Product successfully added to your shopping cart.
Check out
 

Germinar semillas de cánnabis

Existen diferentes maneras de germinar semillas de cánnabis; a continuación, describimos las más importantes. En Royal Queen Seeds, sólo vendemos semillas de cánnabis feminizadas, así que no es necesario eliminar las plantas macho.

1: Germinar con el kit básico de Royal Queen Seeds
Este kit de germinación es perfecto para los productores principiantes que desean una germinación óptima para sus semillas de cánnabis.

El Kit de semillas de Royal Queen Seeds contiene:
3 semillas feminizadas White Widow de RQS
1 bandeja para plantar semillas con tapa transparente
10 tacos de germinación de semillas
1 botella de Seedbooster de Royal Queen Seeds (250 ml)
1 catálogo de Royal Queen Seeds
1 manual de instrucciones

También necesitarás un vaso medidor y un mezclador (no incluidos en el kit de semillas).

Con 250 ml de Seedbooster tienes suficiente para germinar diez semillas. Viértelo en el vaso medidor, procurando utilizar la cantidad exacta para el número de tacos. Por ejemplo, si deseas germinar cinco semillas, utiliza la mitad del Seedboster.

A continuación, añade 125 ml de agua caliente (por cada 125 ml de Seedbooster). Coloca los tacos de germinación en el contenedor y, con cuidado, vierte la mezcla sobre ellos para que absorban los nutrientes directamente. Espera unos cuantos minutos hasta que la humedad se absorba. A continuación, con las manos bien limpias y con sumo cuidado, coloca las semillas en los tacos de germinación a unos 5 mm de profundidad. Presta mucha atención y asegúrate de que no presionas demasiado las semillas.

Ahora coloca la tapa de la caja y ciérrala firmemente. Esto ayudará a crear el mejor clima para la germinación, y las semillas crecerán más rápidamente. Sitúa el contenedor en una habitación templada, con una temperatura de unos 20º. Espera cinco días para que germinen; a continuación, gira la tapa 180º con el fin de crear una pequeña obertura que permita a las plantas respirar aire fresco.

Asegúrate de que siempre tengan mucha luz natural o artificial. Obtendrás los mejores resultados con lámparas fluorescentes. (Las lámparas de luz blanca fría (código de color 33) ofrecen óptimos resultados)

2: Germinar en un vaso de agua
Coloca las semillas en un vaso o bol lleno de agua a una temperatura de unos 20º. Al cabo de 3-5 días, deberías observar unas pequeñas puntas blancas, y las semillas deberían abrirse. Estas puntas son el comienzo de las raíces; con mucho cuidado, puedes retirar las semillas del agua cuando las raíces alcancen los 2 o 3 mm. Ahora ya las puedes plantar en la tierra, en un cultivo hidropónico o en cualquier otro medio que prefieras.

Haz un agujero pequeño (5 - 10 mm) y, con cuidado, coloca las semillas germinadas en su nuevo medio. Es importante que no utilices demasiada agua; puedes utilizar una pistola de agua. Asegúrate de que la lámpara fluorescente está muy cerca de la planta; un error muy común es dejar la lámpara demasiado alejada de la planta. Sin embargo, la germinación en agua no produce los mejores resultados posibles.

3: Germinar en toallitas de papel húmedas
Humedece dos capas de toallitas de papel con agua del grifo templada. Coloca las semillas de cánnabis entre las dos capas y comprueba diariamente si están lo suficientemente húmedas. En unos cuantos días, las semillas probablemente empezarán a germinar y las podremos mover a un medio diferente, suponiendo que el nuevo medio sea lo bastante húmedo y esté suficientemente iluminado.

4: Germinación directa en la tierra
La germinación directa en la tierra es una técnica utilizada con mucha frecuencia; no es necesario trasplantar las plantas, y no se estorba a las más frágiles durante el proceso de crecimiento. Para este método, es muy importante utilizar tierra de excelente calidad (consulta con tu tienda local los diferentes tipos de tierra para macetas). Planta la semilla de cánnabis a 1 cm de profundidad en la tierra y cubre el agujero con tierra, sin compactarlo demasiado. La tierra debe ser ligera para permitir que la planta brote fácilmente. Las raíces normalmente tienen dificultades en penetrar la tierra sólida, lo que provoca un crecimiento lento de la planta. Las semillas de cánnabis deberían germinar bajo tierra y salir al cabo de 4-10 días. Con este método, también es importante colocarlas en un entorno húmedo y ventilado, con una temperatura correcta.

Unas cuantas cosas que deberías saber
- La temperatura ideal está entre los 22º C y los 25º C
- La humedad ideal del aire está entre el 70% y el 90%
- El medio de crecimiento debe estar húmedo pero no empapado ya que el crecimiento de la planta se ralentizaría.
- La lámpara fluorescente es la más adecuada para la germinación (Lámpara de luz blanca fría código 33)
- Evita tocar las semillas con las manos
- En cultivos hidropónicos/lana de roca, el valor de PH ideal es entre 5,8 y 6,2
- Los mejores resultados se obtienen alternando 18 horas de luz y 6 horas de oscuridad por día.