¿Qué sabor tiene el aceite de CBD? ¿Varía de un producto a otro?

A algunas personas les encanta lo que obtienen del aceite de CBD, pero odian su sabor. Ciertos aceites de CBD pueden tener un gusto herbáceo y terroso, pero no todos. Sigue leyendo para descubrir a qué saben los diferentes aceites de CBD y cómo puedes cambiar el sabor del tuyo para que resulte más apetitoso.

¿A QUÉ SABE EL ACEITE DE CBD?

No todos los aceites de CBD son iguales. Dependiendo de con qué se haya elaborado y cómo se haya procesado, un aceite puede tener un sabor muy distinto a otro. La mayoría de las veces, el sabor de un aceite de CBD dependerá del tipo de extracto que sea, de si ha sido filtrado/purificado, y del aceite portador utilizado, como aceite de oliva o aceite de semillas de cáñamo. La mayoría de los aceites tienen un sabor algo terroso, aunque algunos son mucho más suaves y agradables que otros.

SABOR DEL ACEITE DE CBD DE ESPECTRO COMPLETO VS ACEITE CRUDO

El aceite de CBD de espectro completo tiene un sabor más parecido al cáñamo que al CBD aislado. Esto se debe a que este tipo de aceites contienen más de un cannabinoide. Dicho esto, los aceites de espectro completo de calidad (como los de RQS) no deben contener materiales vegetales como ceras o clorofila, sino solamente los compuestos químicos esenciales, como terpenos, flavonoides y otros canabinoides. Los aceites de espectro completo se filtran a fondo y se mezclan con un aceite portador; el tipo de aceite utilizado influirá en gran medida en el sabor del producto final. Además, estos aceites de CBD deben tener una consistencia dorada, un indicador clave de que han sido filtrados adecuadamente para eliminar el exceso de material vegetal.

Esto es en comparación con los aceites "crudos" sin procesar, que contienen diversos cannabinoides y terpenos, pero también clorofila, ceras y otros ingredientes que les dan un sabor muy desagradable. Estos aceites "negros", como se les llama a veces, presentan un tono verde o marrón oscuro, un gusto sumamente terroso, y una consistencia irregular. Evita estos aceites, o correrás el riesgo de enfrentarte a un sabor muy fuerte.

¿Y EL CBD AISLADO?

El CBD aislado, por otro lado, no debe tener ningún sabor concreto. Estos cristales se pueden añadir a líquidos o alimentos sin alterar su gusto. Cuando se vapea, es bastante insípido, aunque algunas personas dicen que tiene un ligero matiz a cerezas. El CBD aislado también se puede mezclar con cualquier aceite, como el de coco o el MCT, con el fin de cambiar su sabor para el consumo sublingual.

ACEITE DE OLIVA Y ACEITE DE SEMILLAS DE CÁÑAMO

El aceite de oliva y el aceite de semillas de cáñamo son dos de los aceites portadores más utilizados para elaborar aceite de CBD. Cada uno contribuye con su propio sabor, que puede influir en gran medida en el del producto final.

Los aceites de CBD con una base de aceite de oliva saben más a aceites de cocina, con notas suaves, herbales y a nueces. De estos aceites se suele decir que tienen un gusto más desarrollado pero menos intenso.

Los aceites de CBD que utilizan aceite de semilla de cáñamo como portador, tienen un sabor más almendrado. De los aceites de semilla de cáñamo a menudo se dice que saben a nueces o a semillas de girasol. Debido a este sabor, estos aceites a veces se usan como ingrediente culinario.

UN APUNTE SOBRE LOS ACEITES LIPOSOMALES

Los liposomas son unas minúsculas vesículas lipídicas que protegen el CBD y otros ingredientes activos de las enzimas digestivas. Este tipo de aceite de CBD es altamente biodisponible, y su sabor varía en función de cómo se haya producido y de los ingredientes que contenga. Los liposomas no tienen un sabor destacado, por lo que pueden verse influídos por los demás compuestos del aceite. Por ejemplo, algunos aceites liposomales contienen extractos de vitamina C, lo que cambia mucho su sabor.

Asegúrate de echarle un vistazo a esta tienda para descubrir toda una serie de aceites de espectro completo, tanto de de oliva y de cáñamo como de CBD liposomal.

Un Apunte Sobre Los Aceites Liposomales

¿SE PUEDE CAMBIAR EL SABOR DEL ACEITE DE CBD? - ¡SÍ!

¿No te agrada el sabor del aceite de CBD independientemente de lo que esté hecho? No eres el/la único/a. Afortunadamente, hay varias formas de sacar el máximo provecho a los productos de CBD sin tener que soportar el sabor herbáceo y terroso que los suele acompañar. Aquí tienes algunos trucos para hacer que tus aceites sean más agradables y apetitosos.

• Ten a mano un vaso de agua para eliminar el sabor del aceite después de que se haya absorbido. Espera un minuto para que el aceite se absorba bajo la lengua, y acaba con el regusto con unos cuantos tragos de agua. Naturalmente, una bebida más sabrosa como el zumo o el café, funcionará igual de bien, o mejor.

• Masticar un caramelo de menta, al mismo tiempo que tomas el aceite o justo después, suaviza parte del sabor natural del aceite. El gusto fuerte de la menta se adueñará del paladar, reduciendo o acabando con el del aceite.

• Cepillarte los dientes después de consumir aceite de CBD no solo los protegerá de posibles manchas, también eliminará el sabor a hierba y lo sustituirá por una sensación fresca y mentolada.

• También puedes probar a tragar el aceite de CBD en vez de consumirlo de forma sublingual. Añadir el aceite de CBD a un batido o zumo de fruta, disimulará su sabor y será mucho más fácil de ingerir. También puedes poner unas gotas en bebidas como el café, la leche e incluso el yogur.

• Para evitar el sabor por completo, no olvides que el CBD también viene en cómodas cápsulas que son inodoras e insípidas. Las cápsulas de aceite de CBD de Royal Queen Seeds están especialmente diseñadas para proporcionar una dosis precisa de aceite de CBD de alta calidad. Simplemente ingiere las cápsulas y sigue con tu vida.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.