Con la creciente aceptación del cannabis como sustancia tanto terapéutica como recreativa en muchas partes del mundo, cada vez están surgiendo más empresas y negocios para aprovechar los beneficios potenciales del mercado del cannabis. Con grandes avances e innovaciones continuas, desde métodos de cultivo hasta vías de consumo, el mercado del cannabis está mostrando otro aspecto único, al menos según algunos.

Ciertas estadísticas sobre este sector indican que tiene potencial para ser la primera industria que alcanza un valor superior a los 1.000 millones de dólares dominado por las mujeres.

En 2013, el sector de la marihuana produjo unos impresionantes 1.800 millones de dólares en los Estados Unidos, disparándose hasta los 5.400 millones en 2015. New Frontier es una organización que se dedica a la elaboración de estadísticas que analizan el sector cannábico. Su CEO, Giadha DeCarcer, afirma que "la industria del cannabis es tan novedosa que existen muy pocas barreras de entrada, especialmente para las mujeres".

WOMEN GROW

Otra organización, llamada Women Grow, intenta liderar el movimiento para hacer realidad esta idea. En su página web afirman, "En la primera semana de CADA mes... recibiremos a más de 1.500 mujeres en el sector del cannabis... en 35 ciudades."

Women Grow expresa que la organización se creó para conectar, educar e inspirar a la nueva generación de líderes del sector de la marihuana. Women Grow fue fundada en 2014 en Denver, como entidad sin ánimo de lucro, con la esperanza de impulsar un movimiento liderado por mujeres para garantizar el fin de la prohibición de la marihuana a nivel nacional en los Estados Unidos.

Women Grow declara, "Juntas tenemos más poder. A medida que el sector del cannabis crece a nivel nacional e internacional, las mujeres tienen la oportunidad de construir un nuevo sector norteamericano desde su comienzo y redefinir el lugar de trabajo para crear entornos en los que poder destacar y decidir nuestro propio destino, cultivando así una nueva generación de lideresas del sector."

Curiosamente, según Marijuana Business Daily, el 36% de los ejecutivos del sector del cannabis son mujeres.

Jessica Assaf, de 26 años y formada en la Harvard Business School, tiene grandes objetivos en torno a las mujeres y el sector cannábico. Antiguamente trabajó en grandes compañías del ámbito de la belleza y ha lanzado su propia línea de productos cosméticos con aceites faciales a base de un sólo ingrediente.

Assaf declaraba en una entrevista con Well And Good que una de sus ambiciones es contribuir a la aceptación de la marihuana como materia prima en productos de bienestar para el público general.

Sin duda el cannabis parece tener potencial para alcanzar ese estatus, tanto que los gobiernos ya no ponen trabas a este tipo de avances gracias a la legalización.

Feminismo feminismo cannabis líder revolución legalización

¿FEMINISMO CANNÁBICO?

Además de esa ambición, Assaf tiene otro objetivo. Le gustaría reducir los estereotipos que rodean a la marihuana y su relación con las mujeres. En su entrevista menciona otro aspecto extremadamente importante:

"¿Por qué es tan fácil para algunas mujeres conseguir una receta para medicamentos que alivien sus dolores o problemas de sueño, pero todavía es tan complicado explorar el potencial terapéutico de esta planta? ¿Por qué sigo sintiéndome avergonzada por ser la única persona que come alimentos con cannabis en una fiesta? Me he dado cuenta de que mi nueva misión tiene que ser educar a las mujeres acerca de los beneficios del cannabis para la salud y crear espacios donde los hombres prueben productos cannábicos saludables por primera vez."

Con la ralentización del fin de la prohibición todavía existe el riesgo de que algunos pacientes se vean privados de medicinas, productos de bienestar y un estilo de vida que muchos deciden escoger.

Por esta razón, la lucha por la normalización del cannabis sigue siendo necesaria en todos los frentes. La relación de las mujeres con la hierba podría formar un frente que con el apoyo de otros sectores acabe con la prohibición de una vez por todas.

Por eso, el trabajo de Assaf y otras muchas mujeres es crucial. Este tipo de actitudes cambian las reglas del juego al modificar la percepción del cannabis y cómo se puede aplicar a muchos aspectos de la sociedad en su conjunto.

En la entrevista, Assaf va más allá y añade que muchos consumidores de productos cannábicos, como pastillas, tinturas y tópicos, parecen experimentar mejores resultados que con algunos productos farmacéuticos recetados por sus médicos en casos de enfermedades graves como ansiedad, trastornos por estrés postraumático e incluso epilepsia.

Assaf parece haber resumido el objetivo en nombre del feminismo cannábico. Pero, ¿qué es eso exactamente? Es un término que Assaf describe con estas palabras: "Es un movimiento de mujeres que reclaman el poder del cannabis y su potencial para el bienestar femenino. Básicamente, queremos cambiar la imagen del cannabis y normalizar su consumo, para que más mujeres descubran los beneficios de la planta para la salud".

Assaf incluso se atreve a afirmar que el feminismo cannábico ofrece la oportunidad a las mujeres de tomar el control del sector de la marihuana y convertirlo así en el primer sector que alcanza los miles de millones de dólares siendo dirigido por ellas.

Este objetivo parece ambicioso y quizás aislacionista según el punto de vista de algunos. Sin embargo, su lado brillantemente positivo es el fortalecimiento del vínculo entre el cannabis como hierba saludable y su inclusión en el estilo de vida y los productos de bienestar femeninos.

 

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar