El cultivo guerrillero de cannabis para principiantes

Published :
Categories : cultivo de Cannabis

El cultivo guerrillero de cannabis para principiantes

El cultivo guerrillero es el cultivo en un lugar o espacio exterior secreto y oculto que no esté en tu propio jardín, usualmente en la naturaleza que no pueda ser descubierto fácilmente.


¿Qué es el cultivo guerrillero?

El cultivo guerrillero es el cultivo en un lugar o espacio exterior secreto y oculto que no esté en tu propio jardín, usualmente en la naturaleza que no pueda ser descubierto fácilmente. Una ventaja del cultivo guerrillero es que es muy improbable que alguien tome las plantas puesto que están sembradas en un lugar público. Desafortunadamente, no puedas garantizar que los animales salvajes no las tomen antes que tú lo hagas, por lo cual es importante escoger un buen lugar para el cultivo.

Escoge un lugar para el cultivo
El primer paso en el cultivo guerrillero es encontrar un buen lugar para plantar el cannabis. Trata de encontrar un lugar no muy lejos de una fuente de agua. Querrás buscar un lugar donde no habrá muchos visitantes o trabajadores durante todo el año. Los parques nacionales muy visitados, los lugares públicos, y los senderos que son mantenidos por empleados no serán los mejores lugares. Los mejores lugares son aquellos de difícil acceso, como un lugar lejos del sendero u oculto entre los arbustos.
cultivo de cannabis guerrilla
Alista una coartada
No permitas que te atrapen. Es importante que tengas una buena historia en caso de que alguien pregunte lo que estás haciendo. Si está cerca de un lago, trae equipo de pesca contigo. También puede ser binoculares o cuerdas y decir que estás observando aves o escalando. Si te atrapan muy rápido, tal vez sea momento de encontrar un nuevo lugar.

Cubre tus huellas
Evita dejar marcas obvias que conduzcan a tu lugar de cultivo. Toma una ruta diferente cada vez y si estás dejando huellas, echa algo de tierra sobre ellas mientras caminas. Dejar un camino obvio es una forma fácil de que alguien descubre tu planta.

Comienza el cultivo
Si quieres que tus plantas crezcan mucho y produzcan libras en lugar de onzas, se recomienda sembrar los clones o cultivar tus semillas en un espacio interior durante el invierno. Querrás plantar tus semillas y colocarlas bajo algunas luces artificiales. Una vez hayan empezado a brotar un poco, podrás replantarlas en tu lugar de cultivo. Si no tienes un espacio interior para empezar el cultivo, podrás plantar tus semillas en un espacio exterior, pero no obtendrás los mejores resultados.
la germinación de semillas de cannabis
Dirígete al lugar de cultivo guerrillero en primavera
Terminado el invierno y llegada la primavera, es hora de plantar tus plantas de cannabis. Si ya las has cultivado en un espacio interior, deberás acostumbrarlas a la luz solar poniéndolas en un espacio exterior durante algunas horas cada día. Coloca tus plantas en una caja o toma tus semillas y dirígete al lugar de cultivo guerrillero que hayas elegido.

Cava un agujero profundo
Luego, deberás cavar un agujero profundo para plantar tu cannabis. Puedes agregar un poco de pre-mezcla, perlita o cristales absorbentes de agua para retener la humedad y obtener raíces más fuertes. Recuerda, cuanto más fuerte la raíces, más fuerte la planta, y una planta más fuerte significa mayor cantidad de producto.

Planta tu Cannabis guerrillero
Si ya has comenzado a cultivar en el invierno lo cual es altamente recomendado, coloca tus plantas en tus mezclas de tierra en los agujeros. Riega agua a tus plantas hasta que la tierra esté bien húmeda. Si aún tiene semillas en este punto, plántalas en la mezcla de tierra y riega agua hasta humedecer la tierra.
planta de marihuana
Protege tu planta
La única desventaja el cultivo guerrillero, es que tus plantas de cannabis serán susceptibles a los animales salvajes y las pestes. Puedes colocar alambrada de gallinero alrededor de tu planta para mantener a los animales salvajes lejos, especialmente si estás en una zona de siervos. También querrás utilizar algún tipo de control de pestes en el área para proteger tu planta.

Riega tus plantas
Es extremadamente importante que mantengas tus plantas con agua para prevenir que mueran. Cada vez que no llueva por más de 10 días consecutivos, debes ir y regar tus plantas. Asegúrate de regar tu planta lo suficiente para saturar completamente las raíces. Si estás cerca de una fuente de agua, puedes usar una bomba manual barata para regar tus plantas.

Comprueba si hay pestes
Cada vez que riegues tu planta, comprueba si hay pestes. A lo largo de los tallos encontrarás daños si hay chinches comiendo de la planta. Deberás tratar estas pestes inmediatamente ya que los chinches pueden matar tu planta.
Cuidado con los bichos en sus plantas de cannabis
Remueve las plantas macho
Si usaste semillas en lugar de clones, tus plantas comenzarán a mostrar su sexo a finales del verano. Las plantas macho tienen flores que parecen pequeños racimos de banano y las plantas hembra tienen pequeños cabellos blancos que emanan de los puntos donde las ramas y los tallos se unen. Remueve todas las plantas macho antes de que éstas tengan la oportunidad de llenar los capullos de las plantas hembras de semillas.

Alimenta tus plantas
Al finalizar el verano, deberás agregar algo de alimento para plantas para obtener los máximos resultados de tu planta. Intenta agregar algunos ingredientes y suplementos como guano de murciélago alrededor de las raíces y riégale agua. Aplica poco nitrógeno y busca alimentos para plantas que contengan fósforo y potasio. Esos nutrientes te ayudarán a obtener la mayor cosecha de tus plantas.

Evita el exceso de humedad en el otoño
Es tan crucial mantener tus plantas con agua en el verano, como lo es mantener los capullos secos en el otoño para evitar que se pudran. Sacude el exceso de humedad de la lluvia de tus capullos cada vez que visites tus plantas. Si tus plantas empiezan a pudrirse, recoge tu cosecha antes para evitar que se pudran aún más.

Recoge tu cosecha
Cuando se caen las hojas y surgen los colores, es hora de recoger la cosecha de tus plantas. Querrás escoger un momento cuando nadie más esté afuera, quizá temprano en la mañana o en un día nublado. Trae un contenedor de color sólido grande contigo como un botellón de cinco galones que pueda cerrarse para evitar que alguien pueda oler o ver tus plantas. Coloca las ramas dentro del contenedor con el extremo cortado hacia abajo para mantener tus cálculos intactos. Trabaja rápido. Una vez te encuentres en un lugar seguro, puedes secar y cortar tus plantas. Luego, estarás listo para fumar, vaporizar o incluso elaborar comestibles con tus cultivos recién cosechados y podrás prepararte para el año siguiente.

rendimiento de malezas

Comprar Semillas de Marihuana AutoflorecientesComprar Semillas de Marihuana FeminizadasComprar Medical Cannabis Seeds