que permite personalizar los ajustes y modificar lo que podrían ser unas opciones predeterminadas molestas en otros modelos. Además de las funciones mencionadas con anterioridad, la aplicación permite prolongar el tiempo de recuperación hasta en 5 minutos, modificar los ajustes de vibración y de luz, y hasta reproducir tu canción favorita cuando el vaporizador esté listo. La aplicación también tiene una función para encontrar el Crafty en el caso de que lo pierdas, una función muy útil para cualquier fumeta.

El Crafty mide 11,1 x 3,2 x 5,7cm, y pesa 137 gramos, lo que lo convierte en una opción sumamente portátil y ligera. Si buscas un vaporizador discreto y fácil de ocultar, este dispositivo es ideal para ti.

El Crafty está hecho de acero inoxidable y aluminio, lo que significa que, a pesar de su pequeño tamaño, es muy resistente. Se trata de un vaporizador que no se romperá si se te cae el suelo. El Crafty utiliza un sistema de calentamiento híbrido creado por Storz & Bickel, que combina el calentamiento por convección al comienzo del proceso de vaporización, con un acabado de conducción. Este enfoque doble preserva el sabor y la potencia incluso en sesiones de vaporización largas.

Otra de las principales ventajas del Crafty es el efecto potente, versátil y de gran calidad que proporciona. Como ya hemos mencionado, muy pocos vaporizadores ofrecen el rango de temperaturas del Crafty, y muchos menos funcionan igual de bien con la cazoleta parcialmente llena. Gracias a la unidad de refrigeración del Crafty, podrás obtener un sabor delicioso y un vapor fresco, independientemente de la temperatura a la que calientes el cogollo. El Crafty funciona con todo tipo de concentrados y flores de cannabis, no hay nada que este vaporizador no pueda manejar.

Crafty Vaporizer

CONTRAS

La principal desventaja del Crafty es la duración de su batería. El Crafty tarda unas dos horas en cargarse por completo (aunque está listo para usar en 20 minutos), tras lo cual funcionará durante unos 30-40 minutos. Suficiente para una velada dedicada a la vaporización, aunque puede que no aguante una acampada.

Algunos consumidores podrían pensar que el tiempo que tarda a calentarse (2 minutos) es otra desventaja.

VEREDICTO

Si buscas un vaporizador de poco peso y alta calidad, el Crafty es una opción estupenda. Con el Crafty, Storz & Bickel ha logrado crear un producto inteligente, eficaz y de alta tecnología para el consumidor moderno.

Durante un tiempo limitado, Royal Queen Seeds tiene una oferta exclusiva al comprar el Crafty: con él te llevas tres semillas y un grinder gratis. Si estás pensando en adquirir el Crafty, estás de suerte, porque no vas a encontrar nada mejor.

Compra el Vaporizador Crafty

Este dispositivo contiene la tecnología más avanzada en cuanto a batería, además de múltiples configuraciones y capacidad para hierbas secas o concentrados. ¡Además, un grinder de regalo y 3 semillas de marihuana de calidad para completar nuestro kit!

Compra el Vaporizador Crafty

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar