Gracias a los conocimientos científicos actuales, sabemos con seguridad que los cannabinoides son unos mediadores bioquímicos importantes en la piel, aunque sus mecanismos aún no se entienden completamente. Tras años de investigaciones en laboratorios, el tratamiento de afecciones cutáneas con cannabinoides finalmente está entrando en una etapa clínica "informal", con cada vez más pacientes usando aceites, cremas y bálsamos cannábicos para tratar o controlar sus problemas dermatológicos.

Cuando hablamos de la piel, todo el mundo es paciente de algún modo, ya que todos experimentamos como mínimo algún tipo de irritación dermatológica en nuestra vida. En el peor de los casos, las afecciones de la piel pueden ser devastadoras y afectar el bienestar general del paciente. Además, al lidiar con enfermedades cutáneas graves o persistentes puede ser difícil escoger el remedio adecuado, incluso para un profesional.

En los últimos años, las investigaciones han empezado a explicar cómo los cannabinoides pueden desencadenar reacciones bioquímicas en el cuerpo de los animales, ayudando a curar o proteger la piel de los síntomas de diferentes afecciones dermatológicas. Como consecuencia de los datos de laboratorio y de la experiencia de los pacientes, actualmente el CBD se considera uno de los compuestos más prometedores para el tratamiento de una serie de afecciones de la piel.

Piel Pomada Cannabis

RECEPTORES CANNABINOIDES EN LA PIEL

La causa de la mayoría de enfermedades dermatológicas es la inflamación. Las citoquinas son los principales mensajeros químicos inflamatorios secretados por las células inmunitarias en caso de malestar. Los cannabinoides ejercen su acción antiinflamatoria principalmente al reducir la producción de citoquinas y regular la funcionalidad de las células cutáneas a través de su acción sobre el sistema endocannabinoide. Dicho sistema consta de unos receptores bioquímicos distribuidos por todo nuestro cuerpo, que influyen en varios procesos fisiológicos. Los receptores cannabinoides se encuentran por toda la piel, y su modulación mediante cannabinoides endógenos o externos puede controlar el equilibrio y la salud de las células de la piel.

Varios estudios nos ayudan a entender la acción específica de los cannabinoides en nuestra piel. Una investigación exhaustiva se refiere al sistema endocannabinoide de la piel como una diana para nuevas oportunidades terapéuticas, enumerando las posibles afecciones que podrían tratarse próximamente. Estas incluyen dermatitis, acné, seborrea, psoriasis e incluso tumores de la piel. Mientras se publicaban estos resultados, millones de personas en el mundo ya estaban añadiendo productos de cáñamo y CBD a su rutina diaria de cuidados cutáneos, o a sus productos de tratamiento para la piel.

REDUCCIÓN DE ACNE Y SEBORREA

La mayoría de gente ha sufrido alguna forma de acné, que se produce cuando las secreciones de la piel obstruyen los poros. Existen productos limpiadores, hidratantes y exfoliantes para tratarlo, aunque desafortunadamente no suelen resolver el problema completamente. El sistema endocannabinoide de la piel juega un papel en la regulación de la producción de sebo mediante la modulación de la actividad de las glándulas sebáceas; y el CBD parece especialmente capaz de reducir la producción de sebo. Un estudio reciente sobre acné muestra claramente las propiedades antiinflamatorias y sebostáticas del CBD. Esta investigación destaca que la acción anti-acné se expresa al ralentizar la producción anormal de lípidos bajo la piel, mediante la reducción de la proliferación celular y la disminución del exceso de citoquinas que causan la inflamación.

Reducción de acne y seborrea

ALIVIO DE LA PSORIASIS

La psoriasis es una enfermedad autoinmune desencadenada por diversos factores externos. En esta afección, el estado de inflamación acelera el crecimiento y la muerte de las células de la piel, lo que deriva en la rotura del tejido cutáneo. La psoriasis está asociada a un mayor riesgo de sufrir otras enfermedades y no existe una cura real. Sin embargo, algunos tratamientos pueden controlar eficazmente los síntomas.

Se ha descubierto que la acción antiinflamatoria del THC, el CBD, el cannabinol (CBN) y el cannabigerol (CBG), es capaz de inhibir la proliferación de células cutáneas. Un estudio de 2007 observó que estos cannabinoides retrasan el crecimiento de los queratinocitos en las capas externas de la piel, apoyando el posible papel de los cannabinoides para tratar la psoriasis. Asimismo, la reducción de la respuesta inmunitaria de la piel inducida por el CBD y el THC es otro efecto que contribuye al tratamiento de los síntomas de la psoriasis. En 2016, una revisión de la literatura científica disponible confirmó que los cannabinoides podrían ser un tratamiento útil para esta afección, aunque se necesitan estudios clínicos a gran escala para confirmar estos resultados y los efectos positivos declarados por los pacientes.

CONTROL DEL DOLOR Y ESCOZOR, RECUPERACIÓN DE HERIDAS, EXPERIMENTOS CON ECZEMA Y ALERGIAS

El prurito es el síntoma más común de varias enfermedades de la piel, y también podría indicar trastornos sistémicos. Se desconocen las causas exactas de diversos tipos de prurito y dermatitis atópica o eczema. Estas afecciones pueden mejorar, desaparecer completamente, o reaparecer, lo que dificulta poder entender la eficacia de los diferentes tratamientos específicos. Pero sin duda los derivados del cannabis pertenecen a la familia de remedios naturales que pueden ayudar.

El sistema endocannabinoide está implicado en la atenuación de la respuesta alérgica a los alérgenos de contacto. Un estudio reciente sobre diferentes modelos animales de dermatitis de contacto aguda y crónica mostró que los síntomas de la inflamación de la piel eran atenuados por los antagonistas del receptor cannabinoide CB2.

La capacidad de los cannabinoides para reducir algunas respuestas inflamatorias inmunológicas de la piel puede inhibir la liberación de sustancias pruritogénicas, implicadas en muchos casos de dermatitis. Dado que el sistema endocannabinoide juega un papel en el control central y periférico de los niveles sensoriales, los cannabinoides pueden tener efectos analgésicos, inhibiendo la transmisión de las señales de dolor y escozor en el sistema nervioso.

Las propiedades antiinflamatorias y antibacterianas del CBD también pueden actuar como un tratamiento de primeros auxilios para la piel, mejorando el proceso de curación de heridas y quemaduras, y regulando la producción de lípidos en la piel que fortalecen las barreras naturales. De nuevo, los cannabinoides seguramente podrían considerarse como una opción terapéutica para estas afecciones dermatológicas comunes. Sin embargo, todavía faltan estudios doble ciego controlados con placebo sobre el tratamiento de alergias, prurito y dolor dermatológico.

Eczema y alergias

FUTURA PROMESA CONTRA LOS TUMORES DE LA PIEL

Cada vez sabemos más sobre el efecto antitumoral de los endocannabinoides y fitocannabinoides. Las investigaciones de laboratorio muestran que estos compuestos podrían inhibir la proliferación de células tumorales y mejorar la apoptosis intra-tumoral (la muerte espontánea de células enfermas).

Existen gran cantidad de informes anecdóticos sobre extractos de cannabis aplicados con éxito sobre la piel para curar el melanoma y otras formas de tumores, como el caso de Rick Simpson. Estos resultados han sido confirmados posteriormente en ambientes controlados, donde se ha concluido que los cannabinoides inhiben el crecimiento de líneas celulares de melanoma mediante la inducción de la apoptosis. De hecho, hoy en día los científicos consideran los receptores cannabinoides como una diana terapéutica prometedora para el tratamiento del melanoma. Sin embargo, mientras se espera que las investigaciones entren en una etapa clínica, es razonable considerar los cannabinoides como simples remedios complementarios a los tratamientos quirúrgicos o farmacológicos convencionales.

UNA NUEVA GENERACIÓN DE PRODUCTOS PARA EL CUIDADO DE LA PIEL

Cada vez más investigaciones confirman que los cannabinoides podrían ser beneficiosos para tratar diversas enfermedades de la piel. No obstante, para poder convertir los resultados de laboratorio y los informes anecdóticos positivos en prácticas clínicas, necesitamos una mejor comprensión del SEC, sus funciones antiinflamatorias y antienvejecimiento, y su papel en la preservación de una piel saludable.

Hoy en día, los productos tópicos de cannabis (como cremas para la piel, bálsamos labiales, aceites y pomadas) son los métodos más prácticos para aplicar CBD y otros cannabinoides, con el objetivo de aliviar la irritación, sequedad, inflamación, quemaduras o escozor de la piel. Está bien documentado que muchos pacientes han tratado con éxito afecciones más graves únicamente con extractos de marihuana, y actualmente la mayor disponibilidad de productos legales en el mercado está satisfaciendo esta necesidad.

El CBD, los terpenos y otros cannabinoides tienen fuertes efectos antibacterianos y antiinflamatorios cuando se aplican sobre la piel, pero las ventajas terapéuticas de los productos dermatológicos con cannabis dependen en gran medida de la calidad del extracto. Desafortunadamente debemos insistir en que, al fumar marihuana, la mayoría de las acciones positivas de los cannabinoides sobre la piel son inexistentes. Incluso escogiendo una buena cepa rica en CBD, los radicales libres causados por la combustión anulan la efectividad del remedio.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar